18. Configuraciones históricas del Derecho Sucesorio

1. PRINCIPIOS GENERALES DEL DERECHO SUCESORIO ROMANO Y DEL GERMÁNICO
Y SU INFLUENCIA EN EL DERECHO HISPANO
Derecho romano: a la muerte del pater familias los hijos (e hijas) son sui iuris.
— Inicialmente sólo el padre puede causar herencia, los hijos ocupan el lugar del padre, son
heredes suis o herederos legítimos.
- Todo el que se pone en lugar del causante es heredero (heres), puede serlo cualquier familiar
o un extraño.
- Una vez que se adquiere la cualidad de heredero, al tener un carácter personal, no se pierde.
— Herencia: conjunto patrimonial formado por la totalidad de bienes y derechos
transmisibles a la muerte del causante en los que sucede el heredero.
— La titularidad de heredero se puede recibir:
Por una delación legal, lo que se denomina sucesión legítima o ab intestado
Por voluntad del causante, sucesión testada o por testamento..
— Los herederos pueden ser:
Legítimos, legitimarios o forzosos: los que heredan en la sucesión abintestato, tienen
derecho
a impugnar un testamento que los perjudica.
Herederos extraños: los que no estaban sometidos a la patria potestad y adquieren la
herencia
mediante aceptación.
Derecho germánico: se desconoce el testamento y la transmisión se suele hacer por
vía
de donación.
- A la muerte de un miembro del grupo familiar no se abre la sucesión de tipo romano, sino que
el patrimonio permanece indiviso en manos de los grupos familiares cuyos miembros
individualmente no pueden disponer del patrimonio familiar, especialmente de los bienes
inmuebles, pudiendo disponer sólo de los muebles.
- A efectos sucesorios en relación con los bienes muebles los círculos parentales: parientes
masculinos (parientes de espada o lanza) o femeninos (parientes de rueca o huso).
— El cruce entre los elementos romanos, canónicos y germánicos va a configurar nuestro
Derecho sucesorio histórico.
— Derecho visigodo la disposición de bienes puede hacerse, por testamento o por donación.
- Los principios rectores de la sucesión visigoda son:
En la sucesión intestada: la herencia de los parientes más próximos, en el orden de
descendientes, ascendientes y colaterales hasta el séptimo grado.
En la sucesión testada: la imposición al de cuius del respeto de una parte del patrimonio que
debe permanecer en los parientes más próximos, herederos forzosos o legitimarios, los hijos.
Posteriormente se recogen determinados Derechos hereditarios al cónyuge supérstite.
— Derecho altomedieval pueden establecerse unos principios generales que se pueden
resumir de la siguiente forma:
El concepto de sucesión en el Derecho altomedieval no coincide con el romano, no existe la
sucesión voluntaria o testamentaria, sino exclusivamente la sucesión legítima.
Posibilidad de disposición de los bienes en vida mediante las donaciones post obitum.
Diferenciación entre bienes muebles e inmuebles con distinto destino sucesorio, rigiendo para


los segundos el principio de troncalidad y la tendencia hacia la indivisión del patrimonio.
Protección de la expectativa hereditaria del nasciturus y plazo de viabilidad exigible en el caso
del hijo póstumo para la adquisición y transmisión de la herencia.
Consideración inicial de igualdad de los hijos.
Consolidación de la cuota pro anima.
— Recepción del Derecho común pretende atender a los intereses particulares de
acumulación patrimonial, que obedecen:
A la adquisición y conservación de bienes inmuebles.
A los lucros procedentes de una creciente actividad mercantil.
- Los principios fundamentales de este período son:
El heredero era considerado la misma persona que el causante.
El principio que predomina es el de libertad de testar e igualdad entre los hijos, manteniéndose
la parte de libre disposición y la legítima.
Matización de la igualdad entre los hijos por la aplicación de vinculaciones del patrimonio y otras
instituciones forales.
Se protegen los derechos hereditarios del nasciturus y se regulan los requisitos para que no
haya fraude.
