Bienes prohibidos


Al revés de los preferentes, los poderes públicos prohíben o limitan la producción de determinados bienes y servicios por su falta de interés general o por sus efectos perniciosos (drogas, bebidas alcohólicas de alta graduación, labores del tabaco,...).