21. Las consecuencias privadas y públicas del acto penal

1. DE LA AUTOJUSTICIA A LA JUSTICIA PÚBLICA
— Derecho Arcaico Þ inicialmente el principio que regía era el de la venganza o autojusticia Þ la
ejecución privada de la justicia, sin intervención de autoridad pública.
— Derecho altomedieval tuvo un amplio desarrollo debido:
- Pocos medios del Estado para atender a la administración de justicia.
- Fragmentación del Derecho, con predominio del Derecho consuetudinario.
- Predominio del sujeto del derecho colectivo y de la solidaridad familiar y vecinal Þ el daño
causado en uno de sus miembros afectaba a todos Þ también les afectaba el resarcimiento.
- Influencia de los principios germánicos en los que predominaba el principio de autoayuda.
— No significa total ausencia de la autoridad pública, sino que ésta está presente en actos, que
se van incrementando a medida que el poder estatal se va consolidando Þ evolución que
puede sintetizarse de la siguiente forma:
- Delimitación de determinada fechas en las cuales no se puede ejercer la venganza (treguas).
- Exigencia de comunicar la ruptura de la paz, declaración de enemistad Þ diffidiatio Þ requisito
ya indispensable para llevar a cabo la venganza, para que a su vez el que la ejerce no caiga en
traición y pérdida de la paz.
- Delimitación por el poder real de ciertos espacios especialmente protegidos Þ paz de Dios,
paz de la casa, paz del camino, paz del mercado, etc.
- Imposición por el Estado de penas Þ
- Primero a instancia de parte en procesos mediante acusación o querella.
- Posteriormente iniciándose de oficio.
- Atracción por parte del poder real de determinados delitos que se juzgan exclusivamente en
los tribunales reales Þ casos de Corte.
2. LA VENGANZA DE LA SANGRE
— La venganza de la sangre Þ obedece a los principios más primitivos de autoayuda Þ la
persona que ha sufrido un daño o su grupo familiar ejecuta privadamente la justicia.
— Derecho germánico Þ en la situación de carencia de paz es donde se sitúa como efecto la
venganza de la sangre Þ basada en el principio de autoayuda en su fase inicial.
- Cuando un miembro del grupo sufre un daño, su comunidad familiar y su Sippe poseían el
derecho subjetivo a ejercer la venganza de la sangre contra el agresor y su grupo familiar Þ
debe imprescindiblemente declararse la situación de inimicitia (ruptura de la paz), que es la
enemistad legalmente reconocida, en la cual y sólo de esta forma la venganza encuentra su
cauce jurídico, restableciendo el orden alterado por el delito Þ Si no se declaraba la inimicitia,
cualquier actuación provocaría la reacción contraria.
- Los delitos que originaban una ruptura parcial de la paz o pérdida relativa Þ afectaba sólo a
un grupo limitado de personas, no al conjunto de la comunidad Þ la inimicitia supone un estado
de enemistad entre el infractor y la familia de la víctima, que inicia actuaciones encaminadas a
la autotutela.
— Los principios de ejecución privada de la justicia fueron prohibidos por la legislación visigoda,
si bien pudieron darse en la práctica. Se desarrollaron en el Derecho altomedieval.
— Derecho altomedieval Þ los textos de carácter local exigen la declaración judicial de la
enemistad Þ se iniciaba mediante el desafío (diffidiatio) Þ daba paso a las consecuencias
jurídicas de la enemistad, en dos direcciones:
- Resarcimiento del daño o composición Þ que inicialmente podía consistir en el incendio de la
casa, en la muerte del agresor o en la proscripción Þ con posterioridad se fue limitando esta
venganza mediante el pago de composiciones Þ composiciones personales y composiciones
económicas.
- El destierro Þ el último alcance de la inimicitia supone que la autoridad pública intervenía


mediante la expulsión de la comunidad.
— La venganza de la sangre podía terminar:
- Por la ejecución Þ mediante la muerte del enemigo
- Por quedar satisfechos con la composición
- Por la reconciliación Þ se pactaba un “juramento de igualdad” Þ “affidiar”, “saludar”, “acoger” y
en la ceremonia pública se cerraba con el apretón de manos o un beso de paz (osculum pacis)
— Tendencia Þ limitación de la venganza privada
3. LAS COMPOSICIONES PECUNIARIAS
— Origen de las compensaciones pecuniarias Þ en la apreciación del daño en la determinación
del delito en el Derecho altomedieval Þ delito es el que produce un resultado dañoso.