No hay diferencia en el llamamiento entre hijos legítimos y legitimados, por influencia del
Derecho canónico se restringen los derechos hereditarios de los hijos naturales y los ilegítimos.
Se institucionaliza el usufructo de la viuda.
2. LA SUCESIÓN TESTADA
2.1. Principios generales de la sucesión testada
— Cuando el de cuius expresa su voluntad mediante testamento, el documento en el cual una hace
declaración unilateral de voluntad para disponer de sus bienes después de su muerte,
características:
Exigencia de unos requisitos formales (escritura, testigos, etc.)
Revocabilidad.
Sólo produce efectos mortis causa.
— Capacidad para testar (testimentifactio activa). Históricamente evolucionaron los requisitos
debía tener el sujeto del derecho para poder testar:
La edad.
La mujer, siempre tuvo disminuida su capacidad para testar, con diferencias históricas.
Los libertos, siempre tuvieron limitada su capacidad para disponer totalmente de su patrimonio.
— Capacidad para recibir herencia o (testimentifactio pasiva):
Derecho romano: puede recibir por testamento todo el que tenían facultad para testar +
entidades como los
municipios o la iglesia.
El esclavo, puede adquirir pero integrándose en el patrimonio de su dueño.
Derecho visigodo: se mantienen los principios romanos.
Derecho altomedieval: se centra en la consideración de miembros del grupo familiar.
Recepción del Derecho común:
Se niega la capacidad para ser instituido heredero a los deportados, penados, herejes, apóstatas,
rebautizados, etc.
Se fue excluyendo a los hijos ilegítimos de la posibilidad de heredar al padre, si bien podía dejarle
la parte de libre disposición. Respecto a los bienes de la madre podían heredar en caso de
ausencia de descendientes legítimos, en caso de los hijos adulterinos, a los que sólo le podía dejar
la cuota de libre disposición.
Los religiosos no podían ser herederos ni por sucesión testada ni abintestato, sí los monasterios e
iglesias a las que pertenecían; así como los confesores, sus deudos e iglesias respecto a los bienes
del testador en su enfermedad.


— Históricamente pudo hacerse en vida mediante las diferentes formas de donación y otros
documentos complementarios del testamento como codicilo.
2.2. La sucesión testada en el Derecho romano
— Fue esencial la institución de heredero para que el testamento fuera válido.
- Los sui heredes no pueden ser omitidos (preteridos), hay diferencia:
Si el preterido es hijo varón, el testamento se considera inexistente y se abre la sucesión
intestada.
Si es hija, nieto o nieta Þ el testamento se reforma para dar cabida a su cuota.
— Contenido del testamento romano: es variado, rige el principio de libertad del testador para
disponer de su patrimonio y respeto a su voluntad
- Tendencia a la vulgarización de los conceptos, muchos de ellos se vuelven inaplicables, se
introducen figuras como la sustitución o el ejecutor testamentario.
- En el Bajo Imperio se reguló el destino de los bienes que se habían aportado al matrimonio,dote
y donatio ante nuptias.
2.3. La sucesión testada en el Derecho visigodo: la implantación de las cuotas
correspondientes a la legítima, mejora y libre disposición y el establecimiento de las
reservas
— Se empiezan a introducir los principios germánicos que se insertan sobre los romanos y ambos
elementos presentan cada vez más una influencia canónica.
— Se adopta ampliamente el testamento con la evolución que había sufrido en el Bajo Imperio:
Pérdida de importancia de la institución de heredero.
Carácter exclusivamente patrimonial del testamento.
Acortamiento de las diferencias entre legados y fideicomisos o entre el testamento y los codicilos
romanos ab intestato.
Adquieren relieve las disposiciones pías y donaciones pro anima, etc.
Los herederos forzosos son los hijos, problemas relacionados con la igualdad entre hijos e hijas
en la sucesión, parece que pudo haber igualdad con algunas restricciones.
