Optativas‎ > ‎Gestión pública‎ > ‎

08. Gestión pública en el ámbito global

Precisiones terminológicas

La palabra globalización significa varias cosas:

  • La globalización de la economía: hoy las empresas hacen del mundo su mercado único.

  • La formación de grandes bloques comerciales.

  • Consolidación de grandes empresas a nivel mundial.

  • Internacionalización de los mercados financieros.

  • Mejora espectacular de las comunicaciones.

Globalidad es la mundialización de la sociedad, abandonando el concepto de espacios cerrados o estancos. Globalización es el concepto por el que la existencia del mercado mundial desplaza el concepto del que hacer político, reconduciendo a una concepción economista y unidimensional algo tan pluridimensional, polifacético y multilateral como es la globalización.

Globalismo querría así buscar la equivalencia con la concepción económica de la globalización.

La dimensión económica de la globalización supone que, a través de la desregularización se remueven los obstáculos al crecimiento, implantando estructuras mundiales de mercado, sobre todo en el ámbito financiero.

En cuanto a la dimensión política, es esa misma desregularización la que permite la armonización que el proceso supone. La armonización de la política entre países es así la manifestación principal de la globalización a nivel político.

Globalización política. El gobierno supranacional y el gobierno mundial

Gobernabilidad mundial

La mundialización es más que la corriente de dinero y productos, es la interdependencia cada vez mayor de la población mundial, proceso del cual no sólo forma parte la economía, sino también la cultura, la tecnología y la estructura de gobierno. En ese sentido no conviene olvidar que las políticas nacionales tienen puntos en común que significan la globalización objetiva por la que podemos extraer esa dimensión política de la globalización.

Entre esas políticas comunes a la mayor parte de los gobiernos nacionales, gozan de especial relevancia las siguientes:

  • Los problemas relativos al crecimiento demográficos.

  • Los problemas relativos a los recursos energéticos

  • Los problemas relativos a los recursos renovables y no renovables.

  • Los problemas de reciclaje y absorción de los desechos derivados del consumo.

  • La contaminación medioambiental.

  • El comercio ilegal de mercancías y personas.

Todas las problemáticas citadas anteriormente comparten sin duda el denominador común de que los gobiernos nacionales nada pueden hacer solos en ninguno de esos frentes: necesitan de la colaboración de los otros gobiernos y de una labor de coordinación de todos ellos.

Algunos aspectos de la globalización objetiva y de las políticas coordinadas no ofrecen un aspecto tan sombrío como las políticas comunes citadas más arriba. En ese sentido cabe destacar:

  • La sociedad de la información: El aislamiento político ya no es posible: las personas tienen acceso a la información.

  • La rapidez y el abaratamiento del coste del comercio mundial. El comercio, gracias a la tecnología del trasporte, fluye por el mundo.

  • Sensibilización ideológica universal: la posibilidad de actuación de los Tribunales internacionales y la cooperación judicial internacional con una función real que va más allá de la delincuencia común.

La conclusión de todo lo anteriormente expuesto podría ser perfectamente la siguiente: confluyen las condiciones que permiten afirmar que, desde el punto de vista de las políticas habituales de carácter demográfico, energético, social, comercial, etc. , existe una cierta armonía u orden mundial, entendiendo en este caso que ese orden es una denominador común a muchas legislaciones. No es fruto de un gobierno supranacional o gobierno mundial, pero sí responde a esa mundialización que apuntábamos. Está incardinado en lo que hemos denominado orden mundial, término que emplearemos como sinónimo de pautas comunes de ordenación, aceptación por todos los países o una gran parte de ellos.

La pregunta siguiente es si ese orden mundial es realmente fruto del consenso o ha sido impuesto de modo velado a los países y Estado.

Se puede concluir sobre el particular que el orden mundial, la mundialización y la globalidad de las decisiones son conceptos que marchan en paralelo, en unos canales donde es difícil distinguir la canalización impuesta del libre fluir de la gobernabilidad correcta e independiente.

Seguramente, cuanto más nos alejemos del mundo económico será mas fácil apreciar ese libre albedrío; a medida que el mercado y sus fuerzas empiezan a actuar, el poder del dinero constriñe más las fuerzas sociales y políticas, de modo que la canalización impuesta se hace más visible. Eso nos conduce a la tan temida hipótesis de considerarnos en cierto modo dirigidos por una filosofía de pensamiento único, caracterizado por proporcionar una visión unilateral de los procesos objetivos que encubre lo que pueden tener de resultados negativos o amenazas potenciales.

