¿Cómo lograr que una novación hipotecaria resulte exitosa?

En la actualidad, la mayor parte de las hipotecas con cambios en sus condiciones inscritas en los registros se deben a modificaciones en los tipos de interés. Es muy difícil, por no decir imposible, que una entidad financiera acceda a ampliar, por ejemplo, el importe concedido inicialmente, aunque sí que suele ser común que los hipotecados con problemas de impago puedan solicitar un aplazamiento de la deuda.

Si se quieren cambiar las condiciones de la hipoteca, lo más recomendable es dirigirse antes a otra entidad financiera y proponer una subrogación de la hipoteca. De este modo, podrán presentarse en la entidad habitual las nuevas –y, teóricamente, mejores– condiciones para que ésta acceda a las pretensiones del cliente y la negociación sea mucho más fluida.

No se ha podido encontrar la URL de especificaciones de gadget.