— El nasciturus, es incluido entre los herederos forzosos siguiendo los principios germánicos
cristianizados, que si el niño que ha adquirido la herencia muere, para poder transmitirla debe vivir
diez días y ser bautizado, es la institución denominada luctuosa hereditas.
— Se introducen unas cuotas que necesariamente deben ser destinadas a los herederos forzosos,
en ellas confluye el elemento germano y el romano en cuanto al Derecho de sucesiones:
Legítima: cuota que necesariamente debe ir a los herederos forzosos, cuatro quintos.
Mejora:se configuró como parte de la legítima, por lo que debía ir a un heredero forzoso,
primero un décimo de la legítima y posteriormente un tercio.
Libre disposición: un quinto.
— Establece la existencia de unos herederos forzosos, necesariamente corresponde una parte de
la herencia, el resto es de libre disposición.
— Se regulan diversas reservas legales:
Los libertos, deben reservar a favor del patrono y sus herederos parte de su caudal.
Se recogen los preceptos romanos en torno a la reserva de los bienes aportados al matrimonio,
que deben reservarse a los hijos de éste.
Se recoge la sucesión materna en concurrencia con los agnados de su hijo (nietos), lo que altera
el Derecho romano.
Se inicia la sucesión de la viuda en una cuota en usufructo.


2.4. La sucesión altomedieval
— En el Derecho altomedieval existe una concepción diferente del concepto de testamentum,
ahora hace referencia a cualquier declaración de voluntad solemne y firme, independientemente
de que fuera unilateral o bilateral y de que sus efectos quedasen aplazados hasta la muerte,
testamento, carta, escritura, son conceptos sinónimos, que sirven igual para una declaración
mortis causa, para una donación o para una compraventa.
— Respecto a las cuotas establecidas por el Derecho visigodo (legítima, mejora y libre
disposición), serán irrelevantes en el Derecho medieval al existir la comunidad patrimonial y una
redistribución ideal de cuotas a la muerte de uno de los miembros.
— Principios generales:
- La indivisión del patrimonio.
- La igualdad de los hijos en la herencia.
- La introducción de la sucesión del cóyuge viudo.
2.5. La sucesión testada durante la Recepción del Derecho común
— Vuelva a ser relevante la sucesión testada: en los primeros momentos la recepción del
testamento fue lenta y en algunos lugares tardía.
— Inicialmente se recogió como esencial la institución de heredero, posteriormente su falta no
invalida el testamento (Ordenamiento de Alcalá de 1348).
— Elaboración de la teoría de la sucesión testamentaria, diferenciando entre la forma y la esencia
o fin de la misma, se elabora la clasificación de formas testamentarias y sus requisitos.
— Se tienen que conjugar tendencias contrapuestas:
- La igualdad de los hijos ante la herencia y la legítima, que recorta la voluntad del de cuius.
- La libertad de testar que procuró recortar las legítimas, se fijó la cuota de la legítima para
descendientes en cuatro quintos, siguiendo la tradición visigoda, pero el quinto restante no sólo
se refería a la disposición mortis causa, sino que tanto podía ser en vida como en muerte; en
caso de ascendientes se fijó la cuota de legítima en dos tercios.
— No hubo una discriminación por el sexo, sí se desarrollarán en los ordenamientos de los
diferentes reinos (los iura propria), especialmente porque en la dote es aportada por la mujer,
considerándose imputable a la legítima.
— Tampoco hay diferencia en el llamamiento entre hijos legítimos y legitimados, sin embargo los
naturales sólo podían ser llamados a la herencia materna, si no es persona privilegiada.
— Se protegen los derechos hereditarios del nasciturus.
— El usufructo de la viuda está plenamente reconocido.
2.6. La desheredación
— Es diferente a la capacidad para recibir la herencia o testimentifacción pasiva.
— Hace referencia a sujetos que tienen capacidad general para heredar, pero que son excluidos
de la herencia de la que serían herederos forzosos o legítimos.
