¿Cómo se constituye el contrato?

El propietario del inmueble debe tener varias licencias: para poder ejercer el uso turístico del inmueble, para la apertura, la de primera ocupación de alojamientos, la de zonas comunes, la de la cédula de habitabilidad, para prestar servicios.

Todo esto debe cumplir con las competencias que exija la legislación de la Comunidad Autónoma en la que se encuentre.

Asimismo, el propietario tiene la obligación de contratar varios seguros (hogar, incendios, responsabilidad civil…). También se debe reflejar en el Registro de la Propiedad y debe constituirse en la Escritura Pública.

En la Escritura se deben detallar todas las características de la finca en cuestión: los servicios comunes del piso (piscina, garaje, jardín, etc.), el periodo concreto del régimen de aprovechamiento por turnos, el mobiliario del inmueble y su valor, los periodos de mantenimiento y reparaciones, los gastos de la comunidad, etc.

Los cambios en las condiciones de este régimen solo podrán ser realizados por el propietario que figure en el Registro, con el beneplácito de la empresa que preste los servicios y el de la comunidad de titulares y deben reflejarse en la Escritura.

No se ha podido encontrar la URL de especificaciones de gadget.