Cuarto‎ > ‎Derecho del Trabajo‎ > ‎

08. Suspensión del contrato de trabajo, excedencias y transmisión de empresa

La suspensión del contrato de trabajo

Configuración general

El contrato de trabajo puede suspenderse por diversas causas, con el efecto de que "la suspensión exonera de las obligaciones recíprocas de trabajar y remunerar el trabajo". (artículo 45.2 ET).

La suspensión se opone y es lo contrario de la extinción del contrato de trabajo. Precisamente, al evitar la extinción contractual, la suspensión se erige en una vía para mantener el contrato de trabajo y la estabilidad en el empleo.

La suspensión se caracteriza por su naturaleza temporal, de manera que, una vez concluida, se reanudan las obligaciones recíprocas transitoriamente suspendidas. Por otro lado, la suspensión exonera de las obligaciones básicas, pero, como el contrato de trabajo sigue vivo, se mantienen las restantes obligaciones. Con carácter general, el trabajador conserva el derecho a la reserva de su puesto de trabajo, de manera que, al cesar las causas legales de suspensión, tiene derecho a la reincorporación a su puesto de trabajo. Este derecho está en la raíz del contrato de interinidad.

En algún supuesto de suspensión se tendrá derecho a percibir prestaciones de la SS. En otros, el trabajador se encontrará en situación asimilada al alta o en alta especial.

En principio, la suspensión supone la baja del trabajador en la SS, aunque hay supuestos en los que se mantiene la obligación de cotizar (por ejemplo, incapacidad temporal, maternidad, paternidad, riesgo durante el embarazo, o riesgo durante la lactancia natural).

En principio, las causas de suspensión son tasadas. No obstante, la autonomía individual y la colectiva pueden establecer causas no previstas legalmente.

Suspensión por acuerdo de las partes

La primera causa es el mutuo acuerdo de las partes. No puede haber vicios en el consentimiento ni causa ilícita.

La segunda causa de suspensión son las consignadas válidamente en el contrato.

Incapacidad temporal

La incapacidad temporal del trabajador es la tercera causa de suspensión del contrato. Al cesar la situación de incapacidad se tiene derecho a la reincorporación, salvo que sea declarada permanente, total o absoluta, o de gran invalidez, en cuyo caso se extingue.

Las situaciones de incapacidad temporal son:

  • enfermedad común o profesional y accidente, sea o no de trabajo, mientras reciba asistencia sanitaria de la SS y esté impedido para el trabajo, con una duración máxima de 365 días, prorrogables por otros 180.

  • períodos de observación por enfermedad profesional en que se prescriba la baja, durante 6 meses prorrogables por otros 6.

Durante la situación de incapacidad temporal, el trabajador, que no recibe su salario a cargo de la empresa, tiene derecho a una prestación económica de la SS.

Si accidente o enfermedad profesional el subsidio se abona desde el día siguiente al de la baja. El día de la baja corresponde íntegro al empresario.

Si enfermedad común o accidente no laboral, el subsidio se abona por la SS a partir del 16 día de baja. Está a cargo del empresario el abono de la prestación al trabajador desde el 4 al 15 día, ambos inclusive.

La obligación de cotizar continúa en la situación de incapacidad temporal.

Maternidad, adopción o acogimiento, paternidad, riesgo durante el embarazo y riesgo durante la lactancia natural

Al cesar la situación de maternidad/paternidad/adopción/acogimiento se tiene derecho a la reincorporación al puesto de trabajo. La trabajadora no recibe su salario a cargo de la empresa, sino a cargo de la SS. La duración será de 16 semanas ininterrumpidas.

El riesgo durante el embarazo y el riesgo durante la lactancia de un menor de 9 meses son causa de suspensión del contrato, con los efectos asimilables del párrafo anterior.

Cumplimiento del servicio militar o de la prestación social sustitutoria

El cumplimiento del servicio militar o prestación social sustitutoria es causa de suspensión del contrato de trabajo. Esta causa ha desaparecido para los trabajadores españoles pero sigue existiendo para los trabajadores extranjeros que tengan que realizar el servicio militar en su país de origen.

