¿Qué gastos tiene una hipoteca?

Además de la cuota mensual y de las comisiones estipuladas por la entidad, la concesión de un préstamo hipotecario conlleva otra serie de gastos previos a su tramitación y derivados de la misma:

  • Tasación:
    • el coste de la valoración que realiza la empresa tasadora para que la entidad conceda la hipoteca lo asume el prestatario.

    • Es una acción obligatoria exigida por la entidad, pero su realización no asegura la concesión del préstamo.

  • Nota simple:

    • el prestatario también debe abonar al Registro de la Propiedad en el que esté inscrito la vivienda que quiere comprar los gastos de una nota simple en la que se refleje la titularidad del inmueble y se verifique que el mismo está libre de cargas.

  • Notaría:

    • se trata de los honorarios del notario que formaliza la hipoteca en Escritura Pública.

  • Impuesto de Actos Jurídicos Documentados (IAJD):

    • es un impuesto con el que Hacienda graba la primera copia en Escritura Pública de la hipoteca.

    • Es común para vivienda nueva (que está grabada a su vez por el Impuesto sobre el Valor Añadido o IVA) y vivienda usada (que está grabada a su vez por e Impuesto de Transmisiones Patrimoniales o ITP).

    • La vivienda de protección oficial queda exenta del IAJD.

    • El importe de este gasto suele ser del 0,5% sobre el valor total, pero varía en función de la región donde se sitúe la vivienda, ya que este gravamen está transferido a las Comunidad Autónomas.

  • Registro de la Propiedad:

    • una vez formalizada la hipoteca en Escritura Pública y liquidados los impuestos, se ha que inscribir la vivienda en el Registro de la Propiedad correspondiente bajo la titularidad del prestatario.

  • Comisiones:

    • son una serie de gastos que cobra la entidad bancaria por una serie de actuaciones.

    • Por ejemplo, por las gestiones y el análisis que debe realizar para verificar la solvencia del cliente (comisión de estudio), por la formalización del préstamo (comisión de apertura), por la modificación del contenido del contrato (comisión por novación), por el pago adelantado de parte de la deuda hipotecaria (comisión por amortización anticipada) o por cancelar la hipoteca (comisión por cancelación o desistimiento), entre otras.

    • No siempre son fijas, depende de la hipoteca que ofrezca cada entidad.

No se ha podido encontrar la URL de especificaciones de gadget.