El factor humano

Por encima de instituciones y gobiernos, el ser humano ha procurado buscar legítimamente su bienestar no necesariamente donde el crece y se forma, sino que también lo hace en tierras extrañas. Estamos aludiendo al fenómeno de las migraciones. El flujo migratorio normalmente de personas con una cierta cualificación, permite que la movilidad de factores vaya cambiando.

Si se pensaba que siempre emigra el poco cualificado, ahora parece que las barreras idiomáticas y la especialización en el trabajo motivan que los flujos migratorios tengan que ver con sectores de actividad. Eso desmonta el escepticismo xenófobo que ve en el inmigrante un acaparador de puestos de trabajo en detrimento del trabajador local. Nada menos cierto: el inmigrante cubre lo que el trabajador local no quiere desempeñar, incluso aunque la retribución no sea despreciable. Por otro lado, se da el fenómeno de que la migración moderna es mayoritariamente femenina y de personas jóvenes.

Parece muy claro que a medida que es mayor la globalización de las economías, el estimulo para emigrar se incrementa, pero también surgen controles más exhaustivos a fin de eliminar los desplazamientos indiscriminados de personas o los efectos nocivos a que los mismos pueden dar lugar: mafias, redes de trata de personas, delincuencia, etc. Por otro lado, la globalización actúa ella misma como una fórmula de freno a la emigración ya que mediante la liberalización de los intercambios hay países que apenas tenían capacidad antes para sobrevivir en una economía de autarquía y aislacionismo y sin embargo hoy, como consecuencia de la globalización, son capaces de afrontar la competitividad internacional con éxito y pueden ofrecer así a sus habitantes unas oportunidades antes inalcanzables, con gobiernos, además, mucho más democratizados.

El multilateralismo

El multilateralismo enfocaría también las relaciones entre estas instituciones económicas multilaterales o Multilateral Economic Institutions (MEI) para relacionarlas con los movimientos sociales globales o Global Social Movements (GSM).

La relación entre MEI y GSM es relevante especialmente en tres campos: en los cambios en las políticas, en los procesos de democratización y en la sostenibilidad política. En el primero de ellos, la colaboración se ha notado en la mayor preocupación de los proyectos de los MEI por los conceptos de salud, bienestar, esperanza de vida, etc., de las poblaciones objetivo de las ayudas económicas de los MEI. En el segundo, ha sido una constante preocupación de los MEI en los últimos años garantizar que los proyectos dotados de ayuda económica se desarrollen en un marco de respeto por los derechos laborales básicos y en el marco de igualdad de oportunidades. Por último, en los términos de sostenibilidad política, la relación MEI-GSM ha sido especialmente significativa en el campo de la gobernabilidad global: además de a los proyectos y estrategias económicas, se presta especial atención a los fundamentos políticos e ideológicos en que las instituciones descansan.

Todo está sometido a una inevitable interdependencia, con muchas fuerzas contradictorias y a la vez unívocas.

Dicotomia orden/desorden mundial

En cualquier caso, no faltan voces para decir que el hipotético orden mundial es en realidad desorden mundial. Y Para demostrarlo se nos facilitan muestras, pensando en el poco margen de maniobra de organizaciones internacionales que, como Naciones Unidas, se enfrentan a problemas de difícil solución como por ejemplo:

  • El proceso de desruralización del mundo: Ello supone una disminución de capital humano que impedirá la acumulación de capital físico ya que la producción agraria ya no se basará en trabajadores de bajo coste que favorecen las ganancias de sus empleadores.

  • El constreñimiento ecológico: cuesta mucho dinero limpiar y todavía más, impedir que ensucien.

  • La presión para la democratización. Significa mayores demandas para la mejora de la educación y de la salud de la gente. Eso choca con la creciente crisis fiscal de los Estados.

  • El colapso de las maquinarias estatales. Consecuentemente, los individuos se sienten menos amparados por el Estado y se organizan en grupos para esa defensa común.

  • El fin de la llamada guerra fría.

