13. Poesía de exaltación

La poesía lírica

Se denomina "lírica" toda poesía que expresa la actitud personal y los sentimientos íntimos de su autor.

En la Grecia clásica estas poesías se cantaban,  acompañadas de la lira: de ahí su nombre.

Si los temas de la poesía épica son predominantemente objetivos o exteriores, los de la poesía lírica son esencialmente subjetivos o interiores. De ahí que la poesía lírica sea la que con más fidelidad refleja el espíritu humano. Leyendo una obra lírica nos acercamos al alma de su creador y comprendemos plenamente los sentimientos y las pasiones que en ella se mueven.

Clases de poemas líricos

Según las distintas clases de sentimientos que el poeta exprese, la obra resultará con características especiales y se designará con distintos nombres.

La lírica del entusiasmo

El poeta se siente arrebatado ante algo grandioso que le admira y le subyuga. Entonces escribe una oda, es decir, un canto de alabanza.

El estilo de las odas es solemne y musical.

Entusiasmo religioso: Llamamos oda sagrada a la que se inspira en la adoración y el amor a Dios. En el Antiguo Testamento este sentimiento aparece en los salmos de David.

Las literaturas paganas tienen también cantos de exaltación a sus dioses; así se escribían, por ejemplo, el peán, dedicado a Apolo, y el ditirambo, dirigido a Baco.

Entusiasmo patriótico: El poeta se exalta ante su patria y canta su grandeza, prorrumpiendo en un himno o canto de exaltación patriótica.

Otras veces, se trata de celebrar un hecho de armas, una brillante victoria. Entonces escribe una oda heroica.

La poesía bucólica

La dulzura y la belleza del campo han inspirado la llamada poesía bucólica.

En general, caracteriza a la poesía bucólica su falsedad y artificio. El campo está visto con demasiada suavidad y los pastores no tienen ningún carácter de realidad.

Sus clases: Distinguiremos tres tipos de poesía bucólica: el idilio, la égloga y la anacreóntica.

Idilio: La palabra "idilio" significa pequeña imagen o visión del campo. Es una poesía descriptiva, tierna, sencilla y breve.

A veces se juntan en ella personajes mitológicos o pastoriles, que expresan sus sentimientos.

Égloga: Análoga por su tema al idilio, la égloga es de mayor amplitud y extensión. La égloga puede ser:

  • descriptiva de la belleza del campo, o

  • dialogada, en la que el poeta finge una conversación entre pastores.

Anacreóntica: Cuando la exaltación de la vida campestre se refiere a los placeres sensuales que el campo procura, singularmente el amor y la mesa, la oda se llama anacreóntica, por haber cantado estos temas, primero que nadie, el poeta griego Anacreonte.

No se ha podido encontrar la URL de especificaciones de gadget.