Optativas‎ > ‎Derechos Humanos‎ > ‎

12. Reconocimiento y protección supraestatal

La protección de los Derechos Humanos en el nivel Internacional

Existen dos tipos de garantías de los derechos humanos.

  1. El ámbito supraestatal universal (garantías internacionales), representado por la agrupación de todos los Estados integrados en la Organización de las Naciones y Unidas.

  2. El ámbito supraestatal regional, entendiendo por tal la agrupación de Estados en un Continente o Región. Integran la comúnmente denominada protección internacional regional de los derechos humanos.

En la actualidad, existen tres Organizaciones de carácter regional que disponen de instituciones de carácter permanente para la protección de los derechos humanos: son el Consejo de Europa, la Organización de Estados Americanos y la Organización para la Unidad Africana.

Reconocimiento y protección de los derechos humanos en el ámbito del Consejo de Europa

Convenio Europeo de los Derechos Humanos

Génesis del Convenio

Al aprobar la DECLARACIÓN UNIVERSAL DE DERECHOS HUMANOS, las Naciones Unidas no lograron crear los mecanismos necesarios para la realización efectiva de los derechos humanos.

Los estragos de la 2ª guerra mundial en Europa Occidental convencieron a los dirigentes europeos de la necesidad de forjar una Europa nueva, orientada a una mayor unión y hacia el respeto de los derechos humanos.

Apenas transcurridos cinco meses desde que se aprobó la DECLARACIÓN UNIVERSAL DE DERECHOS HUMANOS, se constituye en Londres el Consejo de Europa el 5 de mayo de 1949 con sede permanente en Estrasburgo. Diez eran sus Estados (Suecia, Noruega, Dinamarca, el Benelux, Reino Unido, Irlanda, Francia e Italia).

Su objetivo según dispone su propio Estatuto, consistirá en realizar una unión más estrecha entre sus miembros a fin de salvaguardar y promover los ideales y los principios que son su patrimonio común, así como favorecer su progreso económico y social.

También figura entre sus fines la salvaguarda y el desarrollo de los derechos humanos y de las libertades fundamentales.

Para cumplir con su cometido, redacta un CONVENIO DE DERECHOS HUMANOS que se sustenta en la convicción de que las libertades fundamentales tienen sus raíces en un régimen político verdaderamente democrático y en una concepción y un respeto comunes a los derechos humanos.

Los ministros de quince países europeos, reunidos en Roma el 4 de noviembre de 1950 firman la CONVENCIÓN EUROPEA PARA LA SALVAGUARDA DE LOS DERECHOS DEL HOMBRE Y DE LAS LIBERTADES FUNDAMENTALES, conocida como la CONVENCIÓN EUROPEA DE DERECHOS HUMANOS, que entra en vigor el 3 de septiembre de 1953.

Posteriormente, se han incorporado a la Convención hasta doce protocolos adicionales, cinco de los cuáles de carácter sustantivo y los siete restantes de carácter procesal, de organización y funcionamiento.

Los derechos reconocidos y protegidos

Primer grupo. Los derechos no derogables Son derechos de protección reforzada como el de la vida, prohibición de tortura, prohibición de tratos inhumanos, prohibición de la esclavitud. La pena de muerte se prohíbe más tarde añadiendo el protocolo nº 6 en su artículo 1.

Segundo grupo. Los derechos mínimos El derecho a la libertad y la seguridad, la limitación de la prisión preventiva, el derecho a la defensa de un procedimiento de hábeas corpus, el derecho a reparación en caso de detención ilegal, El derecho a la tutela judicial efectiva, el derecho a contraer matrimonio y a constituir una familia, el derecho un recurso efectivo ante una instancia nacional, el derecho a no sufrir ningún tipo de discriminación.