Globalización económica

Aspectos generales

Bienes Públicos Globales

Los bienes públicos son aquellos en los cuales no se puede aplicar el principio de exclusión y en los que el consumo no es rival. La inaplicabilidad del principio de exclusión supone que no se puede desplazar a nadie de su consumo por no pagar su precio. La no rivalidad en el consumo comporta que el consumo de una persona no agota ni imposibilita el consumo de otra, sino que el consumo de la segunda persona iguala al de la primera. Así planteada la temática, nada obsta para pensar que hay bienes públicos globales. Luego, cabe hablar de bienes públicos globales entre los que podrían distinguirse los puros de los mixtos, como ocurre en los bienes públicos nacionales. Si los puros son los que reúnen las dos características antes mencionadas, los mixtos carecen en todo o en parte de una de ellas.

¿Puede hablarse entonces de política económica global? Si, en cuanto que es posible la oferta de bienes públicos globales. Una política de bienes públicos globales no es sintomática de una gobernabilidad o gobierno global.

Globalización económica

Para Paolini la globalización tiene una serie de claves de las cuales la primera supone que desde muchos puntos de vista existe una “ pívot acción”alrededor del concepto económico de globalización. El desarrollo ocurrido bajo el influjo del capitalismo tardío en la producción, distribución, intercambio e inversión ha dado paso a una creciente integración del mundo económico que traspasa las fronteras nacionales y las estructuras de las mayorías de las económicas nacionales del mundo. Los acuerdos sobre aranceles y la promoción del libre comercio internacional son una de las manifestaciones principales de esa globalización económica.

Globalización financiera

Incontables recursos financieros, en forma de flujos de fondos, se mueven por el mundo por encima de las economías nacionales.

Los citados recursos financieros son asimismo, uno de los exponentes más claros de la globalización por su rapidez de movimientos y ubicuidad de los mismos. Los indicadores apuntan en ese sentido. De forma no exhaustiva, podemos citar:

  • Redimensionamiento de los mercados financieros, que han crecido espectacularmente en todos los países.

  • Globalización e integración de los mercados financieros mucho más rápida que la que haya podido haber en el resto del comercio.

  • Concentración del mercado.

  • Rentabilidades y precios de los activos financieros muy similares en todo el mundo.

  • Difícil evaluación del riesgo de muchos activos financieros, con perfecta sustituibilidad entre ellos, ausencia de controles y de costes de transacción.

  • Pérdida de importancia del oro como referencia.

  • El tipo de cambio está modificando su importancia, debido a la concentración de los riegos del mismo en un menor número de monedas.

Globalización del comercio

El comercio mundial crecía más rápidamente en la época que va de 1.964 a 1.980 que de 1.980 a 1.995. Sin embargo, los cambios en materia comercial se hacen notar de modo especial en la tipología del comercio: desciende el comercio internacional clásico de intercambio de materias primas por manufacturas, ascendiendo en cambio los comercios ínter industrial, intraindustrial e intrafirma. Eso supone que la tradicional idea de la ventaja comparativa entre países traslada el protagonismo del comercio al de las grandes empresas multinacionales. Los productos y tipos de transacciones reflejan un aumento del comercio de manufacturas y servicios en detrimento de las materias primas que descienden en importancia porcentual.

Es importante señalar que los intercambios intrarregionales aumentan de modo notable en la década de los noventa, lo que, de algún modo, nos aleja de la pretendida globalización comercial ya que si en términos absolutos asciende el comercio mundial en la última época, lo hace con una tendencia a concentrarse en pocas áreas o a desarrollarse en espacios regionales. Estamos ante una mayor interdependencia a escala mundial. Las razones pueden venir del todavía incipiente grado de apertura de algunas economías y de la rigidez de otras para proteger sus industrias. No conviene olvidar que comercio y desarrollo, aún no estando directamente relacionados, sí lo están de modo indirecto ya que aquél contribuye a crear las condiciones que lo impulsan y a neutralizar causas que lo ralentizan.

Las empresas multinacionales

Por qué surgen? KRUGMAN-OBSFELD nos ofrecen dos razones principales: la primera es la localización por la cual las empresas producen allí donde les es más fácil y barato. La segunda es la internalización o abaratamiento de costes cuando se producen distintas fases productivas en l misma empresa aunque sea en países diferentes. La explicación para ello se basaría a su vez en dos causas: por un lado, en que la internalización es buena para la transferencia de tecnología. Por razones de especialización y know-how no siempre es fácil que la tecnología sea móvil a no ser dentro de la propia empresa.. La internalización favorece como ventaja la mayor facilidad para la integración vertical: el proceso productivo se abarata si en el proceso vertical de producción se integran varias fases en la misma empresa. Los costes pueden ser menores ya que la fase productiva o empresa situada en un escalón inferior, si es interna, buscará mesuradamente sus beneficios. Nada indica que, en el caso de externalización, la empresa en escalón inferior tenga esa preocupación, sino más bien la contraria, sobre todo si se haya en posición monopolística.