— Tras la pérdida de la paz y el recorte de la venganza de la sangre, la siguiente fase en el
Derecho germánico, recogida en nuestro Derecho altomedieval es la composición pecuniaria.
— Consistía en el acuerdo de las partes sobre el valor del daño causado Þ una de las más
típicas es el Wergeld germánico Þ precio de la sangre Þ que evalúa el precio de la persona en
una cuantía pecuniaria, dependiendo de las características personales del individuo (edad,
sexo, estatus social, etc.) Þ se aplicó en el Derecho visigodo y se difundió en el Derecho
altomedieval (denominado a veces veregildo).
— Inicialmente en el Derecho altomedieval posiblemente fueron compatibles las composiciones
corporales con las pecuniarias, siendo éstas sustitutorias de aquéllas en caso de acuerdo de
las partes.
— Esta composición era cobrada por los miembros del grupo familiar Þ posteriormente, cuando
se empiezan a introducir principios públicos en el contenido de la pena, parte del precio de la
composición se destina a entes públicos, siendo frecuente su división en tres partes: la familia,
el Concejo y a las arcas del Estado Þ evolución del concepto de composición en el cual se está
pasando de la pura indemnización (privada) a la multa (pública).
— No existe un sistema lineal de composiciones ni hay una igualdad entre los sujetos ante la
composición, ni en el sujeto activo ni en el pasivo Þ va a depender del estamento al que
pertenezcan, de su condición de vecino o no, de su estado civil, de su edad, etc.
4. EXTRADICIÓN Y ASILO
— Destierro Þ en casos en los que se incurría en la ira regia Þ un tipo de sanción que no
procede de una sentencia sino de la potestad real para expulsar del territorio del reino a
personas:
- Que consideraba habían atentado contra la seguridad del Estado o su persona
- Que habían desobedecido el mandato regio
— Sistema jurídico medieval Þ fue frecuente la aplicación de la ira regia, que conlleva la
expulsión del reino y la confiscación de bienes Þ especialmente significativo en el caso de
nobles Þ ejemplo paradigmático fue el del Cid, en el cual se exponen tanto las causas, la forma
de ejecución y las consecuencias de la ira regia, así como la vuelta al estado anterior, mediante
la reconciliación o recuperación de la gracia regia.
— Contraposición a la extradición fue el asilo Þ protección especial que por obra de la actuación
real, bannus regio, se le asignó a determinados lugares, a lo que se unió la influencia de la
Iglesia para establecer en sus templos un “coto” de amparo en el cual podía refugiarse
cualquier perseguido Þ Inicialmente la institución se denominó la paz de la iglesia Þ tuvo un
doble aspecto:
- Los delitos que se cometieran en ella tenían una pena especialmente agravada.
- La imposibilidad de que en su recinto entraran personas privadas u oficiales a capturar a la
persona que perseguían.
5. LA PENA, COMO CONSECUENCIA PÚBLICA DEL DELITO


— Cuando de la norma represiva se pasa a la norma penal Þ se habla de delito Þ las
consecuencias jurídicas del delito son las penas.
— Su incipiente carácter público empieza a adquirirlo con la Recepción del Derecho común Þ es
sustituido el sistema de venganza y composición por el de penas, pecuniarias, corporales o de
privación de libertad.
— La pena se va configurando con el sentido de:
- Reparación Þ del mal causado, en términos económicos
- Punitivo Þ para el delincuente
- Ejemplarizante Þ el fin último durante el período que estudiamos era el represivo
- Preventivo Þ sólo muy tardíamente se introduce
— En el período que estudiamos:
- No hay una conceptualización de la pena
- No puede hablarse de igualdad penal
- Ni de proporcionalidad de la pena
- Ni de adecuación
- Ni de inmediatez
- Ni de medición de la pena en atención a la gravedad del delito
- Ni a la participación en su comisión
- Ni un sistema homogéneo dentro de un mismo reino
- Se mantuvo la arbitrariedad en las penas Þ había un importante número de delitos en los
cuales no se fijaba previamente la pena, sino que se dejaba al arbitrio del juez o del rey
- No se fijaba la duración de las penas, por lo que podían ser perpetuas Þ en 1771 Carlos III
suprime las penas perpetuas, pero establece la cláusula de retención en las prisiones para
ciertos condenados considerados peligrosos o incorregibles Þ primera forma de sentencia
indeterminada
- Rige como principio el de desigualdad del sujeto ante la ley
6. CLASIFICACIÓN DE LAS PENAS
— En los sistemas normativos que estudiamos no se desarrollaron principios abstractos ni
escalas de medición de la pena, sino que cada infracción tenía aneja la pena, a veces ni
siquiera elevada a norma emanada de algún poder constituido, sino pactada entre particulares.