— En el Derecho altomedieval no hay realmente desheredación, sino que se produce la
exclusión del grupo familiar cuando uno de sus miembros cae en infamia o deshonor por la
realización de determinados delitos, supone la pérdida de la expectativa que tiene a mantenerse
en el patrimonio familiar.
— Recepción del Derecho común se desarrollan las causas de desheredación de los
herederos forzosos, especialmente los hijos y la mujer, cuando éstos incurren en graves
acciones contra el de cuius, son causas tasadas y que deben demostrarse.
- Causas de desheredación de descendientes:
Daños físicos, morales o patrimoniales del heredero legítimo contra el testador


Las causas de indignidad.
En el caso de las hijas la desobediencia en contraer matrimonio, el matrimonio clandestino de la
hija, etc.
Las causas de desheredación de los ascendientes, en parte coincidían con éstas.
3. FORMAS TESTAMENTARIAS
— Las distintas maneras en las que puede redactarse un testamento válido, fueron diferentes a
lo largo de la Historia.
— Derecho romano: el testamento puede ser:
Civil.
Pretorio.
Recíproco entre cónyuges
Ológrafo.
Nuncupativo, declaración de voluntad solemne ante testigos, no significa la existencia de un
testamento oral, sino una forma de expresión de la voluntad.
— En nuestro Derecho histórico se dieron con más frecuencia las siguientes formas de
testamento:
- Testamento escrito: con intervención de oficial público. Puede ser, abierto y cerrado.
- Testamento ológrafo: es una forma de testamento escrito, en el cual no interviene ningún
tipo de funcionario público ni testigos, sino que se redacta de puño y letra por el testador y es
firmado por el mismo.
- Testamento oral: se trata de una forma de declaración de la voluntad por palabras,
pronunciadas ante testigos y, generalmente, en caso de peligro de muerte.
— Existen unas formas especiales de testamento, los más importantes históricamente son:
- Testamento militar.
- Testamento en viaje.
- Testamento en tiempo de epidemia.
- Testamento en despoblado.
- Testamento del ciego.
- Testamento por comisario o por poder.
- Testamento entre esposos.
- Testamento mancomunado.
- Testamento en beneficio de la Iglesia o de obras pías.
- Testamento ante párroco.
- Testamento sacramental.
- Testamento en despoblado, etc.
— El documento que completa o modifica parcialmente el testamento, codicilo.
4. LA SUCESIÓN INTESTADA: ORDEN DE SUCESIÓN ROMANO, VISIGODO Y DE LOS
DISTINTOS REINOS HISPANOS
— Sucesión intestada, la que se abre cuando una persona ha muerto sin testamento.
— Derecho romano si una persona moría sin testamento, el testamento fuera declarado nulo
o los herederos testamentarios no adquirían la herencia, se abría una sucesión “ab intestato”
sucedían por este orden:
Sus descendientes legítimos bajo patria potestad directa, tanto por nacimiento, por adopción
como por conventio in manu (por tanto los sui heredes), se reparte por cabezas, sin
distinción de sexo, si uno premuere sus sucesores heredan por líneas, ocupando la posición
del que premurió.
Los parientes agnados de grado más próximo.
— Derecho visigodo se introducen elementos romanos y germanos, se adopta la sucesión
en el siguiente orden:
Descendientes


Ascendientes
Colaterales hasta el séptimo grado
- La Iglesia intenta ser también heredera, mediante la generalización a su favor una cuota que
pretende sea correspondiente al quinto de libre disposición, no se consigue.
— Recepción del Derecho común presta atención a la construcción de la teoría legal de la
sucesión legítima o intestada, recupera los principios del Derecho romano-justinianeo + el
Derecho canónico + la conservación de algunos procedentes del Derecho sucesorio
altomedieval.
- Los motivos que abren la sucesión abintestato son los enunciados en el Derecho romano:
Falta de testamento.
Anulación de éste.
No aceptación de la herencia.
