Cuarto‎ > ‎Derecho del Consumo‎ > ‎

08. Compraventa y arrendamiento de viviendas

Las relaciones que se establecen entre empresarios inmobiliarios, ya sean promotores o constructores, y consumidores, son relaciones sometidas al Derecho Civil, y como tales deberían encontrar su marco jurídico en el CC. En la práctica, sin embargo, no se ofrece por el CC una protección clara y genérica a todo consumidor, por lo que se han venido mostrando insuficientes y poco operativas, e insatisfactorios ante la problemática contemporánea y la demanda inherentes a la defensa y protección de los consumidores.

La Ley 57/1968 Reguladora de la Percepción de Cantidades Anticipadas en la Construcción y la Venta de Viviendas encuentra fundamento en la desgraciadamente frecuente situación ante la que se encuentran los cesionarios o adquirentes de viviendas, los cuales deben abonar cantidades anticipadas en relación con la eventual entrega de una vivienda futura; incluso en ocasiones con anterioridad al inicio de la construcción propiamente dicha.

Básicamente, establece una serie de medidas preventivas tendentes a garantizar tanto la aplicación efectiva a la construcción de su vivienda de los medios económicos anticipados por los adquirentes como su devolución en el caso de que aquella no se llevare a efecto.

Leer más