Impuestos sobre consumos específicos


Impuestos indirectos que recaen sobre el consumo de algunos productos y que están justificados en muchas ocasiones para disuadir determinados hábitos (consumo de tabaco, alcohol), para evitar que se generen externalidades negativas o porque se pretendan gravar en mayor medida los bienes que tienen una demanda más rígida.