Privación de libertad del trabajador sin que exista sentencia condenatoria

La privación de libertad del trabajador, mientras no exista sentencia condenatoria firme, es causa de suspensión del contrato de trabajo. Debe ser comunicada por el trabajador a la empresa, e igualmente la libertad provisional.

Suspensión de empleo y sueldo por razones disciplinarias

La suspensión de empleo y sueldo por razones disciplinarias es causa de suspensión del contrato de trabajo. Durante el tiempo de suspensión no hay que mantener en alta ni cotizar por el trabajador.

Causas económicas, técnicas, organizativas o de producción

El empresario puede suspender el contrato de trabajo por causas económicas, técnicas, organizativas o de producción, con arreglo a lo previsto en el artículo 47 ET y al procedimiento que se determine.

Fuerza mayor temporal

El contrato de trabajo puede ser suspendido por causa derivada de fuerza mayor. El procedimiento se establece en el artículo 51.7 ET. Requiere autorización de la autoridad laboral, a solicitud de la empresa.

La suspensión de los contratos de trabajo en el concurso

Se diferencia porque quien autoriza la suspensión es el juez mercantil. Requiere que el concurso esté ya declarado. Están legitimados para instar la suspensión: la administración concursal; la empresa deudora; y los trabajadores a través de sus representantes legales.

Ejercicio del derecho de huelga

El ejercicio del derecho de huelga es una causa de suspensión del contrato de trabajo. La suspensión exonera de las obligaciones recíprocas de trabajar y remunerar el trabajo. Al cesar el ejercicio, los trabajadores tienen derecho a la reincorporación a sus puestos de trabajo. Durante la huelga, el trabajador permanece en situación de "alta especial" en la SS, suspendiéndose la obligación de cotización por parte del empresario y del trabajador.

Cierre legal de la empresa

El cierre patronal legal es una causa de suspensión del contrato de trabajo y produce, respecto de los trabajadores, los mismos efectos que los ya vistos respecto del ejercicio del derecho de huelga.

Violencia de género

El contrato de trabajo puede suspenderse por decisión de la trabajadora que se vea obligada a abandonar su puesto de trabajo a consecuencia de ser víctima de violencia de género.

La duración inicial de la suspensión no puede exceder de 6 meses, salvo que la tutela judicial requiera la continuidad de la suspensión.

Ejercicio de cargo público representativo

El ejercicio de cargo público "representativo" es causa de suspensión del contrato de trabajo. Desde el cese en el cargo, el trabajador tiene un plazo máximo de 30 días naturales para la reincorporación a su puesto de trabajo. Está estrechamente relacionada con la excedencia forzosa por ejercicio de cargo público que a su vez está relacionada con el cumplimiento de un deber inexcusable de carácter público.

Las excedencias: forzosa, por cuidado de familiares, por puestos públicos incompatibles y otros supuestos de excedencia y la excedencia voluntaria

Excedencia forzosa

La excedencia forzosa se configura como un supuesto de suspensión del contrato de trabajo. Da derecho a la "conservación del puesto" y al cómputo de la antigüedad. El reingreso debe ser solicitado dentro del mes siguiente al cese en el cargo correspondiente. Ej: ejercicio de cargo público electo.

Excedencia por cuidado de familiares

Son dos los supuestos previstos. El primero es el derecho de los trabajadores a un período de excedencia, de duración no superior a 3 años, para atender al cuidado de cada hijo. El período se cuenta desde la fecha de nacimiento o de resolución judicial de adopción. El segundo supuesto es el derecho de los trabajadores a un período de excedencia, de duración no superior a 2 años, para atender al cuidado de un familiar hasta el segundo grado de consanguinidad o afinidad, que por razones de edad, accidente, ..., no pueda valerse por sí mismo, y no desempeñe actividad retribuida.