¿Cómo se puede afrontar un embargo?

Todos los expertos financieros coinciden en señalar que la hipoteca es la primera deuda que pagan los españoles, frente a otras como las de préstamos de consumo y personales, mucho más propicios a los impagos.

Precisamente por ello, los expertos aconsejan negociar con la entidad financiera para lograr alguna solución intermedia, en el caso de que una familia sufra problemas económicos que le impidan pagar su hipoteca.

En esa negociación, se puede solicitar, por ejemplo, un aplazamiento de la deuda; un periodo de carencia (en el que no se paguen intereses, y sólo se amortice capital); o una prolongación de la vida del crédito.

En general, son medidas que alivian la situación a corto plazo, aunque hay que tener en cuenta que pueden ser peligrosas a largo plazo.

No se ha podido encontrar la URL de especificaciones de gadget.