¿Cómo se lleva a cabo un embargo hipotecario?

El embargo hipotecario supone un largo periodo, desde que el titular de la vivienda deja de abonar el préstamo hipotecario, hasta que definitivamente tiene que salir del piso o la casa por orden judicial.

Son cinco las fases en las que se puede dividir un proceso de este tipo:

  1. Morosidad: No se ha iniciado todavía el procedimiento judicial.

  2. Pre-ejecución: Cliente y banco pueden negociar el abono de las cuotas impagadas. Si no se llega a ningún acuerdo, se pasa a la siguiente fase.

  3. Ejecución hipotecaria: Una demanda tras la que se fijará la fecha de la subasta del inmueble.

  4. Subasta: El inmueble puede ser adjudicado, suspendido o desierto.

  5. Lanzamiento: Implica la notificación definitiva del juzgado, que se personará en la vivienda del encausado. En este punto, aunque todavía se puede optar por la negociación con el banco, es difícil conseguir un buen resultado.

No se ha podido encontrar la URL de especificaciones de gadget.