CONSULTORIO‎ > ‎Guía para Avales‎ > ‎

¿Qué pasa cuando el avalado no paga la deuda?

Por ley, la entidad está obligada a respetar los plazos para ejecutar el aval en caso de que el deudor haya dejado de pagar la deuda.

Normalmente el plazo es de tres meses aunque depende de cada caso.

Transcurrido este plazo, el avalista tiene que pagar al banco las cantidades debidas por el titular del préstamo, las penalizaciones y los gastos derivados del contencioso.

No se ha podido encontrar la URL de especificaciones de gadget.