— Es difícil una clasificación de las penas, porque su consideración ha cambiado, aquí se adopta
una clasificación por la naturaleza de la pena:
6.1. Penas pecuniarias
— Las penas pecuniarias o con repercusión patrimonial Þ fueron de las más difundidas en todos
los ordenamientos Þ
Características:
- Son impuestas por la autoridad pública, las pactadas por particulares son composiciones.
- Engloban tanto el pago de una cantidad (indemnización, multa) como a las repercusiones
patrimoniales procedentes de la imposición de una pena por la comisión de un delito
(demolición de edificios, confiscación de bienes, embargo, etc.).
— Derecho romano Þ inicialmente eran las compensaciones económicas las que resarcían el
daño Þ de hecho una fuente de obligación era el delito.
- Con el Derecho romano clásico fue habitual la confiscación de bienes, el derribo de edificios y
otras repercusiones patrimoniales como pena.
— Derecho germánico consideraba tres tipos de multas:
- Busse Þ composición propiamente dicha, pagada al ofendido para poner fin a la enemistad
surgida del daño que le había causado por el delito.
- Fredus Þ cantidad con la que se compraba el precio de la paz de la comunidad.
- Bannus Þ que no se pagaba como consecuencia del delito, sino que se exigía por la
desobediencia al mandato regio, por lo que se pagaba al fisco.


— Derecho altomedieval Þ superada la fase de composiciones pecuniarias privadas se inicia una
fase en la cual la composición incluye un componente público, que procede en gran parte del
Derecho germánico, por lo que la el precio se suele dividir en tres partes:
- Para la familia
- Para los fiadores
- Para el Concejo
- Posteriormente Þ entre los familiares de la víctima, el Concejo y el rey.
— Las penas pecuniarias estrictamente públicas se fueron consolidando durante la Recepción
del Derecho común.
- Una forma especial de ejecución de la pena pecuniaria Þ “bando” Þ además de la destrucción
del patrimonio del condenado (casa, arrasamiento de cosechas, desmochamiento de castillo,
etc.) se le ponía una inscripción (de ahí el nombre de bando) en el lugar destruido haciendo
pública la condena accesoria de infamia. A veces la pena de bando incluía la pérdida de la
capacidad jurídica.
6.2. Las penas corporales
— Fueron introducidas por el Derecho romano y se aplicaron tanto por el Derecho germánico
como por el Derecho canónico, que tuvo especial influencia en la conformación de la pena
durante la Recepción del Derecho común.
— Derecho romano:
- Esclavos Þ penas más duras Þ corporales y pena de muerte
- Libres Þ de tipo pecuniario, aunque también existen para ellos tanto penas corporales como
de muerte.
— Derecho visigodo Þ fueron frecuentes Þ azotes, amputaciones de miembros, castración, etc.
- Principio Þ imposición de penas corporales a las clases bajas y penas económicas a las altas.
— Derecho altomedieval Þ inicialmente fueron composiciones corporales, como se ha dicho,
para después evolucionar en la escala de las penas por la comisión de ciertos delitos.
- Formas Þ amputaciones de miembros, especialmente la mano; las amputaciones suelen ser
de nariz, orejas, ojos; dientes en el caso de prestar falso testimonio, etc.
- A veces las penas corporales podía ejecutarse públicamente, con lo cual era una forma
infamante de ejecución.
- La amputación de miembros no tiene un fin exclusivamente de resarcimiento o de
escarmiento, sino que supone dos efectos importantes:
- El señalamiento del sujeto como delincuente por la comisión de delitos concretos, según el
tipo de amputación o marca, con lo cual la comunidad tiene en todo caso presente dicho
“antecedente”, incluso cuando sale de su localidad.
- La limitación de su capacidad de obrar Þ ejemplo Þ el ciego no podía testificar, ni hacer
testamento, ni ser tutor, etc. lo mismo puede decirse del sordo; la mujer “desorejada” (condena
por prostitución en algunos textos) caía accesoriamente en la pena de infamia, que la
incapacitaba para un importante número de actos jurídicos, así como se le infringían condenas
superiores por otros delitos que cometiera, etc.
