10. Las capitulaciones matrimoniales

Las capitulaciones matrimoniales

Noción inicial

Las Capitulaciones matrimoniales son la escritura pública o el documento en que los cónyuges o los futuros cónyuges establecen las normas de carácter patrimonial aplicables a su matrimonio.

“En capitulaciones matrimoniales podrán los otorgantes estipular, modificar o sustituir el régimen económico de su matrimonio,” pero añade a continuación “o cualquiera otras disposiciones por razón del mismo”. Esto último se refiere al matrimonio.

La naturaleza contractual de las capitulaciones

Debe predicarse el carácter contractual de las capitulaciones matrimoniales dado el hecho de que el CC denominaba al título regulador del régimen económico-matrimonial con la rúbrica oficial Del contrato de bienes con ocasión del matrimonio.

El contenido de las capitulaciones

Contenido típico

La materia propia o típica viene por la fijación del sistema económico- matrimonial que regirá la vida conyugal a partir del otorgamiento de aquélla. La libertad de estipulación de régimen económico del matrimonio, implica que en cualquier momento, los futuros cónyuges pueden sustituir un régimen vigente por otro sistema económico- matrimonial distinto o instituir el régimen patrimonial que deseen.

La circunstancia de que habiéndose de otorgar las capitulaciones matrimoniales en escritura pública, la intervención del notario garantiza el asesoramiento y la adecuada redacción para que se originen los menores problemas y riesgos de interpretación posibles.

Contenido atípico

Tal designación engloba “cualesquiera otras disposiciones por razón del matrimonio” que no tengan por objeto la determinación del régimen económico.

No significa que las estipulaciones “por razón del matrimonio” hayan de tener necesariamente contenido económico, pues al menos las capitulaciones son un “documento público” perfectamente adecuado para llevar a efecto el reconocimiento de un hijo prematrimonial.

La eventual inexistencia del contenido típico

Si los cónyuges en las capitulaciones no expresan el régimen económico se le aplicara el sistema legal supletorio de primer grado (en el CC. el régimen de gananciales).

La prohibición de estipulaciones ilícitas

“Será nula cualquier estipulación contraria a las leyes o a las buenas costumbres o limitativa de la igualdad de derechos que corresponda a cada cónyuge”.

El momento temporal del otorgamiento

La redacción originaria del Código: La inmutabilidad del régimen económico del matrimonio

Hasta el año 1.975, regía el denominado principio de inmutabilidad del régimen económico del matrimonio, de tal forma que una vez celebrado el matrimonio los cónyuges carecerán de facultad alguna de modificar su régimen patrimonial, salvo solicitar judicialmente la separación de bienes en los siguientes casos:

  • Cuando uno de los cónyuges haya sido condenado a una pena que comportarse la interdicción civil.

  • Uno de los cónyuges hubiese sido declarado ausente.

  • Cuando los cónyuges se encontrasen separados judicialmente.

Régimen vigente: la mutabilidad del régimen económico del matrimonio

La ley 14/1.975 declaró “los que se unan en matrimonio podrán otorgar capitulaciones antes o después de celebrarlo... ”. Se ha producido un movimiento pendular de ser inmutable a pasar a ser mutable.

En la Ley 11/1981 se establece que “las capitulaciones matrimoniales podrán otorgarse antes o después de celebrado el matrimonio”. Por lo que ahora se resalta el principio de la mutabilidad del régimen económico del matrimonio.

Los requisitos de capacidad

Los otorgantes de las capitulaciones

A dicho acto pueden concurrir, junto con los (actuales o futuros) cónyuges, otras personas.

La intervención y el consentimiento de los cónyuges es un presupuesto necesario y propio del otorgamiento. No cabe la existencia de capitulación matrimonial alguna si no concurren ambos cónyuges a su otorgamiento. Además, la intervención de los cónyuges es un acto personalísimo, que no puede hacerse mediante un representante. Y la participación de un tercero necesita su consentimiento.

Los menores no emancipados

“El menor no emancipado que con arreglo a la Ley pueda casase podrá otorgar capitulaciones, pero necesitara el concurso y consentimiento de sus padres o tutor, salvo que se limite a pactar el régimen de separación o el de participación”. Los padres o el tutor no ostentan la representación legal del menor, sino que éste actúa por sí solo y en su propio nombre, si bien el precepto comentado impone el complemento de capacidad que supone “el concurso y consentimiento” de quienes son representantes legales del menor.