Tercer grupo. Los derechos restringidos Se permite a los Estados determinadas facultades de intervención y restricción al libre ejercicio, aunque sometidos a condiciones de legalidad, necesidad y proporcionalidad. Son el respeto a la vida privada y familiar, al domicilio y la correspondencia, G. a la libertad de pensamiento, de conciencia de religión, y la libertad de expresión y de opinión y de comunicación, a la libertad de reunión y asociación y de sindicación.

Cuarto grupo. Los derechos incorporados en protocolos posteriores Vinculan solamente a aquellos Estados que los hubieran ratificado. Son el derecho la propiedad, a la instrucción, a la organización de elecciones libres; son la prohibición de prisión por deudas, la libertad de circulación y residencia dentro del estado; son la prohibición de aplicar la pena de muerte en tiempo de paz; la protección judicial a extranjeros en situación legal sometidos a un procedimiento de expulsión, el derecho a una doble instancia en la jurisdicción penal, el principio " non bis in idem " y la igualdad entre cónyuges.

Alcance y significación del Convenio

La importancia de la Convención está en el hecho de establecer unos mecanismos de garantía y protección de los derechos humanos en ella reconocidos con capacidad para interpretar el texto, declarar las violaciones constatadas, hacer cumplir el Convenio y sancionar las infracciones al mismo proporcionando una justa reparación a la víctima.

La realidad demuestra que el sistema es en la práctica, más audaz que la propia Declaración Universal, puesto que crea por 1ª vez mecanismos supranacionales de carácter regional eficaz y los Estados Miembros se comprometen a reconocer que los individuos poseen derechos regulados en una legislación internacional. Es además el mejor de los sistemas existentes en el ámbito internacional hasta el punto de convertirse en uno de los instrumentos jurídicos más importantes de los Estados que componen el continente europeo. El Tribunal de Estrasburgo ha llegado a definir la Convención como " instrumento constitucional del orden público europeo " a modo de superconstitución común a todos los Estados.

Este Convenio marca un hito importante en la evolución del Derecho Internacional. Ha servido de modelo, por ejemplo, a la CONVENCIÓN INTERAMERICANA DE DERECHOS HUMANOS de 1978.

Una de las particularidades del Convenio es la protección de los derechos que se extienden a todas las personas sujetas a la jurisdicción de un Estado, es decir, a cualquier persona que viva o se encuentre de visita en el país.

También los particulares pueden presentar directamente sus reclamaciones ante el Tribunal. La gran diferencia con el PACTO INTERNACIONAL DE DERECHOS CIVILES Y POLÍTICOS de 1966 radica en que las decisiones del COMITÉ DE DERECHOS HUMANOS establecido por el Pacto, no son obligatorias, mientras que las del TRIBUNAL EUROPEO DE DERECHOS HUMANOS Y LAS DEL COMITÉ DE MINISTROS DEL CONSEJO DE EUROPA sí lo son.

A tener en cuenta que la función y competencia del Tribunal, es estrictamente de carácter subsidiario. No se otorga al Tribunal competencia para lograr una decisión de las autoridades judiciales nacionales y menos aún para derogar una norma jurídica de cualquier Estado pues el Tribunal no constituye una 3ª o 4ª instancia, ni una especie de casación Europea. El Tribunal no juzga la cuestión de fondo y el derecho interno del Estado demandado. Sólo declara la conformidad, o no conformidad, con las disposiciones de la Convención.

La sentencia de Estrasburgo es declarativa y se impone al Estado o Estados que han sido parte en un caso concreto.

Técnicamente el CONVENIO EUROPEO DE DERECHOS HUMANOS tiene el carácter de un TRATADO INTERNACIONAL por el que los Estados Parte asumen voluntariamente la obligación jurídica internacional de respetar los derechos fundamentales que en ella se protegen, por lo cual también se obligan: a) en su orden interno, a establecer un sistema de recursos eficaz, b) en el orden externo, a aceptar la supervisión del cumplimiento de la Convención por el Tribunal y a ejecutar las sentencias bajo la vigilancia del Comité de Ministros y, c) también se obligan a reparar las consecuencias que se deriven de la violación declarada.