— Recepción del Derecho común Þ se mantienen las penas corporales, pero se van
abandonando las penas de mutilaciones.
6.3. Pena de muerte
— Se ha aplicado en todo nuestro Derecho histórico
— Derecho romano Þ la pena de muerte se solía imponer a las clases inferiores, no tan
frecuentemente a las clases elevadas
- A esclavos y humiliores Þ solía ejecutarse de forma infamante (condena a morir crucificado,
en el foso con leones, en el circo, etc.)
— Derecho visigodo Þ se aplicó la pena de muerte para los delitos más graves contra la
seguridad del Estado, que sólo el rey podía conmutar por la pérdida de la vista.
— Derecho altomedieval Þ fueron frecuentes las muertes como consecuencia de la aplicación de
la venganza de la sangre y posteriormente por parte de la autoridad pública se adoptó para
delitos graves contra el rey y el orden público (traición, la falsificación de moneda, la quema de


bosques, etc.) así como para delitos contra las personas (homicidio, rapto, violación, etc.)
- La forma de ejecución Þ fue públicamente en la de horca, pero podía ser diferente
dependiendo del delito Þ delitos especialmente graves se realizaban con formas
ejemplarizantes e infamantes.
- A veces la pena de muerte pudo redimirse mediante una composición pecuniaria y en otras
ocasiones ejecutada la pena en el cuerpo del infractor, quedaban a salvo sus bienes.
— Recepción del Derecho común Þ se aplicó a los delitos de traición y contra el Estado, los de
lesa majestad (fue frecuente esta pena a nobles rebeldes (D. Alvaro de Luna) y se incrementa
para otros delitos graves, incluso aplicada a menores, locos, etc.
6.4. La privación de la condición jurídica de libre
— La muerte civil fue una pena aplicada frecuentemente en los ordenamientos.
— Existieron diferentes formas Þ aquí nos centramos en la privación de la condición de hombre
libre, con lo cual dejaba de ser sujeto del derecho.
— Fue frecuente desde el Derecho romano para los casos de incumplimiento de deudas o por la
dejación física del deudor en manos del acreedor (noxa).
- Se aplicó cuando se fue despojando al pater de la responsabilidad por las acciones del hijo o
del esclavo, mediante la dación de éstos a la persona a la que había causado el daño Þ
especie de responsabilidad objetiva, que se resarcía con la entrega de los cuerpos de los que
causaron el daño.
— Derecho visigodo, se que aplicó como pena tanto la entrada en servidumbre como la traditio in
potestate (entrega a la potestad de otro).
— Derecho altomedieval Þ no fueron penas tan frecuentes, aunque se aplicaron en el caso de
adulterio, dejando a la mujer y al amante a disposición del marido, como pena al delito de
perjurio y especialmente por deudas o por no poder hacer frente a la composición pecuniaria
dimanada de la comisión de un delito, etc.
— Recepción del Derecho común Þ se mantuvo en la teoría, pero con poca aplicación en la
práctica, siendo sustituidas por la privación de libertad física, la cárcel, que, evidentemente no
surtía el efecto anterior.
6.5. Muerte civil (interdicción)
— Se ha hecho referencia en diferentes apartados a que diferentes penas llevan aparejada como
accesorias la pérdida de la capacidad de obrar para determinados actos jurídicos Þ Ahora nos
referimos a la pérdida de la capacidad jurídica Þ una de las formas era la entrada en
servidumbre, pero mediante otras condenas se producía el mismo efecto.
— Derecho romano Þ se regulaban también casos de Þ deportación o relegación, a veces con
confinamiento y pena de muerte de quebrantar la condena, que comportaba la pérdida de
bienes y la condición de ciudadano.
- En el Bajo Imperio se aplicaba a los delitos de herejía, o cuando era condenado a muerte
entre la sentencia y la ejecución se consideraba que había muerto civilmente en el momento de
dictarse sentencia.
— Derecho visigodo Þ se aplicó aunque con menos tecnicismo que en el Derecho romano.
— Derecho altomedieval Þ la muerte civil en el sentido técnico-jurídico romano no se aplicó, sin
embargo la expulsión de la comunidad producía el efecto de extinción de los requisitos para la
adquisición de la capacidad jurídica Þ generalmente para delitos como traición, a partir de ese
momento el traidor, proditor, quedaba a merced de cualquiera que incluso podía matarlo
impunemente.
