¿Qué establece la ley española sobre los desahucios?

La actual Ley de Arrendamientos Urbanos permite al propietario llevar a juicio al inquilino por impago de acuerdo con lo establecido en la Ley de Enjuiciamiento Civil.

No obstante, ésta fue modificada el 24 de diciembre de 2010, cuando entró en vigor la Ley 19/2009 llamada de la Ley de Medidas de Fomento y Agilización Procesal del Alquiler, -coloquialmente conocida como la Ley de "desahucio exprés"-, que modificó la antigua normativa.

Esta modificación establece los siguientes puntos:

  • Permite presentar a un mes de impago una reclamación en el juzgado para cobrar las rentas y desalojar al moroso. No obstante, el inquilino siempre estará a tiempo de no ser expulsado si paga todas las mensualidades retrasadas.

  • Será necesario citar al inquilino para una vista oral, sin más condiciones.

  • Además, en esta nueva legislación se permite que todo el procedimiento de denuncia y desalojo se realice a través de un juicio verbal.

  • La sentencia condenatoria del "desahucio exprés" permite llevar a cabo el desalojo en el día y hora fijados por el juez.

  • El propietario podrá perdonar parte de la deuda al inquilino si éste decide abandonar de manera voluntaria en el plazo máximo fijado que no podrá superar los 15 días, sin ulteriores trámites. Lo que mejora sensiblemente las condiciones anteriores, ya que antes se podía tardar de seis meses a un año.

  • El propietario ya no se verá obligado en todos los casos a prolongar el contrato de alquiler durante cinco años. Si necesita la vivienda para uso propio, para que la usen sus padres, hijos o cónyuge en los casos de sentencia firme de divorcio o nulidad matrimonial, puede desalojar al inquilino, siempre que se especifique en el contrato.

No se ha podido encontrar la URL de especificaciones de gadget.