El sistema de protección instaurado por el Convenio presenta una estructura un tanto compleja que sólo se comprende si se analiza como resultado de un compromiso político frente a las reticencias de algunos Estados a someterse al control de un órgano jurisdiccional externo.

El sistema quedó compuesto de cuatro instituciones:

  • La Comisión Europea De Los Derechos Humanos

  • El Tribunal Europeo De Los Derechos Humanos

  • El Comité De Ministros

  • El Secretario General

De estos cuatro órganos los dos primeros han sido creados especialmente por el Convenio de Roma y los dos últimos son órganos propios del Consejo de Europa.

Las técnicas de control utilizadas son tres: A) informes de los Estados B) reclamaciones interestatales C) reclamaciones individuales

El procedimiento se ciñe al recientemente admitido Protocolo nº 11 que entró en vigor el 1 de noviembre de 1998, y por el que desaparece la Comisión Europea de Derechos Humanos.

El nuevo sistema de control contenido en el Protocolo nº 11

Ante el constante crecimiento del número de demandas se hizo necesaria una reforma del sistema llevada a cabo por el Protocolo nº 11 que fue firmado ratificado por los Estados contratantes el 14 de mayo de 1994. El nuevo sistema ha entrado funcionamiento el primer día de noviembre de 1998.

Con la instauración de un solo órgano jurisdiccional permanente, con dedicación a tiempo completo, se ha mejorado la eficacia de los medios de protección, reduciendo la duración de los procedimientos y manteniendo un elevado nivel de protección efectiva de los derechos del hombre y sus libertades fundamentales.

El Protocolo nº 11 en su exposición de motivos argumenta que "... a fin de mantener y reforzar la eficacia de la protección de los Derechos Humanos y las libertades fundamentales..., por razón principalmente del aumento de las demandas y del creciente número de miembros del Consejo de Europa ", y añade "... sustituir la Comisión y el Tribunal..., por un nuevo Tribunal permanente ".

Una de las modificaciones importantes ha sido el haber resuelto definitivamente la cuestión de la legitimación activa o " ius standi " del demandante individual. A pesar de que es el individuo el auténtico destinatario de la protección reconocida, no estaba legitimado para constituirse en parte; la propia Comisión y el Tribunal fueron quienes por la vía de su jurisprudencia, concedieron que el demandante individual sí pudiese asistir a la audiencia junto al Delegado de la Comisión lo que se constituyó en una práctica procesal tácitamente aceptada por todos. Y Protocolo nº 9 de 1990 reconoció las personas físicas el derecho de poder solicitar a un Comité de tres jueces que su asunto fuera examinado por el Tribunal... Ha quedado definitivamente reconocido el derecho de acceso al Tribunal, a título de demandante, a la persona individual, organización no gubernamental o grupo de individuos.

Aunque se trata de una reforma ciertamente importante, es de carácter eminentemente procesal y orgánico, no afectando al contenido esencial u objeto de protección de los derechos y libertades. En la reforma introducida debemos destacar: 1º desaparece la antigua Comisión Europea de Derechos Humanos 2º el Secretario General del Consejo de Europa sigue manteniendo su competencia sobre los informes de los Estados 3º el Comité de Ministros abandona las competencias de carácter decisorio conserva solamente las competencias jurídico-políticas de vigilancia y control de la ejecución de la sentencia 4º se establece un órgano judicial único: el nuevo Tribunal

El Tribunal Europeo De Derechos Humanos

Con la reforma procesal introducida con el Protocolo nº 11 queda instaurado como único órgano jurisdiccional el nuevo Tribunal Europeo de Derechos Humanos, con sede en Estrasburgo el cual puede admitir en determinados supuestos y condiciones la posibilidad de un 2º examen del caso, a modo de 2ª instancia.

Los jueces

El Tribunal está compuesto por un número de jueces igual al de Estados Partes. Durante su mandato no podrán ejercer ninguna actividad que se incompatible. La duración del mandato se ha reducido a seis años y el Tribunal se renovará por mitad cada tres; deben cesar a alcanzar la edad de 70 años.