— Recepción del Derecho común Þ esta condena fue la de bando, cuando se le unía la pérdida
de todos sus derechos, reputándose por muerto para cualquier tipo de derecho, incluso la vida.
6.6. Exilio o destierro
— Derecho visigodo Þ la pena de exilio, deportación, relegación o proscripción, fue en este
momento una pena accesoria a otra principal, generalmente cuando no tenía el condenado
medios económicos para el pago de la pena pecuniaria.
- Tanto el destierro como la confiscación de bienes fueron penas típicas de los delitos graves
contra el Estado.


— Sistema jurídico medieval Þ adquiere una nueva dimensión por influencia del Derecho
germánico Þ arriba se ha tratado la extradición como forma de realización de la ira regia, que
precede o sustituye a cualquier tipo de procedimiento Þ Ahora Þ el destierro como pena, que
tiene a su vez diferente contenido.
- Fue:
- Una segunda consecuencia de la declaración de enemistad y ejecución de la venganza.
- El siguiente paso apuntado en el recorte de la venganza privada Þ posibilidad de extradición
del enemigo, la expulsión de la comunidad, que suponía la privación de su condición de sujeto
del Derecho, pero en la que intervenía la autoridad pública.
- Se le solía dar un plazo para dejar la tierra, que solía ser tres o múltiplo de tres (entre tres
días y tres novenas), tiempo durante el cual era protegido por una paz especial (o tregua) que
lo amparaba frente a las agresiones de la víctima o sus familiares.
— Recepción del Derecho común Þ era considerada como un tipo de pena corporis afflictiva o
pena corporal, aunque no hay unanimidad en la doctrina sobre ello.
- Generalmente no era una pena independiente, sino accesoria de penas corporales y
pecuniarias.
- No significaba salida del reino, sino distanciamiento del lugar.
6.7. Privación de libertad
— En el sentido de libertad de movimiento, de entrada en la cárcel o prisión, no de la condición
jurídica de libre, que se ha visto más arriba.
— Fue introducida por el Derecho romano y ampliamente adoptada por el Derecho canónico, que
la utilizó como un modo de recortar las penas de muerte y corporales.
— Fue desconocida por el Derecho germánico y apenas se aplicó en el Derecho visigodo.
— Derecho altomedieval se producen casos en los cuales se puede proceder a la retención del
infractor por parte de la víctima si pasado el plazo del pago de la composición no ha efectuado
el pago.
- Un segundo sentido más se refieren a una medida preventiva que a una pena, por la que se
pone en prisión al acusado antes del juicio
— Recepción del Derecho común Þ se consolida como tal pena Þ entrada en “cepo” fue una de
las condenas más utilizadas dentro de una relativa escala de penas según los delitos.
- Debate en torno a la admisión de la cárcel perpetua.
6.8. Trabajos forzados
— Derecho romano Þ fue muy frecuente
- Los trabajos en minas Þ era una pena perpetua y aplicada a esclavos y libres Þ se podía
optar por la realización de juegos, que podían llevar a redimir la pena.
- Los trabajos forzados fuera de minas podían ser perpetuos o temporales Þ trabajos públicos
necesarios a la comunidad.
- Uno de los trabajos forzado más frecuentes fue el de la condena a galeras.
— Derecho altomedieval Þ disminuye su aplicación
— Recepción del Derecho común Þ aumenta su aplicación hacia el siglo XVI Þ especialmente
frecuente la pena de galeras Þ a veces es subsidiaria de otras penas pecuniarias o corporales,
incluso de conmutación de la pena de muerte.
- A partir del siglo XVII se condena también a la pena de minas y de Obras públicas.
6.9. Penas infamantes
— Doble punto de vista:
- Cuando se trata de la pena infamante, por sí misma, suponen la infamia Þ aparejada la
disminución de la capacidad de obrar (testificación, capacidad para ser tutor, para gestión de
negocios, etc.)
- Como forma de ejecución de cualquier otra pena con forma infamante, que añaden a la pena
sustantiva unos aspectos propios del escarnio y publicidad.
— Derecho visigodo Þ Las penas infamantes y espirituales se imponían tanto a unas clases
sociales altas como bajas.
- Típica pena infamante en este Derecho fue la decalvación.


