¿Qué es la enervación de la deuda?