Parte 3: El objeto del proceso penal