Otros aspectos

Para algunos son un motor de crecimiento y para toros un freno al mismo, sobre todo desde el punto de vista de la localización. Sin ningún tipo de duda, las empresas luchan hoy por su cuota de mercado en el que tiene una gran relevancia su competitividad y ésta se mide con frecuencia por el valor añadido por trabajador que esa empresa puede ofrecer. En ese sentido citado de valor añadido por trabajador no resultará extraño que abaratar los costes de la ropa a fin de poderla ofrecer en Europa con precios competitivos. Las empresas de bajo valor añadido por trabajador consiguen aumentar éste reduciendo el coste de la parte de la producción intensiva en factor trabajo, confeccionando las prendas en Marruecos o Pakistán al buscar países donde los salarios son relativamente bajos, a fin de elevar la rentabilidad.

El proceso tiene una tendencia lógica a hacerse finito. Levi`s Strauss, empresa norteamericana de confección manufacturaba prendas en España. Anunció en junio de 2.004 el traslado de su fabricación española a los países del este de Europa recién ingresados el 1 de mayo de 2.004 en la Unión Europea. ¿Qué pasará cuando ya no les sea atractivo, al subir los salarios de Eslovenia o Lituania, seguir produciendo en esos países? Probablemente cerrarán sus fábricas allí y las trasladarán a países que tengan una regulación comercial favorable.

Sobran motivos de pesimismo para pensar que el proceso descrito de la búsqueda de mayores valores añadidos por trabajador para aumentar la competitividad de las empresas se repetirá en el futuro y que no será fácil que las tendencias cambien. Habrá pues empresas multinacionales con avidez de globalización mientras estas interacciones y externalidades productivas estén así planteadas.

Organizaciones económicas internacionales

El fondo Monetario Internacional

En julio de 1.944 se reunían Bretón Woods representantes de cuarenta y cuatro países para redactar y firmar el acuerdo que constituye el Fondo Monetario Internacional. Recordando los desastrosos fenómenos económicos de entreguerras, confiaban en diseñar un sistema monetario que pudiera ayudar a promover el pleno empleo y la estabilidad de precios, permitiendo el equilibrio externo de los países sin que éstos tuvieran que poner restricciones al comercio internacional En la práctica es un banco central mundial cada país aporta una cantidad de los llamados derechos especiales de giro, una especie de unidad de reserva artificial que permite a los países nutrir un fondo que usa el organismo para sus préstamos y movimientos.. el número de SDR que cada país aporta le otorga no sólo una cantidad en cuenta en ese banco central mundial, sino además unos derechos de voto en el organismo proporcionales a su aportación.

El FMI está dirigido en sus funciones operativas por un Director gerente (en junio de 2.004, el español Rodrigo Rato Figaredo) y cinco Directores ejecutivos de los cinco países con mayores cuotas expresadas en SDR, a los que hay que sumar otros dieciséis Directores ejecutivos que se nombran por períodos bianuales, elegidos por los países miembros agrupados por criterios geográficos y de concurrencia de interese.

Los dos principales objetivos de FMI (aunque no de forma exclusiva) son, pues, los de favorecer los intercambios en el comercio internacional sobre una base monetaria multilateral y ayudar a los Estados miembros a equilibrar su balanza de pagos. Pero efectivamente su labor ha ido más allá y ho el FMI asiste técnicamente, fora expertos y sobre todo, vigila las políticas macroeconómicas; por ejemplo, los ajustes estructurales del sur, la transición post-comunista en el este y la regulación de mercados financieros.

Toda esa expansión no ha sido universalmente bienvenida, ya que las tendencias incoliberales del FMI de desregulación, privatización, estabilización y liberalización son combatidas por los movimientos sociales que buscan otras alternativas a esa uniformidad neoliberal. Entres esos movimientos que contestan la labor del FMI están los de protección de los trabajadores, a través de sindicatos y otras asociaciones que tratan de disminuir la carga que las políticas neoliberales hacen recaer casi siempre sobra la fuerza de trabajo. Otras fórmulas de antagonismo con el FMI consisten en la política para erradicar la pobreza en el sur y este del mundo básicamente ONG. También destacan movimientos ecologistas como el Word Wildlife Fund o los que persiguen las políticas de igualdad de género, o los que pugnan por las políticas de remisión de la deuda externa de los países en desarrollo. Finalmente, citar que muchas organizaciones se quejan de la falta de impuso democrático del FMI en sus acciones.