Estructura del nuevo tribunal: El Plenario; la Gran Sala; las Salas; el Colegio de cinco jueces; y los Comités de tres jueces.

Competencia

Se extiende a todos los asuntos relativos a la interpretación y aplicación del Convenio y de sus Protocolos siendo el propio Tribunal quien ejerce los límites de su competencia. El nuevo Tribunal asume además todas aquellas que tenía antes la Comisión de Derechos Humanos relativas a la recepción de las demandas, el examen previo de las demandas individuales, la verificación de las condiciones de admisibilidad, el establecimiento de los hechos y las funciones mediadoras para una composición amigable.

Admisibilidad de las demandas

Básicamente son las siguientes: Agotar los recursos internos; demandas interpuestas en el plazo máximo de seis meses computados desde la decisión interna definitiva; no ser anónimas; que no se trate de cuestiones examinadas ya por el Tribunal o ya planteada ante otra instancia internacional; no ser incompatibles con las disposiciones de la propia Convención o que no sean abusivas.

Sentencias

Las sentencias pronunciadas por la Gran Sala son firmes y ejecutivas. A partir de su firmeza son publicadas y remitidas al Comité de Ministros para el seguimiento y verificación; son siempre motivadas. Si no ha habido unanimidad los disidentes pueden expresar su opinión separada.

Satisfacción equitativa

Cuando no es posible reparar suficientemente las consecuencias de una violación, el Tribunal puede fijar una indemnización o satisfacción equitativa a título de reparación de los daños morales y/o materiales.

Arreglo amistoso

Si esto La posibilidad de llegar a un arreglo amistoso siempre que la solución suponga un absoluto respeto a los derechos de la persona.

Esto era antes cometido de la Comisión mientras que ahora es el Tribunal que se pone a disposición de las partes.

La Carta Social Europea

Se hacía necesario un documento que reconociera explícitamente y protegiera los derechos económicos sociales y culturales. Nació así la CARTA SOCIAL EUROPEA relativa a los derechos colectivos. Firmada en Turín el 18 de octubre de 1961, entró en vigor el 26 de febrero de 1965.

Es el primer Documento de alcance supranacional que sistematiza la protección de los llamados derechos económicos, sociales y culturales.

En su 1ª parte enumera una serie de derechos (19 en total ). en la 2ª parte articula una amplia gama de medidas concretas para garantizar la efectividad de los derechos anteriormente proclamados. Y sin embargo la eficacia de este sistema es relativa debido a los siguientes factores: 1º los Estados Parte no tienen la obligación de aceptar todos los derechos enunciados en la Carta 2º los mecanismos de control de la Carta difieren notablemente de los establecidos por el Convenio de 1950. En la Carta no existe la posibilidad de reclamaciones interestatales, ni individuales. Los mecanismos de control quedan reducidos a un complejo sistema de informes. 3º no existe la obligatoriedad que está presente en el sistema del Convenio de Roma las sanciones se limitan a la publicación de una simple Recomendación, sin obligatoriedad para el Estado.

El sistema establecido por la Carta Social Europea es poco útil pues se queda en el plano del simple reconocimiento de derechos y de buenas intenciones, dejando a la voluntad de los propios Estados el hacerlos o no efectivos.

La Carta de Derechos Fundamentales de la Unión Europea

En la cumbre de Niza, de diciembre de 2000 se proclamó una CARTA DE DERECHOS FUNDAMENTALES. Pero esta Carta tiene sólo valor declarativo no jurídico. Por tanto, razones políticas una vez más, se ha impedido que la Carta de Derechos Fundamentales de la Unión Europea pueda ser ratificada como un Convenio de carácter obligatorio.

