¿Cómo puedo reclamar?

Cuando las obras no salgan como deseas, tarden más de lo previsto u ocasionen algún desperfecto extra sin recibir ninguna solución, el propietario puede reclamar.

En un principio, hay que intentar solucionar el problema hablando con el profesional.

No obstante, si esta vía no da resultado puedes recurrir a la vía judicial.

Para empezar, deberás redactar una carta donde expliques el motivo de tu queja y enviarla con acuse de recibo o por conducto notarial para poder demostrar que la reclamación ha sido enviada y recibida.

Si el profesional no acepta la reclamación formal o no tiene seguro de responsabilidad, se deberá recurrir al sistema de arbitraje de la empresa. Incluso si esta vía no funciona, se puede recurrir a juicio.

Si quieres evitar que la empresa o el profesional vuelvan a perjudicar a otro cliente, puedes poner una denuncia presentando una reclamación en la oficina del consumidor de tu localidad o en el Ayuntamiento. No obtendrás indemnización alguna, pero sí la empresa recibirá una sanción.

No se ha podido encontrar la URL de especificaciones de gadget.