- Orden de llamadas a la sucesión legítima, se suponía que sería el orden que hubiera seguido
el de cuius de haber manifestado su voluntad:
Descendientes, primando los hijos legítimos sobre los naturales
Ascendientes.
Colaterales, hasta el décimo grado.
Cónyuge supérstite, excluido en las Leyes de Toro.
Fisco.
— La luctuosa hereditas: es el derecho de los ascendientes (abuelos, bisabuelos,
tatarabuelos...) a heredar de los descendientes (generalmente nietos) premuertos, siguiendo el
principio de troncalidad, por tanto sin pasar por los padres si dichos bienes no pertenecen a
dicho tronco, serían bienes inmuebles de abolengo los que heredarían los ascendientes
pertenecientes a dicha línea, pasando a los padres a heredar los bienes muebles y el usufructo
de los inmuebles que no fueran de abolengo (que después seguirían el destino que le
correspondieran).
- La aplicación práctica del principio de troncalidad es la fórmula denominada paterna,
paternismaterna,
maternis (los paternos a los paternos, los maternos a los maternos).
- Se reguló en el Derecho visigodo y se recoge tardíamente en el Derecho medieval y
finalmente durante la Recepción del Derecho común.
- Se suele recoger con motivo de los requisitos para la adquisición por el nasciturus o el hijo
póstumo de la herencia paterna, estableciendo los requisitos para la adquisición de la
capacidad jurídica.
- La franja de edad en la que se sitúa dicha institución está entre el plazo de viabilidad de
nueve días que se exige para adquirir la capacidad jurídica y el de los siete años en que se
podía hacer testamento en peligro de muerte, siempre que el estado de enfermedad
permaneciera, o los doce años.
- Se aplica también en los casos de falta de testamento sin sucesión.
5. EJECUTORES TESTAMENTARIOS Y ALBACEAZGO
— Derecho romano clásico: cuando el heredero recibía toda la herencia la ejecución la
realizaba dicho heredero, se ponía directamente en el lugar del testador.
- En casos de existencia de legados, fideicomisos u otras órdenes en torno a la sepultura, los
favorecidos por ellas podían ejercer las acciones oportunas en caso de que el heredero no
cumpliera la voluntad del testador.
- En la parte oriental del Imperio romano, se empieza a designar a una persona como ejecutor
de ciertas cláusulas testamentarias.
- También se constata en el Derecho romano vulgar.
— Derecho visigodo: no aparece la figura del ejecutor testamentario, precedente en la apertura
del testamento apud Curiam y la presencia de determinada persona encargada de dicha
apertura.


— Sistema jurídico medieval: se configurará cuando la ausencia del testamento por la
permanencia de los bienes en la familia se desarrollan las transmisiones mediante donaciones
post obitum, se utilizó el previo prohijamiento para realizar cualquier negocio de enajenación de
los bienes familiares, surgió la figura del ejecutor testamentario, enlace entre el testamento
romano y el medieval.
- Denominación:
- Elemosinarius: encargado de repartir limosnas, en la línea de las mandas pro anima.
- Castilla: Manumissores.
- En Cataluña: manmessores, marmesores o mansesores.
- En Aragón y Navarra: distribuidores, executores y cabezaleros.
- Finalmente se generaliza el de albaceas durante la Recepción del Derecho común.
— Naturaleza jurídica del ejecutor testamentario:
- Unos autores lo consideran un mandatario, es como aparece respecto al testador, es un
contrato unilateral y gratuito, que general obligaciones sólo para el mandatario:
- Cumplir fielmente la voluntad del testador sobre sepultura, mandas, misas y otras obras pías.
- Pago de las deudas pendientes.
- Realizar la división y entrega de los bienes a los herederos correspondientes, etc.
- En ocasiones pueden modificar la voluntad del testador.
- Otros autores lo consideran un representante.
- Otros un manus fidelis, un fideicomisiario, etc.
- A veces aparecen también como testigos del testamento, pero no es esencial.
