07. Régimen del suelo y derecho a urbanizar

La Ley 8/2007, de 28 de Mayo, de Suelo, sustituye a la Ley 6/1998 de 13 de Abril, del Régimen del Suelo y Valoraciones, a la que deroga y modifica los restos del Real Decreto Legislativo 1/92 de 26 de junio que aprobó el Texto Refundido de la Ley sobre Régimen del Suelo y Ordenación Urbana. Pese a todo, el citado RDL sigue y seguirá puesto que la disposición final segunda de la Ley 8/2007, delega en el Gobierno, por un año, a contar desde su entrada en vigor, la potestad de dictar un Real Decreto Legislativo, que refunda el texto de la Ley 8/2007 con los preceptos que queden vigentes del Real Decreto Legislativo 1/1992 de 26 de Junio, por el que se aprueba el texto Refundido de la Ley sobre Régimen del Suelo y Ordenación Urbana, aclarando, regularizando y armonizando la terminología y el contenido dispositivo a la nueva Ley.

El carácter dispositivo de las normas contenidas en la Ley de Suelo, que se aplicará sin perjuicio de las normas forales, se ampara, según la propia ley dice, en diversos títulos constitucionales tales como:

  • El carácter de condiciones básicas de la igualdad en el ejercicio de los derechos.

  • El cumplimiento de los correspondientes deberes constitucionales, y en su caso, en bases del régimen de las Administraciones Públicas.

  • Planificación general de la actividad económica y protección del medio ambiente, etc.

Es de aplicación directa en las ciudades de Ceuta y Melilla con dos precisiones:

  1. Potestad para reducir el porcentaje de reserva de vivienda sometida a algún régimen de protección pública y determinar posibles destinos del patrimonio público del suelo que podrán ser ejercidas directamente en el plan general.

  2. Poder incrementar – del 15% normalmente - hasta un 20% el porcentaje de cesión a favor de la Administración en el plan general, en actuaciones o ámbitos en los que el valor de los solares o su incremento sea sensiblemente superior al medio de los incluidos en su misma clase de suelo.

Leer más