Sistema interamericano de protección de los derechos humanos

La Declaración Americana de Derechos y Deberes del Hombre

En Bogotá 30 de marzo al 2 de mayo de 1948 tuvo lugar LA IX CONFERENCIA PANAMERICANA que aprobó la CARTA DE LA ORGANIZACIÓN DE ESTADOS AMERICANOS y que, entre sus principios, incluyó la promoción y protección de los derechos humanos. En su constitución se firmó " LA DECLARACIÓN AMERICANA DE DERECHOS Y DEBERES DEL HOMBRE " Y " LA CARTA DE GARANTÍA SOCIALES ".

Las naciones americanas, herederas de una mayor afinidad cultural, tenían instituciones jurídicas y políticas homogéneas que permitirían establecer principios más firmes, concretos y específicos, con cierta facilidad.

Al proclamar la DECLARACIÓN AMERICANA DE LOS DERECHOS Y DEBERES DEL HOMBRE que " la protección internacional de los derechos debe ser guía principalísima del derecho americano en evolución " se suscitó inmediatamente el problema de determinar el valor jurídico de dicha Declaración. Se sostuvo que se trataba de un documento meramente formal, de ningún valor legal, mientras sus principios no fueran incorporados a uno o varios Pactos y se creara algún Órgano o Institución que los garantizara. Tan sólo el artículo 18 señala que " toda persona puede acudir a los tribunales para hacer valer sus derechos... ". Pero lo cierto es que, si bien reconoce que deben ser garantizados los derechos, no dice cómo, ni crea órganos específicos para su defensa.

La Comisión Interamericana de Derechos Humanos

La Organización de los Estados Americanos crea un Órgano que tiene como misión la de promover el respeto de los Derechos en ella formulados. En 1959 se crea la " COMISIÓN INTERAMERICANA DE DERECHOS HUMANOS ".

Encargada de promover el respeto de tales derechos. El Consejo determinó cuáles serían estos Derechos Humanos, " los consagrados en la DECLARACIÓN AMERICANA DE LOS DERECHOS Y DEBERES DEL HOMBRE ".

En 1966 tiene lugar la 2ª CONFERENCIA EXTRAORDINARIA DE LA OEA que " amplia las facultades de LA COMISIÓN DE DERECHOS HUMANOS y solicita que preste particular atención a la tarea de la observancia de los Derechos Humanos mencionados en ciertos artículos... de la vida, libertad, seguridad e integridad de la persona, igualdad ante La ley, libertad religiosa y de culto, investigación, opinión, expresión y difusión, justicia...".

Esto no convierte aún a la Comisión en Organo jurisdiccional. La Comisión, si puede formular Opiniones de carácter declarativo y efectuar Recomendaciones o Informes periódicos. Es en 1967 cuando se establece para las Repúblicas del Continente Americano una obligación jurídica al aprobarse en Buenos Aires el Protocolo que reforma la Carta de la Organización, cuyo artículo 150 dice "... velará por la observancia de tales Derechos ". Significado muy distinto del simple " promover la observancia ".

El PROTOCOLO DE BUENOS AIRES refrendo, por tanto la existencia de la Comisión y la confirmó como uno de los órganos principales y permanentes de la Organización de los Estados Americanos.

La Convención Americana sobre Derechos Humanos o Pacto de San José de Costa Rica

Ya en 1959 se había presentado un PROYECTO DE CONVENCIÓN DE DERECHOS HUMANOS que se reelaboraría para ser presentado en la III CONFERENCIA INTERAMERICANA EXTRAORDINARIA QUE SE CELEBRÓ EN BUENOS AIRES EN 1967.

Sería aprobado el 22 de noviembre de 1969 por doce Estados con la denominación de " CONVENCIÓN AMERICANA SOBRE DERECHOS HUMANOS " o " PACTO DE SAN JOSÉ DE COSTA RICA ", aunque no entró en vigor hasta el 18 de julio de 1978. El texto se estructura en tres partes:

  1. La 1ª sobre " Deberes de los Estados y Derechos protegidos " que se dedica a la materia u objeto de la protección. Sólo desarrolla derechos civiles y políticos.

