12. La sucesión forzosa: las legítimas

Legítimas y libertad de testar

La eterna tensión entre la libertad testamentaria y el establecimiento de un sistema de legítimas o de sucesión forzosamente impuesta al causante, es una cuestión que difícilmente nadie, ni ningún sistema normativo, puede afirmar superada, ni de forma inconcusa.

Reflexiones históricas

Como es natural, el legislador ha de fijar un sistema sucesorio en el que se encuentra implicada la tensión entre la libertad de testar y la fijación de una cuota reservada de forma obligatoria en favor de los familiares del testador o causante, pero lo cierto es que casi ninguno de los sistemas normativos evolucionados ha establecido de forma absoluta alguno de ambos sistemas, sino generalmente una combinación de ambos.

La legítima en el Código Civil

Líneas básicas de la regulación

La existencia de legítima implica una restricción de la libertad testamentaria, que se trata de una imposición establecida por el legislador al causante, en beneficio de las personas más cercanas a él y que forman parte de su círculo familiar.

Artículo 806 CC: "Legítima es la porción de bienes de que el testador no puede disponer por haberla reservado la ley a determinados herederos, llamados por esto herederos forzosos".

En consecuencia:

  • La legítima restringe la facultad dispositiva mortis causa del testador, quien, aunque no lo desee o lo considere injusto, ha de respetarla a favor de sus herederos forzosos.

  • Los herederos forzosos son los descendientes (en su defecto, los ascendientes) y el cónyuge viudo.

  • La legítima es una porción de bienes reservada por la ley. Entendida como una parte o cuota aplicable a cualesquiera bienes hereditarios.

Así pues, podemos decir que la legítima es la parte de la herencia que, por imperativo legal, es atribuida a familiares del testador.

Precisiones terminológicas

La expresión "herederos forzosos" hay que entenderla como "familiares", "legitimarios" o "personas con derecho a la legítima". Tampoco significa que los favorecidos estén forzosamente obligados a aceptar la herencia. Sino que son herederos forzosamente impuestos por la ley al testador.

De ahí que al sistema de legítimas se le conozca también con el nombre de "sucesión forzosa".

Referencia a la legítima en los Derechos forales o especiales

Salvo Galicia, no hay correspondencia alguna entre el sistema legitimario del CC y el de los distintos Derechos forales.

Aragón

Conforme al art. 486 del Código del Derecho Foral de Aragón (CDFA), los únicos legitimarios de un causante que fallezca bajo vecindad civil aragonesa son sus descendientes y colectivamente, pues, a diferencia del derecho común, no existe en Aragón derecho a legítima material individual.

La cuantía de la legítima es la mitad del caudal. El caudal hereditario se calcula según la fórmula del art. 489 CDFA: relictum (es decir, activo menos pasivo) más donatum (osea, bienes donados en vida) dividido para dos.

La legítima se puede asignar por disposición voluntaria mortis causa, por donación o por sucesión legal (art. 487). El testamento nombrando heredero universal a un extraño habiendo descendientes es válido; en tal caso, sencillamente cabe pedir la reducción de la institución excesiva. Solo pueden pedirla los descendientes.

En la legítima se aplica la sustitución legal conforme a los art. 339 y concordantes, así que no existe en Derecho aragonés la restricción para los descendientes del indigno y desheredado de los arts. 761, 766 y 857 CC.

El pacto sucesorio respetando la legítima colectiva del 50% es completamente inatacable después, aunque aparezcan nuevos legitimarios.

Conviene resaltar que el cónyuge no es considerado legitimario, pero existe un derecho de viudedad con dos fases: en vida de ambos cónyuges es derecho expectante de viudedad, y, tras el fallecimiento del primero, usufructo vidual, universal y vitalicio (arts. 271 a 302 CDFA).

La admisión a trámite de los procedimientos para la obtención de la separación, nulidad y divorcio extinguen el usufructo vidual, pero no lo extingue la separación de hecho de los cónyuges.

La pareja estable no casada (arts. 303 a 315 CDFA) no tiene viudedad ni ocupa la posición del cónyuge viudo en la sucesión legal o abintestato, pero se le reconoce un limitado derecho de ajuar y a residir un año gratuitamente en la vivienda habitual (art. 311).

Cataluña

La legítima asciende a una cuarta parte de los bienes hereditarios, valorados conforme a las reglas del art. 451 Ley 10/2008, y se configura como un mero derecho de crédito del legitimario frente a la herencia, pues la legítima es "el derecho a obtener en la sucesión del causante un valor patrimonial que éste puede atribuir a título de institución hereditaria, legado, atribución particular o donación, o de cualquier otra forma".

En caso de pluralidad de legitimarios, establece el art. 451.6 que "para determinar el importe de las legítimas individuales, hacen número el legitimario que sea heredero, el que ha renunciado a la misma, el desheredado justamente y el declarado indigno de suceder. No hacen número el premuerto y el ausente, salvo que sean representados por sus descendientes".

