Progresividad


Se entiende que un programa de ingresos o gastos públicos es progresivo cuando genera un efecto redistributivo tal, que favorece proporcionalmente más a los individuos (u hogares) de renta más baja que a los de rentas altas.