Para concluir, es obligado citar que el Banco Internacional para la Reconstrucción y el Desarrollo (más conocido como Banco Mundial) nace al mismo tiempo que el FMI en Bretón Woods como apéndice bancario del mismo.

La organización Mundial del Comercio

Desde el 1 de enero de 1.948 funcionó el acuerdo conocido como Gatt (Acuerdo General de Aranceles y Comercio) que fue preparado y suscrito en Ginebra aunque en la Conferencia de La Habana de fines de 1.947 se sentaron parte de sus bases. Dicho documento ha pervivido hasta el 1 de enero de 1.995 cuando se da entrada a la Organización Mundial del Comercio (OMC) y que se había gestado en los acuerdos de Marrakech del verano de 1.994 por parte de los países firmantes del GATT. De un Tratado pasamos a una Organización.

El GATT, es su Preámbulo, afirmaba que los países signatarios reconocen que sus relaciones en el campo del comercio y de la economía deben ser conducidas con el objetivo de mejorar los Standard de vida, asegurando el pleno empleo, una renta real de gran y extendido crecimiento y una demanda efectiva, desarrollando el uso completo de los recursos del mundo y expandiendo la producción y el intercambio de bienes. Asimismo, se comprometen a promover esos objetivos de forma mutua y recíproca con medidas dirigidas a la sustancial reducción de aranceles y otras barreras al comercio, así como a la eliminación de trato discriminatorio en el comercio internacional. Entre los métodos elegidos para la consecución de esos objetivos estaban: el tratamiento extensivo del trato de nación más favorecida, la no discriminación fiscal de productos extranjeros, el anti-dumping, etcétera.

La OMC nace con un sistema de funcionamiento no lejano al del FMI o el Banco Mundial. A diferencia del GATT es una organización y, como tal, dotada de instituciones estables; es decir, sustituye un sistema multilateral de convenio (el GATT) por otro permanente, teóricamente dotado de mucha más fuerza jurídica para resolver las posibles discrepancias comerciales.

La Liberación agraria y las mejoras en el comercio textil están beneficiando a los países en desarrollo, pero la liberalización de servicios favorecerá a los países que dominan el turismo. Ya se intercambian más servicios que mercancías en el mundo.

La OMC parece más abocada a un papel más arbitral que director.

Se le reprocha pues a la OMC que, aunque nació para el liberalismo y el multilateralismo, lo que no ha dejado de proteger es el mercantilismo y el proteccionismo.

UNCTAD y PNUD, OCDE

Dentro de la Organización de Naciones Unidas existen diferentes organismos con cometidos específicos de importancia.

Los organismos especializados, coordinados por ONU, se podrían dividir en cuatro grupos: a) organismos de cooperación preferentemente social, humanitaria y cultural, b) organismos de cooperación en el campo de las comunicaciones, c) organismos de cooperación técnica en sentido estricto y d) organismos de cooperación financiera.

La UNCTAD suele desarrollar conferencial con ciertos intervalos de tiempo. Por ella se ha hablado de UNCTAD I, sin un proceso económico duradero no habría paz y seguridad internacionales por lo que debería primarse el desarrollo de las naciones más desfavorecidas y dar prioridad a la lucha contra la pobreza.

Por lo que se refiere al PNUD (Programa de Naciones Unidas para el Desarrollo) éste supone el cauce de suministro de asistencia técnica de modo sistemático a aquellos sectores que considera preferentes para el desarrollo de los países subdesarrollados.

La OCDE (Organización para la Cooperación y el Desarrollo Económico) tiene su germen en la Administración del Plan Marshall y la reconstrucción de Europa tras la Segunda Guerra Mundial. Los dieciséis miembros fundadores eran europeos.

Son organizaciones asociadas a la OCDE:

  • La Agencia Internacional de la Energía que, sumariamente, tiene como objetivos: salvaguardar y mejorar la seguridad energética de sus miembros a través de la cooperación en caso de falta de oferta petrolífera; reforzar la oferta mundial de energía, incrementar la eficiencia energética, diversificar la oferta de recursos energéticos y buscar energías alternativas.

