¿Cuándo se considera que una persona es morosa?

Las entidades financieras consideran que el titular de un préstamo hipotecario es deudor cuando han transcurrido tres meses en los que ha dejado de abonar el importe correspondiente de la cuota hipotecaria.

En un primer momento, la entidad se pone en contacto con el cliente para advertirle del impago de las cuotas.

Si la actitud persiste, el banco o caja pueden enviar una notificación oficial al domicilio del cliente, para que conste oficialmente que ha recibido esa información sobre su deuda.

No se ha podido encontrar la URL de especificaciones de gadget.