— Sistema jurídico medieval Þ se extendieron
— Recepción del Derecho común Þ adquirieron unas formas especiales durante el Estado
moderno Þ especialmente como forma de ejecución de otras penas por sus connotaciones de
publicidad y escarnio.
6.10. Penas de inhabilitación para cargos públicos
— Derecho romano Þ fue aplicable a la Península en función del delito, aplicándose
determinadas penas que, además de la restitutio in integrum Þ conllevaba una pena infamante
que inhabilitaban para el ejercicio de cargos públicos Þ condena por hurto, fiducia, sociedad,
tutela, mandato, injuria, dolo, etc.
6.11. Penas espirituales
— Derecho visigodo Þ fueron frecuentes la excomunión, penitencias, etc.
- Penas espirituales específicas: confinamiento en régimen de penitencia en el territorio del
obispo donde se haya cometido el delito, además de administración de sus bienes por las
personas que especifica.
— Derecho altomedieval Þ se recoge la excomunión
— Recepción del Derecho común Þ se incrementa la excomunión Þ fue una pena accesoria en
los casos de delitos contra la honestidad, en los relacionados con el matrimonio y sus
infracciones, en los de falsedad, etc.
7. LA FORMACIÓN DEL DERECHO PENITENCIARIO
— La pena de privación de libertad (en cepo, cárcel o prisión) tuvo su origen en el Derecho
romano Þ ahora se hace un esbozo de las líneas directrices del Derecho penitenciario en el
ámbito histórico.
— Si bien fue una pena que empezó a extenderse en nuestro Derecho altomedieval no se
consolidó hasta muy avanzada la Recepción del Derecho común Þ no sólo exigía el desarrollo
de unos principios, sino también de la construcción de unos establecimientos adecuados, de un
sistema de oficiales para la custodia de presos, de unas normas disciplinarias, etc.
— En la Edad Media el sistema penitenciario era incipiente, apenas había cárceles adecuadas y
el sistema de vigilancia de presos se nutría de los oficiales locales y territoriales que ayudaban
a la administración de justicia “de fecho”, sin tener jurisdicción.
— Sólo a partir de siglo XVI hubo un plan de construcción de cárceles, en cierta medida a
imitación de la Inquisición.
— Desde el siglo XVI hay diferentes autores que se plantean el sistema penitenciario:
- Saturnino de Sandoval, en su obra Tractado del cuydado que se deve tener con los presos
pobres (1563)
- Cerdán de Tallada, en Verdadero gobierno de esta monarquía tomando por propio sujeto la
conservación de la paz (1581)
- Alfonso de Castro (siglo XVI)
- Matheu i Sanz en Tractatus de re criminali (1676)
- Alfonso de Azevedo, Ensayo acerca de la tortura o cuestión del tormento (1770)
- Pedro de Castro en Defensa de la tortura y las leyes patrias
- Juan Pablo Forner, Discurso sobre la tortura (1792)
— Origen del sistema penitenciario al final del período que aquí se analiza, avanzado el siglo
XVIII Þ influencia del penalista Manuel de Lardizábal y su obra Discurso sobre las penas
(1782), además de su actuación en los cargos de la alcaldía del crimen de Granada y como
fiscal del Consejo de Castilla.
- Lardizábal, casi cronológicamente con Beccaría, defendía que las penas debían ser:
- Adecuadas a los delitos y proporcionadas a ellos
- Con publicidad, aunque evitando todo incremento del espectáculo de escarnio
- Eligiendo entre ellas las más leves
- Ejecutadas con prontitud (para que no se pierda la relación delito-pena)
- Irredimibles


- Necesarias (para cumplir su fin, por eso deben ser lo más leves posibles para conseguir su
objetivo)
- Recogida por la ley Þ sin dejar margen a la discrecionalidad del juez
- Las leyes deben ser claras.
- Respecto al sistema carcelario Lardizábal considera que la cárcel es una más de las penas
corporales, pero se debe concebir como un lugar de vigilancia del preso, no de aumento del
tormento Þ introduce algunas ideas que se tomarán más tarde:
- El intento de que no contaminen los más perversos a los demás Þ clasificación de los presos
- Individualización en la medida de lo posible
- Introducción del trabajo en las cárceles Þ para conseguir tanto disciplina como atacar la
ociosidad.
No se ha podido encontrar la URL de especificaciones de gadget.