¿Dónde se pueden instalar?

Estas casas tienen la consideración de bien inmueble y, por tanto, pueden instalarse en terrenos urbanizables.

Su instalación requiere las autorizaciones administrativas de cualquier vivienda: proyectos visados en el colegido de arquitectos y las licencias municipales correspondientes.

En este sentido, hay que diferenciar entre las casas que están ancladas al suelo por obra –que requieren acometida de agua, energía eléctrica y alcantarillado– y las casas que no se anclan de forma definitiva al terreno, que deben tener una fosa séptica independiente, depósitos de abastecimiento de agua y generador propio de luz.

En el segundo caso, son consideradas como bienes mobiliarios, según el artículo 335 del Código Civil y, por tanto, pueden ser instaladas en suelo rústico.