— Su mandato se extingue:
- Con la total ejecución de la voluntad del mandante.
- Por nulidad del testamento.
- Por muerte del ejecutor.
- Por renuncia (en casos tasados durante la Recepción del Derecho común), etc.
— Respecto a su número, pueden ser uno o varios, en este caso deben actuar conjuntamente “in
solidum”.
6.Transmisión hereditaria de las obligaciones
7. Partición y adquisición de la herencia
8. La affathomia
9.Donaciones post obitum
10. Las sucesiones por negocios jurídicos
11. Los heredamientos catalanes
6. TRANSMISIÓN HEREDITARIA DE LAS OBLIGACIONES
— Transmisión de las obligaciones: al acto de pasar una deuda o un crédito de una persona a
otra,nos centramos aquí en la sucesión mortis causa, que al ser un modo de transmitir se trata
del paso de las obligaciones del causante al heredero.
— Aunque las obligaciones personales no se transmiten, esto no significa que las obligaciones se
extingan con la muerte del obligado, los herederos asumen sus obligaciones, que pueden ser
activas o pasivas pero deben mantener la misma esencia que tenían en el causante, se ponen
en lugar del causante.
— Derecho romano inicialmente es el de la intransmisibilidad de las obligaciones, ni activas ni
pasivas, al ser consideradas vínculos personales que unen al deudor y acreedor, evolución a
considerar que los herederos se ponen en lugar del causante, sólo la sucesión universal mortis
causa, para desembocar en la división de las obligaciones, de modo que los distintos herederos
asumen las obligaciones con relación a la cuota que les corresponde de la herencia, cada uno
de los cuales sólo puede cobrar o pagar en su proporción.
— Derecho visigodo apenas tenemos datos, parece mantener los principios romanos.


— Sistema jurídico medieval estos principios apenas se aplican por las características
propias del Derecho de sucesiones de este período, al mantenerse la comunidad patrimonial
ésta sigue respondiendo de las deudas del miembro del grupo familiar muerto.
— Recepción del Derecho común se introducen los principios romano-canónicos, se vuelven
a adoptar los principios romanos de división proporcional de las obligaciones, que se transmiten
a los herederos en proporción a su cuota, sean deudas o créditos.
- Se mantiene el principio de que los derechos personales se extinguen con la muerte del
causante (tutela, curatela, filiación, nombre, etc.).
7. PARTICIÓN Y ADQUISICIÓN DE LA HERENCIA
— Tras la apertura de la sucesión, testada o intestada, es necesario proceder a la división o
partición de la herencia entre los herederos, legatarios o, en su caso, deudores, produce el efecto
final de la adquisición de la herencia por cada uno de los dichos en su parte.
— Desde el momento en el que se abre la sucesión hasta la adquisición de la herencia se dice que
ésta está yacente, existe una comunidad hereditaria, que se extingue con la adquisición por los
diferentes herederos o que puede permanecer indivisa bien porque no se proceda a la partición o
por mantenimiento de la comunidad patrimonial dentro del grupo familiar.
— En nuestro Derecho pueden diferenciarse varios tipos de comunidades hereditarias:
8. LA “AFFATHOMIA”
— El objetivo de la affatomía:que el nuevo miembro participara con los mismos derechos en el
patrimonio familiar a efectos de transmisión de inmuebles, que no podían recaer en personas
ajenas al grupo familiar (tema 12,3.2. y tema 17.2.3)
9. DONACIONES POST OBITUM
— Derecho romano desde su vulgarización empiezan a difundirse las donaciones
condicionadas, sometidas a plazos, etc., entre ellas las donaciones mortis causa.
— Derecho visigodo se desarrollan con fines de transmisión de bienes para después de la
muerte, puede hacerse tanto por testamento como por donación.
— Sistema jurídico medieval habían sido utilizadas de forma subsidiaria al testamento,
ahora se convierten en la forma habitual de transmisión mortis causa, sustituyendo al
testamento.
