19. La aceptación y la repudiación

Las formas de aceptación: la aceptación simple

Artículo 998 CC: "La herencia podrá ser aceptada pura y simplemente, o a beneficio de inventario".

La aceptación "pura y simple" convierte al heredero en responsable de todas las cargas y deudas de la herencia "no sólo con los bienes de ésta, sino también con los suyos propios" (artículo 1003 CC).

La aceptación "a beneficio de inventario" no modifica la situación patrimonial del heredero en cuanto deudor frente a los acreedores de la herencia, en el sentido de que sólo ha de responder de las deudas hereditarias con los bienes propios de la herencia.

La aceptación expresa

El segundo párrafo del artículo 999 CC establece que aceptación expresa "es la que se hace en documento público o privado", exigiendo, pues, forma escrita, lo que implica la imposibilidad de que manifestaciones verbales del llamado a la herencia sean hábiles para su adquisición.

La aceptación tácita

Para el tercer párrafo del artículo 999 CC, aceptación tácita "es la que se hace por actos que suponen necesariamente la voluntad de aceptar, o que no habría derecho a ejecutar sino con la cualidad de heredero".

Artículo 1000 CC: "Entiéndese aceptada la herencia:

  1. Cuando el heredero vende, dona o cede su derecho a un extraño, a todos sus coherederos o a alguno de ellos.

  2. Cuando el heredero la renuncia, aunque sea gratuitamente, a beneficio de uno o más de sus coherederos.

  3. Cuando la renuncia por precio a favor de todos sus coherederos indistintamente; pero, si esta renuncia fuere gratuita y los coherederos a cuyo favor se haga son aquéllos a quienes debe acrecer la porción renunciada, no se entenderá aceptada la herencia".

Artículo 1002 CC: "Los herederos que hayan sustraído u ocultado algunos efectos de la herencia, pierden la facultad de renunciarla, y quedan con el carácter de herederos puros y simples, sin perjuicio de las penas en que hayan podido incurrir".

La aceptación a beneficio de inventario

La solicitud del beneficio de inventario

Artículo 1010 CC: "Todo heredero puede aceptar la herencia a beneficio de inventario, aunque el testador se lo haya prohibido. También podrá pedir la formación de inventario antes de aceptar o repudiar la herencia, para deliberar sobre este punto".

Artículo 1011 CC: "La aceptación de la herencia a beneficio de inventario podrá hacerse ante Notario, o por escrito ante cualquiera de los Jueces que sean competentes para prevenir el juicio de testamentaría o abintestato".

Artículo 1012 CC: "Si el heredero a que se refiere el artículo anterior se hallare en país extranjero, podrá hacer dicha declaración ante el Agente diplomático o consular de España que esté habilitado para ejercer las funciones de Notario en el lugar del otorgamiento".

La solicitud de beneficio de inventario corresponde a todos y cada uno de los coherederos, pero no exige que el conjunto de herederos llegue a una voluntad unánime o mayoritaria al respecto, ni tampoco supone que, en el caso de que sea sólo un heredero el que solicita beneficio de inventario, dicho régimen haya de ser aplicable a los restantes coherederos (artículo 1007 CC).

El plazo de solicitud

Según los artículos 1014, 1015 y 1016 CC:

  1. En caso de que el heredero tenga en su poder los bienes de la herencia o bien una parte de ellos. En tal supuesto, los plazos de 10 días o 30 días se computan desde el día en que supiese ser heredero.

  2. En el supuesto de que el heredero haya aceptado la herencia de forma expresa o la hubiera gestionado como heredero (aceptación tácita), los plazos considerados se contarán desde el mismo día de la aceptación.

  3. En el caso de que el heredero haya sido objeto de la interpelación judicial (artículo 1005 CC), el cómputo de los 10 días o 30 días comenzará "el día siguiente al que expire el plazo que el Juez le hubiese fijado para aceptar por repudiar la herencia".

El inventario de los bienes hereditarios

La solicitud de beneficio de inventario "no producirá efecto alguno si no va precedida o seguida de un inventario fiel y exacto de todos los bienes de la herencia, hecho con las formalidades previstas". (artículo 1013 CC).

La regla general es que, ante Juez o ante Notario, el heredero ha de promover la citación de los acreedores de la herencia y de los legatarios "para que acudan a presenciarlo si les conviniere" (artículo 1014.2 CC).

Respecto a los plazos para la realización del inventario (artículo 1017 CC), la regla general es que el inventario habrá de comenzarse dentro de los 30 días siguientes a la citación de los acreedores y legatarios y deberá terminarse dentro de los sesenta días siguientes a aquel en que se hubiere iniciado.