12. La venta de bienes muebles a plazos

Es obvia la importancia que tienen las compras de bienes muebles con precio aplazado, así como su financiación. La legislación de venta a plazos debe encuadrarse en el marco jurídico de protección a los consumidores tanto a nivel comunitario como nacional.

La LVPBM está formada por una Exposición de Motivos y 16 artículos, que se distribuyen en tres capítulos , tres disposiciones adicionales, una disposición transitoria, una derogatoria y tres finales.

La ley de 1/2000 de Enjuiciamiento Civil de 7 de enero, ha derogado y modificado algunos de sus preceptos.

Regula los contratos de venta a plazos de bienes muebles corporales, no consumibles e identificables, de los contratos de préstamo destinados a facilitar su adquisición y de las garantías que se constituyan para asegurar el cumplimiento de las obligaciones nacidas de los mismos.

Una de las partes entrega a la otra una cosa mueble corporal y ésta se obliga a pagar por ella un precio cierto de forma total o parcialmente aplazada en tiempo superior a 3 meses desde la perfección del mismo.

Se consideran bienes identificables aquello en los que conste la marca y número de serie o fabricación de forma inseparable, en alguna de sus partes fundamentales o que tenga alguna característica distintitva que excluya razonablemente su confusión con otros bienes.

No se señala ni un máximo o mínimo de plazos pero su cuantía no debe ser inferior a la que se señale reglamentariamente.

Leer más