- Las donaciones que surten efectos sucesorios son:
- Las donaciones post obitum:
Son negocios inter vivos, de carácter irrevocable y con condición a
término en las cuales la perfección de la donación se aplaza al
momento de la muerte del donante, hasta entonces el donatario
sólo tiene una expectativa, la propiedad no se transfiere hasta la
muerte del causante.
- Las donaciones mortis causa
Son las donaciones condicionadas mediante una condición
suspensiva y revocable. Se han considerado a veces como
donaciones condicionales, porque están condicionadas (su efecto o
su perfección) al momento de la muerte del donante.
- Las donaciones reservato usufructo
La donación se perfecciona en el momento en el cual se realiza el
acto de donación, con traslado de la propiedad, pero reservando el


donante el usufructo del bien hasta el momento de su muerte.
— La forma de celebrar dichas donaciones es mediante los modos propios de transmisión de
inmuebles forma solemne y pública, convención entre las partes mediante la declaración del
consentimiento de transmitir la propiedad y la entrega de la posesión documento (investidura
simbólica per cartam), perfeccionándose el negocio por la entrega del documento (traditio
cartae).
10. LAS SUCESIONES POR NEGOCIOS JURÍDICOS
— Se habla de sucesión por negocios jurídicos: cuando la sucesión se realiza no por voluntad
declarada en un testamento (sucesión testada) o impuesta por ley (sucesión legítima), sino
cuando procede en virtud del acuerdo de voluntades inter vivos.
— Motivos: pretensión de asegurar la sucesión, por lo que se realizan determinados negocios
jurídicos que consiguen dicho efecto, deben subordinarse a la última voluntad del testador, si
existe testamento.
— Negocios jurídicos más frecuentes que se han utilizado con fines sucesorios:
a) Los pactos sucesorios:
- En el Derecho aragonés, en vida del padre se cede una explotación familiar a uno de los hijos,
con el consentimiento de los demás.
- Los pactos sucesorios gallegos, fundamentalmente son el usufructo voluntario de viudedad, el
pacto de mejora de labrar y poseer, el pacto de mejora, la casa petrucial y el apartamiento.
- La llamada definicio (diffinitio) del Derecho mallorquín, introducida en 1274, pero ya era
practicada con anterioridad, una forma de mantener indiviso el patrimonio familiar contra el
principio de igualdad de los hijos en la herencia, se realiza mediante un negocio jurídico doble
en el cual hay una atribución patrimonial a título lucrativo a favor de uno de los descendientes
(heredero legítimo) y un negocio jurídico unilateral por éste mediante el cual renuncia a
determinados derechos sucesorios futuros, éste último es el negocio jurídico en sentido estricto
de la deffinitio.
- También se desarrollaron estos pactos sucesorios de una forma amplia en Vizcaya, Álava.
- Los pactos de sucesión recíproca que pueden ser pactos autónomos o estar incluidos en un
testamento mancomunado.
- Cláusulas sucesorias incluidas en capitulaciones matrimoniales o en pactos independientes,
como el “pacto de hermandad” de Castilla.
- Donaciones.
11. LOS HEREDAMIENTOS CATALANES
— El heredamiento catalán se configuró como una institución de Derecho consuetudinario
posteriormente llevada a la legislación.
— Tipos de heredamientos:
a) El heredamiento a favor del hijo que se casa: donación de que hacen los padres a uno de
los hijos que contrae matrimonio (suele incluirse en las capitulaciones matrimoniales), pudiendo
ser una donación simple, con reserva de usufructo o para después del fallecimiento del
donante.
b) El heredamiento a favor de la prole: que puede ser directo (cuando la designa el que
constituye el heredamiento o el que es heredado) y fiduciario (cuando la tarea de elección se
confía a otra persona, que puede ser la mujer o algún pariente).
— Con similares características se ha desarrollado en diferentes territorios (Aragón, Cataluña,
Navarra, Vascongadas).
No se ha podido encontrar la URL de especificaciones de gadget.