  2. La 2ª se ocupa de los órganos de Protección. Establecen dos son Órganos de Control: LA COMISIÓN INTERAMERICANA DE DERECHOS HUMANOS, y LA CORTE INTERAMERICANA DE DERECHOS HUMANOS.

  3. La 3ª integra una serie de disposiciones de carácter general sobre firma, ratificación, enmiendas, etc.

Podemos darnos cuenta de la importante influencia del modelo europeo no sólo sobre los órganos establecidos en la Convención Americana, sino también sobre sus funciones. El sistema americano se muestra tal vez más débil puesto que su problema último no es legal sino político.

Mecanismos extraconvencionales de protección de los derechos humanos

A la COMISIÓN INTERAMERICANA se le habían otorgado importantes competencias en materia de protección de derechos humanos, de competencias no derogadas por la entrada en vigor de la CONVENCIÓN O PACTO DE SAN JOSÉ DE COSTA RICA. Algunas de estas competencias citadas en los artículos 18 y 20 del Estatuto reformado de 1979 son las de desarrollar tres tipos de actividades:

En primer lugar realizar estudios sobre la situación de los derechos humanos en países concretos; 2º lugar estudios de comunicaciones procedentes de particulares sobre la violación de derechos; En tercer lugar un estudios de la situación de los derechos humanos en cualquier Estado miembro de la OEA.

Los derechos humanos en el continente africano

Como consecuencia de la secular y tradicional dependencia económica y política, su inquietud por la promoción y por la protección de los derechos tardía y escasa caben reseñarse dos Organizaciones.

La Liga de Estados Árabes

Fue creada el 25 de marzo de 1945. Tiene entre sus Órganos varias Comisiones especializadas. La " COMISIÓN PERMANENTE DE DERECHOS HUMANOS " fue creada el 10 de diciembre de 1968.

Ni la Comisión ni la propia Liga de los Estados árabes representan propiamente un sistema coherente de promoción y protección de los derechos humanos. La Comisión Permanente ha dirigido sus esfuerzos a la lucha en favor de la " Causa Árabe ", reivindicando la justicia para las poblaciones árabes que viven en territorios ocupados.

Los graves problemas y las continuas luchas han ahogado la posibilidad de una auténtica defensa de los derechos, desviando la atención hacia el problema común: el de la opresión, colonización y explotación por parte de otros pueblos. Tal vez porque, en la situación en que se encuentran los pueblos africanos, ésta es una tarea prioritaria.

La Organización de la Unidad Africana y la Carta Africana de los Derechos del Hombre y de los Pueblos

El 25 de mayo de 1963 se crea en la Conferencia de Addis Abeba, la ORGANIZACIÓN DE LA UNIDAD AFRICANA que agrupa a todos los Estados Independientes de África, excepto Sudáfrica y Rodesia. Su finalidad era promover la unidad y la solidaridad entre todos los Estados africanos.

Las preocupaciones dominantes de la OUA han sido problemas como el racismo y el colonialismo y la búsqueda de los medios para apoyar y fortalecer los movimientos de liberación. Entre los órganos importantes de la Organización se encuentra el " COMITÉ DE LIBERACIÓN DE LA OUA ", lo que la convierte en una Organización específica cuya misión es defender el derecho de autodeterminación de los pueblos africanos. Esto lo demuestra la intervención en la descolonización del África portuguesa y la solución de los problemas de África del Sur, de Namibia, Rodesia, etc.

En la reunión de Nairobi (Kenia), de la CONFERENCIA DE JEFES DE ESTADO Y DE GOBIERNO CELEBRADA EN JUNIO DE 1981, La OUA aprobó la " CARTA AFRICANA DE LOS DERECHOS DEL HOMBRE Y DE LOS PUEBLOS " adoptada por unanimidad el 24 de junio de 1981 y en vigor el 21 de octubre de 1986.

En ella se insertan los derechos civiles y políticos con los derechos económicos, sociales y culturales junto con los derechos de los pueblos como el derecho a la autodeterminación, la liberación de la dominación extranjera, la libre disposición de sus recursos naturales y a la paz y a la seguridad.

