¿Tengo que pedir algún tipo de permiso?

En función de la magnitud de la obra es necesario pedir permisos oficiales.

Para una obra menor, como cambiar el inodoro o los azulejos del baño, normalmente no hace falta obtener ningún permiso oficial y el dueño de la casa puede hacerlo de forma privada.

No obstante, cuando entra en la reforma la necesidad de aumentar la superficie habitable o afecta a la convivencia con el resto de los vecinos o a las partes comunes de la estructura del edificio, es recomendable comunicárselo al presidente de la Comunidad. De esta manera, estarán avisados para cuando los obreros tengan que utilizar el ascensor o el descansillo para trasladar y depositar los escombros o hacer ruidos.

Cuando se obtenga la aprobación vecinal, es necesario solicitar un permiso o licencia de obras ante el servicio de urbanismo del Ayuntamiento de la localidad. Para ello, se deben detallar los datos del propietario, de la propiedad y de las obras que se van a realizar, con el presupuesto estipulado, e incluso, con fotos.

Diez días después de recibir toda la documentación la administración dará una respuesta.

En caso de hacerlo sin ninguna autorización oficial, el propietario no tendrá defensa ante alguna denuncia y estaría cometiendo una infracción urbanística.

No se ha podido encontrar la URL de especificaciones de gadget.