  • La Agencia de la Energía Nuclear, que tiene como fin el seguimiento del uso de la energía nuclear para propósitos pacíficos.

La globalización política y económica: la Unión Europea

Tratado firmado el 25 de marzo de 1.957 en Roma entre Italia, Alemania, Francia y el Benelux. Seis países que constituyeron el germen de la Unión Europea a los que luego se sumaron el Reino Unido e Irlanda (1.973), Grecia (1.981, España y Portugal (1.986), Austria, Suecia y Finlandia (1.995), Eslovenia, Eslovaquia, República Checa, Polonia, Hungría Malta, Chipre y los países bálticos (Letonia, Lituania, Estonia) el 1 de mayo de 2.004.

Sus tratados han ido evolucionando desde el documento de Roma hasta el vigente Tratada de Niza. Maastricht que entró en vigor el 1 de noviembre de 1.993 y que dio luz verde a la Unión Europea.

Debemos recordar que en la Unión Europea once países comparten la misma moneda, el euro, al crearse un sistema europeo de bancos centrales que ha cristalizado en un Banco Central Europeo con sede en Frankfurt y que dirige la política monetaria del área del euro de modo colegiado entre sus países miembros.

En la Unión Europea los Estados mantienen su soberanía nacional excepto en algunas políticas comunes (exterior, agrícola, pesquera, medioambiente … ) donde la Unión marca los pasos como verdadera <federación> de Estados. El supremo órgano decisorio de la Unión es el Consejo Europea (de Jefes de Estado y Gobierno que se reúne al menos dos veces al año).

El parlamento de Estrasburgo refrenda y legisla en sus competencial (el Presupuesto comunitario, por ejemplo), controla y <vigila> a la Comisión, la ejecución de las políticas comunitarias que elaboran los Estados miembros.

Bruselas es la sede principal de la Comisión. Los Tribunales de Justicia europeos (en Luxemburgo) aplican el derecho comunitario y son la instancia máxima en ese orden jurisdiccional por encima de sus Estados miembros. Existe en esta materia la no oponibilidad del derecho interno, lo que permite que los países que no apliquen las políticas aprobadas por la UE puedan ser llevados ante el Tribunal europeo y sin posibilidad de oponer en su defensa la existencia de normas internas contradictorias.

Dichas políticas han de estar presididas por los principios de proporcionalidad y subsidiariedad. El primero hace referencia a la necesaria proporción de medios entre objetivos del Tratado y acciones de la comunidad. El principio de subsidiariedad por su parte es de los aspectos más polémicos y supone que en los ámbitos que no sean de su competencia exclusiva, la Comunidad intervendrá, conforme al principio de subsidiariedad, sólo en la medida en que los objetivos de la acción pretendida no puedan ser alcanzados de manera suficiente por los Estados miembros y, por consiguiente, puedan lograrse mejor, debido a la dimensión o a los efectos de la acción contemplada a nivel comunitario.

La Unión Europea persigue el desarrollo económico, la cohesión social y económica, la supresión de fronteras interiores, la unión económica y monetaria.

Se busca también en la UE una identidad internacional, con política conjunta de seguridad y asuntos exteriores. Se persigue la consecución de la ciudadanía europea como acto de afirmación de esa identidad común internacional y los fines de libertad, seguridad y justicia garantizarán la libertad de circulación de personas con vigilancia común de las migraciones, peticiones de asilo y control de fronteras exteriores. La Unión se basa en los principios de libertad, democracia, respeto a los Derechos Humanos y libertades fundamentales y en el sometimiento al Estado de Derecho. Todo ello con respeto absoluto a la identidad nacional de los Estados miembros.

Parece pues que se ha superado el mero concepto económico y monetario de unión y se hacen avances en los conceptos sociales y económicos comunes de toda la Unión Europea.

Ninguna estructura supranacional en la Historia ha conseguido nunca tanta dosis de gobierno supranacional algo más del 1% del PIB de la Unión es administrado en forma de fondos europeos para mejora las políticas comunes donde se pagan subsidios o fondos a los agricultores, pescadores o regiones que necesitan mejorar su nivel si éste se aleja de la media comunitaria. La legislación laboral impone Standard comunes a todos los países de la Unión en materia de derechos laborales de seguridad y libertad de circulación. Se puede afirmas pues, sin duda, que aquí en Europa si existe un gobierno supranacional en algunas materias.

No se ha podido encontrar la URL de especificaciones de gadget.