Cuarto‎ > ‎Derecho del Trabajo‎ > ‎

13. Huelga, cierre patronal y proceso de conflicto colectivo

Contenidos

  1. 1 El artículo 28.2 de la Constitución, "la falta de la inexcusable Ley postconstitucional" y el todavía vigente Real Decreto-Ley 17/1977, de 4 de marzo
  2. 2 Titularidad: trabajadores autónomos, trabajadores extranjeros y funcionarios públicos
    1. 2.1 Trabajadores por cuenta y dependencia ajenas y no trabajadores autónomos
    2. 2.2 Trabajadores extranjeros
    3. 2.3 Funcionarios públicos
  3. 3 Concepto y función del derecho de huelga y huelgas ilegales y abusivas
  4. 4 Los límites del derecho de huelga y cuestiones conexas
    1. 4.1 El mantenimiento de los servicios esenciales de la comunidad
    2. 4.2 Límites a la libertad del empresario, huelgas abusivas (de nuevo), servicios de seguridad y mantenimiento y proporcionalidad y sacrificios mutuos
    3. 4.3 Libertad de empresa y derecho de huelga y huelga en casos de subcontratación
    4. 4.4 La no sustitución (interna) de los huelguistas por otros trabajadores de la empresa y la "anestesia" o paralización durante la huelga de algunos poderes empresariales
    5. 4.5 La imposibilidad de utilizar el dato de la afiliación sindical para detraer los salarios correspondientes al período de huelga
    6. 4.6 Cláusulas antiabsentismo y primas antihuelga
    7. 4.7 Las libertades comunitarias (de establecimiento y libre prestación de servicios) como límite del derecho de huelga
  5. 5 La titularidad y las facultades individuales y colectivas del derecho de huelga
  6. 6 La dinámica del ejercicio del derecho: preaviso, comité de huelga, piquetes y publicidad de la huelga, servicios de seguridad y mantenimiento, pactos de fin de huelga y huelga y desempleo
  7. 7 Efectos del ejercicio del derecho de huelga
    1. 7.1 La suspensión del contrato de trabajo
    2. 7.2 La no percepción del salario
    3. 7.3 Poder disciplinario y huelga
    4. 7.4 Huelga y seguridad social
  8. 8 La tutela judicial, administrativa y penal
    1. 8.1 La tutela judicial
    2. 8.2 La tutela administrativa y penal
  9. 9 El cierre patronal
    1. 9.1 Cierre patronal y Constitución
    2. 9.2 Cierre patronal y legalidad ordinaria
    3. 9.3 La dinámica del cierre patronal
    4. 9.4 Los efectos del cierre patronal
  10. 10 Proceso de conflicto colectivo
    1. 10.1 Ámbito, legitimación y partes
    2. 10.2 Conciliación y mediación, demanda, urgencia y preferencia y sentencia
    3. 10.3 Ejecución de las sentencias recaídas en procesos de conflictos colectivos estimatorios de pretensión de condena y susceptibles de ejecución individual

El artículo 28.2 de la Constitución, "la falta de la inexcusable Ley postconstitucional" y el todavía vigente Real Decreto-Ley 17/1977, de 4 de marzo

El artículo 28.2 CE "reconoce el derecho a la huelga de los trabajadores para la defensa de sus intereses", añadiendo que "la ley que regule el ejercicio de este derecho establecerá las garantías precisas para asegurar el mantenimiento de los servicios esenciales de la comunidad".

La CE entiende, así, que el derecho de huelga es un derecho fundamental indispensable para afirmar los derechos de los trabajadores y para que éstos se aproximen a una situación de mayor equilibrio respecto de quienes están dotados de mayor poder (los empresarios). Según el TC, el derecho de huelga es funcional a la consecución de la igualdad real y efectiva.

Ocurre que el derecho de huelga es un derecho peculiar, pues causa perjuicios a la contraparte y a los ciudadanos que se ven involucrados en los conflictos.

