¿Qué sucede si no hay testamento?

En ausencia de testamento todo iría para los hijos, mientras que al cónyuge le correspondería el usufructo de una tercera parte.

En tal caso la ley es la encargada de establecer quienes son los herederos del inmueble.

En este caso, ¿habría que hacer algún trámite adicional?

Cuando no existe testamento hay que tramitar una declaración de herederos abintestato (sin testamento).

Así, cónyuge, descendientes y ascendientes directos podrán hacer esta declaración en una notaría.

Mientras que los parientes más lejanos lo tendrán algo más complicado, deberán hacer dicha declaración en el juzgado que corresponda a la vivienda habitual del fallecido.

No se ha podido encontrar la URL de especificaciones de gadget.