La Carta establece una "COMISIÓN AFRICANA DE DERECHOS HUMANOS Y DE LOS PUEBLOS " y lo hace con la disparidad de derechos y diferentes titulares lo que constituye un débil mecanismo de protección. Por ello se ha reducido prácticamente a investigar " comunicaciones " (de Estados poder particulares) y a preparar un informe que eleva a la Asamblea de Jefes de Estado. Como sanción estableció únicamente la publicación del informe de la Comisión.

Otras iniciativas adoptadas por la OUA En junio de 1993 la OUA establece un mecanismo de prevención de conflictos en África. En 1994, la Comisión Africana de Derechos Humanos y de los Pueblos nombró un relator especial sobre ejecuciones extrajudiciales a quien se encomendó estudiar la situación de Ruanda y de las ejecuciones de menores de los pueblos de África. Se pidió el Secretario General de la OUA que convocase una reunión de expertos para que redactara del proyecto de estatutos de un TRIBUNAL AFRICANO DE LOS DERECHOS HUMANOS Y DE LOS PUEBLOS.

El protocolo firmado por la Conferencia de Jefes de Estado y de Gobierno el 9 de junio de 1998 en Uagadugú, acordó crear un " Tribunal Africano De Derechos Humanos y de los Pueblos " este Tribunal tiene competencias para conocer todos los casos y todas las desavenencias que le son sometidas y a la aplicación de la Carta o del propio Protocolo.

Sin embargo el Protocolo encuentra muchas dificultades para su puesta en práctica. Aunque los instrumentos de adhesión han sido presentados no ha comenzado su funcionamiento. El problema radica en que muchos de los dirigentes africanos que lo han firmado se resisten luego a aceptarlas.

Además existen problemas financieros y razones políticas que dificultan el inicio de sus actividades. Habrá que instaurar o consolidar los regímenes democráticos y mejorar el nivel de vida y de educación.

De la OUA a la Unidad Africana

La OUA se encuentra en un proceso de transformación en una nueva Organización: la UNIDAD AFRICANA. El 9 de septiembre de 1999 con la DECLARACIÓN DE SIRTA (LIBIA) se condujo a la adopción del Acta Constitutiva de la Unión Africana en la CONFERENCIA DE LOMÉ (TOGO) que se celebró entre los días 10 y 12 de julio de 2000.

El proceso de transformación se puso en marcha en la Cumbre ordinaria de la Conferencia que tuvo lugar en Lusaka (Zambia) julio de 2001. Para facilitar la transformación de estas organizaciones se ha previsto un período de dos años en los que la nueva Unión Africana asumirá todas las competencias de la antigua OUA incluidas por supuesto las de defensa de los derechos humanos. Se inspira en el modelo de la Unión Europea.

La protección de los derechos humanos en Asia y Oceanía

En Asia simplemente no existe ninguna Organización regional destinada a la defensa jurídica de los Derechos Humanos. En la actualidad ya se están realizando propuestas y sugerencias para la creación de mecanismos regionales de protección y fomento de estos derechos. Es cierto también que se han realizado esfuerzos importantes especialmente en algunos Congresos de carácter no gubernamental como el celebrado en Bangkok de 1965 y el celebrado en Ceilán en 1966. La razón estriba en las enormes diferencias culturales, regionales, políticas, sociales y económicas que se dan entre los Estados de este Continente.

Lo mismo cabe afirmar de Oceanía. A este respecto existen dos Organizaciones: LA COMISIÓN DEL PACÍFICO SUR Y EL FORO DEL PACÍFICO SUR que aunque indirectamente se preocupan por el desarrollo de sus pueblos el mejoramiento de la calidad de vida de los mismos incidiendo lógicamente en la posibilidad de acceder al ejercicio de los Derechos Humanos.

No se ha podido encontrar la URL de especificaciones de gadget.