En la actualidad, es todavía el RD-Ley 17/1977 sobre relaciones de trabajo (RDLRT) la norma que regula el derecho de huelga. El RDLRT fue objeto de un recurso de inconstitucionalidad resuelto por el TC en la STC 11/1981. El caso es que el RDLRT es ininteligible, y en todo caso inaplicable, si no se le acompaña de la STC 11/1981. Actualmente, la jurisprudencia constitucional sigue llamando la atención sobre "la falta de la inexcusable Ley postconstitucional" a la que se refiere el precepto constitucional y los múltiples problemas que dicha falta causa.

Titularidad: trabajadores autónomos, trabajadores extranjeros y funcionarios públicos

Trabajadores por cuenta y dependencia ajenas y no trabajadores autónomos

La CE reconoce el derecho a la huelga de los "trabajadores", sin mayor concreción. Pero los titulares del derecho son los trabajadores por cuenta y dependencia ajenas, de forma que sólo es aplicable a las personas que "prestan en favor de otro un trabajo retribuido", sin que se extienda a otras categorías profesionales.

Trabajadores extranjeros

En la actualidad, los trabajadores extranjeros son titulares del derecho de huelga y lo pueden ejercer "en las mismas condiciones que los españoles".

La jurisprudencia constitucional había declarado incompatible con la CE la anterior exigencia legal de que los extranjeros estuvieran autorizados a trabajar, por entender que el derecho de huelga, al igual que la libertad sindical, es un derecho que corresponde a toda persona.

Funcionarios públicos

El TC ho ha establecido con claridad si los funcionarios públicos son o no titulares del derecho de huelga. Siendo indiscutible que los funcionarios son titulares del derecho de libertad sindical, aun cuando el artículo 7 CE emplea la misma expresión de "trabajadores" que el artículo 28 CE, se ha discutido doctrinalmente que los sean del derecho de huelga.

En la actualidad el EBEP, entre los "derechos individuales que se ejercen de forma colectiva", incluye el "ejercicio de la huelga, con la garantía del mantenimiento de los servicios esenciales de la comunidad". Asimismo establece que "quienes ejerzan el derecho de huelga no devengarán ni percibirán las retribuciones correspondientes al tiempo en que hayan permanecido en esa situación sin que la deducción de haberes que se efectúe tenga carácter de sanción, ni afecte al régimen respectivo de sus prestaciones sociales". Finalmente, el EBEP califica de falta muy grave "el incumplimiento de la obligación de atender los servicios esenciales en caso de huelga".

Por otra parte, algunos funcionarios públicos no pueden ejercer el derecho de huelga. Tal es el caso de los funcionarios de las Fuerzas Armadas (incluidos los adscritos al CNI), de la Guardia Civil y del Cuerpo Nacional de Policía.

Concepto y función del derecho de huelga y huelgas ilegales y abusivas

De conformidad con el RDLRT, el ejercicio del derecho de huelga ha de realizarse necesariamente mediante "la cesación de la prestación de servicios". Las huelgas rotatorias, las efectuadas por los trabajadores que presten servicios en sectores estratégicos con la finalidad de interrumpir el proceso productivo, las de celo o reglamento y, en general, cualquier forma de alteración colectiva en el régimen de trabajo distinta de la huelga, se considerarán actos ilícitos y abusivos.

Los límites del derecho de huelga y cuestiones conexas

El mantenimiento de los servicios esenciales de la comunidad

La CE establece que la ley que regule el ejercicio del derecho de huelga establecerá las garantías precisas para asegurar el mantenimiento de los servicios esenciales de la comunidad. Es éste, por consiguiente, el límite expreso que el derecho de huelga encuentra en el propio texto constitucional.

Según el TC, el criterio de interpretación del derecho de huelga debe ser el de la mayor amplitud posible del derecho y de la restricción del límite a lo necesario.

Límites a la libertad del empresario, huelgas abusivas (de nuevo), servicios de seguridad y mantenimiento y proporcionalidad y sacrificios mutuos

La STC 11/1981 realiza la afirmación de que el derecho de huelga es también un derecho a limitar la libertad del empresario.

