01. La dimensión de la escritura

Todo el mundo puede constatar que las escrituras presentan entre sí diferencias de tamaño más o menos marcadas. A continuación detallamos las principales clases que pueden hallarse y su significado.

Escritura grande

Se considera que una escritura es grande cuando sus letras bajar tienen una longitud superior a un promedio aproximado de tres milímetros. Denota generalmente el impulso vital, la actividad, una conciencia de sí mismo más o menos fuerte, una necesidad de afirmación, una tendencia a la extraversión. Comporta a menudo un elemento de emotividad y de imaginación. En un contexto desfavorable, puede significar: el orgullo, la exaltación, la necesidad de llamar la atención, la suficiencia y la falta de realismo. La escritura grande pertenece a menudo a las estrellas, a los políticos y en general a todas las personas que experimentan una necesidad de representación.

Escritura pequeña

A la inversa, la escritura pequeña es la que tiene menos de dos milimetros ( siempre en las letras bajas).

Esta escritura, que “favorece la rapidez y la concentración de los movimientos”, revela la simplicidad, la modestia, la fatroversión, el sentido crítico, la objetividad. Puede significar también el repliegue sobre sí mismo, la inseguridad, el recogimiento, a veces hasta un complejo de inferioridad. Generalmente, quien tiene una escritura menuda da prioridad al objeto en las relaciones subjetivas. Es una clase dominate entre los intelectuales (en el sentido general de las palabras).

Escritura de grandes movimientos extendidos

Volvamos, como contraste, a una modalidad de la escritura grande: la escritura llamada “de grandes movimientos extendidos” (más adelante).

Indica el orgullo y la vanidad, el carácter intrigante, la necesidad casi irresistible de aparentar y de brillar, de hablar para no decir nada. Si es armoniosa, lo cual es bastante raro, pertenece a artistas que dan prueba de una imaginación creativa y de facultades de inventiva, pero acompañadas por una dosis de autosatisfacción.

Escritura exagerada

En general se considera exagerada toda escritura que vulnera las normas caligráficas en el sentido de una amplificación excesiva( más raramente una dimensión). Aunque está en relación principalmente con el género “dimensión”, concierne también a la presión (demasiado gruesa o demasiado fina), la velocidad (damasiado lenta o demasiado precipitada),etc.

Indica el carácter excesivo, la impulsividad, la exaltación, el desorden, el orgullo, y, llevada al límite, el desequilibrio.+

Escritura extendida

Se dice que una escritura es extendida cuando las letras se desarrollan de manera más o menos marcada en el sentido de la anchura.

En el mejor de los casos, hallamos en esta escritura un elemento de confianza en sí mismo, de sociabilidad, de complacencia, de apertura a los demás.

El escritor necesita expansión y contactos exteriores. Es este sentido de extraversión el que confiere igualmente el espíritu de empresa y un alto grado de imaginación. La extensión muy exagerada corresponde con frecuencia a personas charlantanas, imprudentes, revoltosas, malgastadoras y, si la escritura es también filiforme, inconsistentes y que huyen de sí mismas.

Escritura comprimida

La escritura en la que las letra están comprimidas en su extensión y las palabras se encuentran separadas por muy poco espacio se llama comprimida.

La encontramos entre la gente tímida, modesta, que experimenta una cierta dificultad en manifestarse o siente necesidad de recogimiento. En un contexto negativo, y sobre todo si hay ángulos, puede revelar avaricia, carácter envidioso, ganar de llevar la contraria, mezquindad y maldad. En un contexto positivo, indica firmeza, capacidad para concentrar las fuerzas, sentido de la organización.

Escritura espaciada

No hay que confundir la escritura espaciada con la escritura extendida. Mientras que en esa última son las letras las que aparecen espaciadas en las palabras, en aquélla son las palabras las que aparecen muy separadas una de las otras en las líneas: el escritor hace, en suma, un uso más o menos amplio de los espacios en blanco entre las palabras. En la mayoría de los casos, existe también un marcado espaciamiento entre las líneas.

Si el contexto es favorable, indica orden, claridad, mesura, buen sentido, lucidex, espíritu independiente. En el caso contrario, y sobre todo si el espaciamiento es exagerado, nos hallamos ante personas introvertidas, con tendencias al aislamiento, a quienes el contacto social les resulta difícil y, en el peor de los casos, con carácter que carecen de unidad y de coherencia, dispersos y despilfarradores.

Escritura aireada

Esta clase, que deriva de la escritura espaciada, ha sido caracterizada por la importancia armoniosa de los blancos en la página, es decir, en un contexto de buenas proporciones, de orden, de claridad y de mesura. El aire parece correr entre las líneas.