Los incapacitados

“El incapacitado judicialmente solo podrá otorgar capitulaciones matrimoniales con la asistencia de sus padres, tutor o curador”. Esto es exigible aunque la sentencia de incapacitación habilite al incapacitado para otorgar capitulaciones. A diferencia del supuesto anterior, el complemento de capacidad de su guardador resulta necesario para el incapacitado aunque desee pactar el régimen de separación o el de participación.

La forma de las capitulaciones

Para su validez, las capitulaciones habrán de constar en escritura pública, así pues el otorgamiento de escritura pública constituye un requisito de carácter constitutivo: en defecto de escritura carecerán de validez alguna. Esta conclusión se refiere exclusivamente al contenido típico, pues el contenido atípico se puede instrumentar en cualquier documento público.

La modificación del régimen económico-matrimonial constante el matrimonio

Atendiendo a la jurisprudencia recaída en materia, es más frecuente pasar del régimen de gananciales al de separación de bienes.

La modificación de las capitulaciones preexistentes

“Para que sea válida la modificación de las capitulaciones matrimoniales deberá realizarse con la asistencia y concurso de las personas que intervinieron como otorgantes si vivieren y la modificación afectare a derechos concedidos por tales personas”.

El otorgamiento de capitulaciones y el cambio del régimen económico - matrimonial

No hay en este supuesto modificación de capitulaciones, pero sí de modificación del régimen económico-matrimonial.

La protección de los terceros

“La modificación del régimen económico - matrimonial realizada durante el matrimonio no perjudicara en ningún caso los derechos ya adquiridos por terceros”.

La publicidad de las capitulaciones

Toda inscripción de matrimonio en el Registro Civil se hará mención, en su caso, de las capitulaciones matrimoniales que se hubieren otorgado así como de pactos, resoluciones judiciales y demás hechos que modifiquen el régimen económico del matrimonio. Si aquellas o estas afectaran a inmuebles, se tomara razón en el Registro de la Propiedad, en la forma y los efectos previstos en la Ley Hipotecaria”.

El Registro Civil

La constancia de las modificaciones del régimen económico-matrimonial en el Registro Civil tiene carácter potestativo o facultativo. Ahora bien, las capitulaciones o modificaciones, en caso de existir, que no hayan sido objeto de inscripción en el Registro Civil no serán oponibles a los terceros interesados.

El Registro de la Propiedad

Los terceros de buena fe no pueden verse afectados por capitulaciones matrimoniales efectivamente otorgadas (aunque consten en el Registro Civil) si no han sido objeto de inscripción en el Registro de la Propiedad.

El Registro Mercantil

El Código de Comercio también prevé que en la hoja abierta a cada empresario individual haya una inscripción de las capitulaciones matrimoniales.

La ineficacia de las capitulaciones matrimoniales

La invalidez de las capitulaciones matrimoniales se regirá por las reglas generales de los contratos, ratificando así que, desde el punto de vista normativo, se da por hecha la naturaleza contractual de las capitulaciones. Se establece la vigencia del régimen de gananciales tanto en caso de falta de capitulaciones como cuando éstas sean ineficaces.

La invalidez de las capitulaciones

Procederá la nulidad de las capitulaciones en los siguientes casos:

  • Para su validez, las capitulaciones habrán de constar en escritura pública.

  • Será nula cualquier estipulación contraria a las leyes o a las buenas costumbres y limitativa de la igualdad de derechos que corresponde a cada cónyuge.

Serán meramente anulables las capitulaciones en que exista algún vicio del consentimiento, y en los casos en que el complemento de capacidad requerido a los otorgantes no haya sido observado (menores no emancipados e incapacitados).

La ineficacia en sentido estricto

“Todo lo que se estipule en capitulaciones bajo el supuesto futuro matrimonio quedara sin efecto en el caso de no contraerse en el plazo de un año”. Algunas causas que puedan determinar la pérdida de efectos de las capitulaciones:

  • Basta con que los cónyuges manifiesten su intención de privar de efecto a las capitulaciones anteriormente otorgadas.

  • Cabe, que los cónyuges opten por un sistema matrimonial durante un periodo temporal determinado, mediante la fijación de un término temporal (por ejemplo, separación durante 10 años de matrimonio), o indeterminado a través del recurso a una condición suspensiva o resolutoria.

  • Que las capitulaciones matrimoniales sean objeto de rescisión por fraude de acreedores, sobre todo en los casos de modificación del régimen económico matrimonial que pretende provocar la insolvencia del cónyuge deudor.

No se ha podido encontrar la URL de especificaciones de gadget.