24. Las obligaciones contractuales

Dentro de las relaciones privadas de tráfico externo de contenido patrimonial, el contrato es hoy instrumento principal para el intercambio de bienes, servicios y derechos patrimoniales.

El contrato es el principal vehiculo jurídico que permite la circulación de bienes, servicios y derechos patrimoniales. El contrato es fuente de las obligaciones aunque no la única, ya que la ley hace nacer otro tipo de obligaciones, las extracontractuales (arts. 1902 y ss CC).

En los casos de tráfico externo, se vincula este instrumento con una pluralidad de ordenamientos jurídicos, y las partes tienen la posibilidad de someter el contrato a uno u otro ordenamiento (autonomía de la voluntad). El poder de la autoreglamentación de los particulares también se manifiesta por la existencia de unos contratos internacionales, normalmente de mayor importación económica sujetos a los llamados usos del comercio internacional y el sometimiento de las diferencias surgidas entre las partes por la vía del arbitraje comercial internacional que se ubicará en el llamado “Derecho mercantil internacional” rector de la actividad del comerciante.

Una cuestión central reside en identificar ante qué autoridad se puede o debe plantear la solución de las diferencias litigiosas si surgieran entre las partes (competencia judicial internacional), distinta de la cuestión de saber conforme a qué normas van a resolverse tales diferencias (Derecho aplicable). En materia de contratos internacionales esta diferencia es particularmente relevante dado que con frecuencia el juez competente se verá obligado a aplicar las normas imperativas de su propio OJ; de modo que no será indiferente plantear la demanda en un Estado o en otro.

Leer más