19. La aceptación y la repudiación

Artículo 998 CC: "La herencia podrá ser aceptada pura y simplemente, o a beneficio de inventario".

La aceptación "pura y simple" convierte al heredero en responsable de todas las cargas y deudas de la herencia "no sólo con los bienes de ésta, sino también con los suyos propios" (artículo 1003 CC).

La aceptación "a beneficio de inventario" no modifica la situación patrimonial del heredero en cuanto deudor frente a los acreedores de la herencia, en el sentido de que sólo ha de responder de las deudas hereditarias con los bienes propios de la herencia.

El segundo párrafo del artículo 999 CC establece que aceptación expresa "es la que se hace en documento público o privado", exigiendo, pues, forma escrita, lo que implica la imposibilidad de que manifestaciones verbales del llamado a la herencia sean hábiles para su adquisición.

Para el tercer párrafo del artículo 999 CC, aceptación tácita "es la que se hace por actos que suponen necesariamente la voluntad de aceptar, o que no habría derecho a ejecutar sino con la cualidad de heredero".

Leer más