Cuarto‎ > ‎Filosofía del Derecho‎ > ‎

02. La ciencia y la ciencia jurídica. Los modelos de ciencia jurídica

La distinción de tres planos en el discurso (ontológico, lógico y epistemológico) es, como sabemos, la clave del planteamiento filosófico del que se parte aquí. Nos vamos a centrar ahora en el epistemológico, esto es, en el plano de los criterios según los cuales se puede conocer lo que es la cosa. Por tanto, es este el plano de la reflexión en torno a las condiciones de posibilidad del conocimiento de una cosa: bajo qué patrones lógicos y metodo-lógicos se puede decir algo sobre ella. Es decir, estamos en el plano del discurso que es propio de la teoría del conocimiento o, simplemente, de la epistemología.

Ahora bien, los conceptos de ciencia, conocimiento científico o método científico resultan equívocos; por ello, han sido formulados de muy diversas maneras y en función de ideologías muy distintas. Una descripción interesante de este panorama, en un intento de clarificar el contenido del concepto, es la ofrecida por Gustavo Bueno en la siguiente clasificación de los posibles sentidos del término conocimiento científico:

  1. Ciencia como saber hacer, es decir, como arte o técnica especial. Sería el caso de la ciencia practicada por el abogado, el artesano, el médico o arquitecto.

  2. Ciencia como sistema de proposiciones derivadas de principios. Es el sentido en que se entendía de la Edad Antigua y en la Edad Media; a él se adecuan, por ejemplo, el filósofo escolástico y el teólogo.

  3. Ciencia en el sentido moderno: la ciencia experimental, como lo son las modernas ciencias naturales. El caso más representativo sería el de la ciencia practicada por los científicos de laboratorio.

  4. Ciencia en el sentido contemporáneo de "ciencias" humanas, "ciencias" sociales, "ciencias" culturales, etc. Aquí encajarían disciplinas tales como las ciencias de la educación, las ciencias económicas, las ciencias de la información, etc. Figuras típicas de "científicos" en este sentido serían las de los profesionales de la comunicación, los pedagogos, los sociólogos, los psicólogos...

La tercera acepción es la que ha condicionado todo el pensamiento contemporáneo desde Kant. La proyección de este modelo al ámbito filosófico general llevó a la pretensión de sustituir toda filosofía por la ciencia en sentido físico-matemático, entendida como el modelo universal de conocimiento. En consecuencia, esta acepción de ciencia se ha tomado, a veces, como el patrón metodológico desde el que se enjuicia y valora toda forma de conocimiento.

Leer más