El derecho de huelga no extingue el contrato de trabajo, ni puede ocasionar ningún otro perjuicio al huelguista, sino que el empresario ni puede sustituir a los huelguistas por otros trabajadores, ni tampoco puede sustituir a los trabajadores en huelga por la vía de celebrar contratos de puesta a disposición con una empresa de trabajo temporal. También el empresario tiene limitado el poder de cierre patronal.

Libertad de empresa y derecho de huelga y huelga en casos de subcontratación

Epígrafe excluido de examen.

La no sustitución (interna) de los huelguistas por otros trabajadores de la empresa y la "anestesia" o paralización durante la huelga de algunos poderes empresariales

Epígrafe excluido de examen.

La imposibilidad de utilizar el dato de la afiliación sindical para detraer los salarios correspondientes al período de huelga

Epígrafe excluido de examen.

Cláusulas antiabsentismo y primas antihuelga

Epígrafe excluido de examen.

Las libertades comunitarias (de establecimiento y libre prestación de servicios) como límite del derecho de huelga

Epígrafe excluido de examen.

La titularidad y las facultades individuales y colectivas del derecho de huelga

El derecho de huelga, si bien es de titularidad individual, requiere necesariamente para su ejercicio la concertación entre los trabajadores.

La dinámica del ejercicio del derecho: preaviso, comité de huelga, piquetes y publicidad de la huelga, servicios de seguridad y mantenimiento, pactos de fin de huelga y huelga y desempleo

El acuerdo de declaración de la huelga ha de ser comunicado al empresario o empresarios afectados y a la autoridad laboral por los representantes de los trabajadores. Se trata del llamado "preaviso" de la huelga, que es de 5 días naturales a su fecha de iniciación.

La comunicación de la huelga ha de contener, entre otros extremos, la composición del comité de huelga a quien corresponde "participar en cuantas actuaciones sindicales, administrativas o judiciales se realicen para la solución del conflicto".

Los trabajadores en huelga pueden "efectuar publicidad de la misma, en forma pacífica, y llevar a efecto recogida de fondos sin coacción alguna". Implica el derecho a requerir de otros la adhesión a la huelga y a participar, dentro del marco legal, en acciones conjuntas.

Efectos del ejercicio del derecho de huelga

La suspensión del contrato de trabajo

El ejercicio del derecho de huelga es una causa de suspensión del contrato de trabajo. La suspensión exonera de las obligaciones recíprocas de trabajar y remunerar el trabajo. Al cesar el ejercicio del derecho de huelga, los trabajadores tienen derecho a la reincorporación a sus puestos de trabajo.

La no percepción del salario

Los huelguistas no perciben su salario. La huelga repercute, de forma proporcional a su duración, sobre el salario base, sobre los complementos salariales, sobre la retribución del descanso semanal, y sobre las gratificaciones extraordinarias.

Sin embargo, la huelga no afecta, ni a la duración de las vacaciones anuales, ni a la retribución de esas vacaciones. Tampoco repercute sobre la retribución de los días festivos, salvo que coincidan con la semana de huelga.

Las ausencias por huelga no computan como faltas de asistencia al trabajo que pueden dar lugar a un despido objetivo.

Poder disciplinario y huelga

Huelga y seguridad social

La tutela judicial, administrativa y penal

La tutela judicial

La tutela administrativa y penal

El cierre patronal

Cierre patronal y Constitución

Cierre patronal y legalidad ordinaria

La dinámica del cierre patronal

Los efectos del cierre patronal

Proceso de conflicto colectivo

Ámbito, legitimación y partes

Conciliación y mediación, demanda, urgencia y preferencia y sentencia

Ejecución de las sentencias recaídas en procesos de conflictos colectivos estimatorios de pretensión de condena y susceptibles de ejecución individual


No se ha podido encontrar la URL de especificaciones de gadget.