¿De qué debo asegurarme antes de adquirir la vivienda?

Uno de los aspectos más importantes es comprobar la vivienda. Debemos comprobar que  no está alquilada, ya que la normativa vigente otorga a los inquilinos un derecho de adquisición preferente del inmueble frente a terceros. De todas formas, para poder comprar la casa, hay que esperar a que el contrato de arrendamiento termine.

También hay que preguntar a la Comunidad de Propietarios si el propietario está o no al corriente del pago de las cuotas de comunidad con el fin de que las pendientes queden liquidadas y no deba pagarlas el comprador. Igualmente, hay que comprobar en el Departamento de Urbanismo del Ayuntamiento la situación urbanística de la vivienda. También habrá que asegurarse en el mismo Ayuntamiento de si el vendedor ha satisfecho el Impuesto de Bienes Inmuebles (IBI).

Hay que solicitar al actual propietario los últimos recibos, tanto de la comunidad de propietarios como del IBI, así como los estatutos de la comunidad y un plano general de la vivienda si lo tuviera. También hay que desconfiar de todos los documentos privados que no estén fiados ante notario. Para asegurarse, lo mejor es exigir una fotocopia de la Escritura de la compraventa, dado que es posible que en la descripción de la vivienda proporcionada por el Registro la superficie reflejada en metros cuadrados no coincida con la señalada por la Escritura. En ella, también se puede comprobar el estado de cargas de la finca, o incluso, también en la notaría.

No se ha podido encontrar la URL de especificaciones de gadget.