¿En qué se diferencia la novación hipotecaria de la subrogación?

La principal diferencia entre la operación de novación hipotecaria y la de subrogación es que la segunda supone, en términos generales, el cambio de un préstamo hipotecario desde la entidad en la que un cliente lo tiene contratado a otro banco.

Es decir, se trata de una operación con la que se fomenta la competencia entre entidades financieras al permitir al ciudadano escoger una oferta mejor de la que tenga actualmente, sin demasiadas trabas burocráticas.

Es la baza con la que juegan los clientes para que su banco originario les cambie las condiciones de su hipoteca.

En el caso de la novación, se trata del paso previo, es decir, la renegociación de las condiciones del préstamo sin tener por qué acudir a otra entidad.

No se ha podido encontrar la URL de especificaciones de gadget.