La escritura aireada denota un buen equilibrio general, un juicio objetivo e independente, facilidad en los contactos ( aunque selectivos) y adaptabilidad. Si comporta además combinaciones originales, permite deducir un alto nivel de inteligencia creadora.

Escritura apretada (entre las palabras y las líneas)

Una escritura es apretada cuando los espacios entre las palabra o el interlineado son más o menos reducidos, como si el escritor intentara hacer caber la mayor cantidad posible de palabras en los renglones y un máximo de renglones en el documento. El conjunto del grafismo adquiere así un aspecto más o menos compacto.

Si el medio gráfico es favorable, esta escritura donota prudencia, circunspección y reflexión, reserva, capacidad de concentrarse (campo de conciencia más bien estrecho), sentido de econimía,discreción, autocontrol de los instintos y de los impulsos.

En el caso contrario, el significado más general es el de egoísmo: el escritor se muestra avaro y parsimonioso, no da nada y no se entrega fácilmente (introversión). Carece de confianza en sí mismo y da muestras de recelo. Si la escritura apretada está acompañada por un trazo anguloso, estamos en la vía de la agresividad. Cuando una letra inicial de mayor tamaño se aprieta contra las restantes, nos hallamos ante un índice muy seguro de sobrevaloración por parte del escritor, que así compensa sus ambiciones no realizadas.

Escritura baja

La escritura baja no debe ser confundida con la escritura pequeña: recibe esta denominación la caligrafía en la que las letras llamada “exteriores” (es deci4r, las que tienen prolongaciones hacia arriba o hacia abajo) no sobrepasan, o sobrepasan por muy poco, la altura del resto de las letras. La escritura pequeña puede no ser baja... del mismo modo que una escritura baja puede no ser pequeña.

Hay que remarcar que la escritura baja es señal de simplicidad, de modestia, de madurez, de introversión, de tendencia aconcentrar la energía en la realización más que en la abstracción. Puede también indicar un yo un poco débil, la resignación, el temor a afirmarse o a comprometerse.

Escritura prolongada

(Nota hay tres tipos)

Al contrario de la escritura baja, la escritura prolongada es aquella en la que las letra exteriores sobrepasan considerablemente las dimensiones de las otras letras. Se pueden presentar tres casos: prolongadas hacia arriba, prolongadas hacia abajo, y prolongada a la vez hacia arriba y hacia abajo.

Escritura prolongada hacia arriba

Esta clase de escritura, llamada también sobreelevada, es aquella en la que la parte superior o hampa de las letras tiene tendencia a ascender. A menudo hasta la letra “p” se prolonga hacia arriba.

Indica en el escritor aspiraciones intelectuales, idealistas, incluso espirituales o místicas, cuyo valor está evidentemente en función del contexto; también puede significar la exaltación, la superactividad psíquica, las ideas románticas, la imaginación desordenada, todo acompañado por el orgullo y la autoestima.

Escritura prolongada hacia abajo

En este caso es la parte inferior o jamba de las letras la que tiene tendencia a descender exageradamente.

Denota en general lo que podríamos definir como predominio de la vida instintiva: ese predominio se traduce, como rasgo positivo, en el sentido de la realidad, en el gusto por la concreto y sobre todo, si es una persona dinámica, en el amor por los desplazamientos. En un medio gráfico desfavorable, podría estar sujeta a las tendencias materiales e instintivas que pueden revestir diferentes formas.

Escritura prolongada hacia arriba y hacia abajo

Su significado es raramente favorable. Dentro de un cuadro dominante de extraversión, revela a menudo la insatifacción, la hiperactividad a la vez psíquica y motriz, y la falta de concentración que linda casi con la falta de equilibrio.

Este tipo de escritura, sobre todo cuando la zona media está atrofiada por trazos filiformes que se aplastan contra el renglón ( en este caso se suele hablar de “escritura reducida a un sustrato”), revela por regal general un sentido de inferioridad muy intenso que el escritor trata reiteradamente de compensar: le cuesta vivir sus contradicciones o se halla de algún modo más o menos “descentrado” debido a un conflicto entre lo ambicioso de sus aspiraciones y una capacidad insuficiente para llevarlas a la práctica.

Escritura sobria

A modo de contraste, la escritura sobria se caracteriza precisamente por la moderación de las letras salientes, junto con un elemento de mesura y de simplicidad en todas sus formas. No aparece ningún elemento inútil, ninguna exageración.

Generalmente esta escritura tiene un valor positivo: indica reserva, contención, autodominio, mesura, reflexión prudente. Incluso en un contexto gráfico poco favorable, muestra elementos de buen sentido y ponderación.

No se ha podido encontrar la URL de especificaciones de gadget.