En línea recta ascendente son legitimarios sólo y exclusivamente los padres o progenitores, cuyo derecho además caduca o se extingue "si el acreedor muere sin haberla reclamado judicialmente o por requerimiento notarial después de la muerte del hijo causante" (art. 451).

Al cónyuge viudo o "conviviente en unión estable de pareja" se le sigue atribuyendo en concepto de legítima la cantidad que sea precisa para atender a sus necesidades, conforme al "nivel de vida que disfrutaba durante la convivencia en pareja", "hasta un máximo de la cuarta parte del activo hereditario líquido".

Galicia

Con la promulgación de la Ley 2/2006 de Derecho Civil de Galicia se establece lo siguiente:

  • Se mantiene la especial significación de los pactos sucesorios (arts. 209 y ss) y, en particular, el régimen de la apartación (arts. 224 a 227).

  • Se declara inexistente la legítima de los ascendientes, pues el artículo 238 únicamente califica como legitimarios a "los hijos y descendientes de hijos premuertos, justamente desheredados o indignos" y al "cónyuge viudo no separado legalmente o de hecho".

  • La legítima de los descendientes queda reducida a "la cuarta parte del valor del haber hereditario líquido que, determinado conforme a las reglas de esta sección, se dividirá entre los hijos o sus linajes" (art. 243).

  • Respecto de la cuantía de la legítima del cónyuge viudo, se distingue entre la situación de concurrencia con descendientes o no. En el primer caso, le corresponderá el usufructo vitalicio de una cuarta parte del haber hereditario (art. 253); mientras que en el segundo, "tendrá derecho al usufructo vitalicio de la mitad del capital". No obstante, "Los cónyuges podrán pactar en escritura pública o disponer en testamento la atribución unilateral o recíproca del usufructo sobre la totalidad o parte de la herencia" (art. 228 a 237).

Islas Baleares

La legítima de los descendientes asciende a la tercera parte del haber hereditario si fueren 4 o menos, y la mitad si excedieren de este número.

La legítima de los ascendientes se limita a los padres, siendo la cuantía una cuarta parte del haber hereditario.

Respecto del cónyuge viudo, el art. 45 de la Compilación establece que "concurriendo con descendientes, la legítima vidual será el usufructo de la mitad del haber hereditario; en concurrencia con padres, el usufructo de dos tercios; y en los demás supuestos, el usufructo universal".

Tales ideas generales, sin embargo, deben verse completadas con cuanto decimos a continuación, pues en esta Comunidad Autónoma hay que significar que el sistema legitimario difiere según sea la vecindad insular del causante.

Navarra

Como afirma la Ley 267 del Fuero Nuevo, "la legítima Navarra consiste en la atribución formal a cada uno de los herederos forzosos de cinco sueldos febles o carlines por bienes muebles y una robada de tierra en los montes comunes por inmuebles. Esta legítima no tiene contenido patrimonial exigible ni atribuye la cualidad de heredero, y el instituido en ella no responderá en ningún caso de las deudas hereditarias ni podrá ejercitar las acciones propias del heredero".

Actualmente, pues, rige en términos materiales la libertad de testar.

País Vasco

En las villas no aforadas y en Bilbao, rige el CC. En la tierra de Ayala la libertad de testar y en el Infanzonado, Llodio y Aramayona, un sistema legitimario que, en su cuantía, asciende a cuatro quintos de los bienes hereditarios.

La normativa fundamental al respecto viene representada por la Ley 3/1992 del Parlamento Vasco, del Derecho Civil Foral del País Vasco.

Para preservar la unidad del caserío guipuzcoano, por su parte, la Ley 3/1992 ha sido modificada por la Ley 3/1999. Conforme a ellas, rigen en Guipúzcoa las normas sobre legítimas del CC, pero con la excepción de la especial sucesión mortis causa en el caserío.

Referencia al debate sobre la posición sucesoria del legitimario

Resultando imposible resumir con mínima corrección un debate que comprende centenares de páginas, habremos de ofrecer una consideración conclusiva que sirva de orientación en su análisis.

En el caso de que el legitimario, viendo respetada su cuota legitimaria, sea instituido heredero testamentario, obviamente cumplida la función propia de la reserva legitimaria, la condición de heredero oscurece o difumina su carácter de legitimario. Igual ocurre en cualquier supuesto de sucesión intestada, pues las reglas propias de este tipo de sucesión absorben la legítima ("donde hay herencia, no hay legítima").

Si la legítima, en cambio, ha sido hecha efectiva, mediante donaciones inter vivos o mediante legado, en modo alguno puede el legitimario pretender una vocación mortis causa a título universal y, por tanto, tener pretensiones de heredero.

Finalmente, si en contra de lo legalmente establecido, hay preterición o se pretende desconocer en términos materiales la legítima, el legitimario afectado puede reclamar el debido cumplimiento, que en tal caso afectará a una porción de bienes (art. 806) y exige configurar la legítima concreta como una pars bonorum, sin llegar a ser pars hereditatis.

No se ha podido encontrar la URL de especificaciones de gadget.