05. Política de vivienda y el estado de bienestar

Conocimiento del bien vivienda

Es un bien de consumo básico. El gasto en vivienda es el más importante que realiza las familias, dando origen a endeudamiento.

También tiene la consideración de bien de inversión, que concentra la mayor parte de ahorro familiar. La vivienda tiene un importante efecto s/ los precios en cualquier economía a nivel privado o público, por ser uno de sus principales motores.

Comprensión del funcionamiento de sus mercados

Vinculaciones entre la política de vivienda y el Estado de bienestar en España

La administración central tiene un papel fundamental en la política de vivienda, manifestado a través de políticas de ingresos, de gastos y de regulación.

Las admones autonómicas participan efectiva/ de los planes de vivienda. Gestionan y resuelven los expedientes de solicitud de ayudas económicas directas.

Las admones municipales participan de la política de vivienda por su competencia reguladora sobre aspectos urbanísticos y sobre el funcionamiento de tributos locales.

Su participación es simultánea lo que obliga a una máxima coordinación entre ellas.

Sus formas de actuación son:

  • Políticas presupuestarias de gastos

    • Ayudas directas en formas de transferencias en especie, ordenadas a través de los planes de vivienda protegida. En estas políticas se observa falta de voluntad y limitación en su desarrollo efectivo.

    • Ayudas directas en forma de transferencias monetarias vía gasto presupuestario préstamos cualificados, subsidiación de intereses. Actual/, el bajo tipo de interés hace que esta medida deje de tener sentido.

  • Políticas presupuestarias de ingresos o ayudas indirectas.

    • Gravámenes sobre la misma vivienda. Se grava la adquisición, su tenencia

    • Gravámenes sobre la renta que esta genera. Fundamental/ en el IRPF, y son:

      • Deducción por adquisición de vivienda principal.

      • Exención por reinversión.

      • Exención por alquiler.

Sin embargo se considera que son rdo de la evolución del sistema fiscal, más que de la voluntad de elaborar un sistema de política de vivienda.

Políticas de regulación

Políticas de alquileres

Hasta 1985 regulado por la L.A.U 1964.

Desde 1985, “ Decreto Boyer” introdujo cierta liberalización de los alquileres.

Desde 1994 la nueva L.AU. pretende igualar a arrendador-arrendatario.

Actual/ el parque de viviendas en alquiler Español es el de menor peso de Europa.

Hay una oferta escasa y de poca calidad abandonadas por falta de rentabilidad, con precios al alza.

Políticas urbanísticas: zonificación del suelo y renovación urbana

Es competencia local y autonómica. El suelo presenta problemas de Escasez, Especulación pública y privada, el suelo urbanizable se somete a procesos de retención público y privado que incrementa artificial/ su precio. Este aumento de precio repercute en el precio final de las viviendas.

También se observan dificultades para adquirir suelo para usos colectivos.

Inexistencia de una correcta planeación del suelo que controle su uso.

Las políticas de renovación urbana renovación de barrios degradados, generan Bº solucionando externalidades negativas.

Políticas de regulación del mercado financiero: financiación a la vivienda

Se ha producido un endeudamiento social por las condiciones propicias.

Sin embargo, en nuestro país deberían acometerse la siguientes reformas para conseguir eficaz/ los objetivos del EB.

  • Disminuir el desequilibrio entre vivienda protegida y libre.

  • Incentivas la producción privada de vivienda protegida.

  • Que la política de vivienda protegida respete el equilibrio territorial y urbanístico para una mayor cohesión social.

  • Mantener las ayudas a los demandantes de vivienda en propiedad por la situación de creciente endeudamiento.

  • Aumentar las ayudas económicas más que las en especie por ser más eficaces. O una solución intermedia: transferencias monetarias condicionadas.

  • Clarificar, trato equitativo de la complejidad fiscal que pesa s/ este bien.

  • Realizar políticas que incentiven el alquiler como alternativa a la propiedad.

Argumentos que justifican la intervención del SP en el mercado de la vivienda

Se clasifican según los objetivos de la actividad del SP.

1. Eficiencia económica.

Los fallos de mercado provocan situaciones ineficientes y justifican la intervención del SP.

Los excesos de dda provocan subidas de precios discriminatorias Existen externalidades con efectos + ó -. Efectos de vecindad y costes sociales de barrios degradados.

Incertidumbres de demandantes y oferentes.

Importantes costes de transacción en el intercambio de vivienda.

2. Equidad distributiva.

Las políticas de vivienda ayudan a evitar desigualdades, consiguiendo el max de bienestar.

Equidad horizontal: no discriminación en el acceso a todos los sujetos.

Equidad vertical: trato desigual a quienes se encuentran en desigualdad. Incentivar el consumo de vivienda en los sectores más pobres.

Equidad categórica: sociedades que toleran desigualdad si se cubren los niveles mínimos de consumo.

3. Estabilización económica.

Pretenden compensar las fluctuaciones del ciclo económico a través de su actuación s/ la dda agregada.

La producción de vivienda, generan crecimiento económico y tienen un efecto expansivo.

En contra, se afirma que la vivienda subsidiaba limita la no subsidiada. Lo que se invierte en estos programas puede ser más efectivo en otros contracíclicos más contrastados.

4. Los vinculados al funcionamiento político.

Se basan en la importante presencia y actividad de los grupos de presión, y los beneficios electorales de las políticas de vivienda.

Las ayudas benefician no solo al beneficiario sino también al sector constructivo.

Instrumentos del SP para intervenir

Los clasificamos según el tipo de intervención

1. Políticas presupuestarias de gastos.

La política vía gasto puede encauzarse:

a. Ayudas directas. Transferencias en especie.

Para construcción o rehabilitación. Se conceden por vía administrativa a quienes reúnen los requisitos mínimos. Son gratuitas o prestaciones a precios mínimos.

Constituye un régimen especial sujeto a determinadas condiciones. Se conceden tanto a promotores como a adquirentes.

La valoración de estos programas:

Se considera que la asignación administrativa es ineficiente.

Tiene problemas de equidad horizontal y vertical.

Son eficaces para la redistribución pues presenta poca resistencia del contribuyente.

b. Ayudas directas en forma de transferencias monetarias.

Pueden ser condicionales o incondicionales a su utilización en gasto en vivienda.

Se alaba su mayor respeto por las preferencias del consumidor, pues puede optar pro cualquier vivienda. Evita inequidades horizontales todos reciben un subsidio equivalente.

Se critica que los subsidios pueden no llegar a ser prácticos si sube el precio de la vivienda.

2. Políticas presupuestarias de ingresos.

Ayudas indirectas.

Subsidios a la adquisición que suponen un trato fiscal favorable.

Se critica que no son efectivos, y su falta de neutralidad.

Desde el punto de vista de equidad se consideran regresivos.

3. Políticas de regulación.

Se usa la capacidad normativa del SP:

  • Control de alquileres. Protegen a los inquilinos de los propietarios x tener condición económica más favorable.

    • Son perjudiciales por que disuaden del alquiler. No es un instrumento adecuado de redistribución.

  • Políticas de zonificación del suelo. Controlando su disponibilidad y densidad.

    • Se considera que provoca serias ineficiencias e inequidades.

  • Programas de renovación urbana.

    • Pretenden evitar los “ efectos de vecindad”y los “ costes sociales de los barrios degradados” .

    • Mejoran las propiedades adyacentes se eliminan edificios viejos y de mala calidad.

    • En relación de equidad puede suponer eliminar las viviendas de los desfavorecidos para rentas altas.

No se ha podido encontrar la URL de especificaciones de gadget.