Recomendaciones y dictámenes de la UE


En ningún caso tienen carácter normativo y su finalidad es servir de orientación a las políticas o actuaciones concretas de los Estados miembros.