22. Formas históricas de protección de los derechos y evolución del Derecho Procesal

1. LA FORMACIÓN HISTÓRICA DE LOS DOGMAS PROCESALES
— “Dogmas procesales” Þ cada uno de los conceptos que se utilizan y practican para regular las
actuaciones de las partes contendientes ante el órgano jurisdiccional Þ las conductas
procesales de los litigantes:
- Comparecencia
- Equiparación de las partes
- Publicidad
- Práctica de la prueba,
- Oralidad, etc.
— Hilo conductor Þ lograr una escenificación lo más exacta posible del desacuerdo entre los
contendientes, sustituyendo la lucha directa entre ellos por movimientos simbólicos, reglados y
controlados por una instancia objetiva situada fuera del espacio de discordia.
a) La comparecencia de los litigantes Þ establecida en el Derecho romano se perdió durante la
Alta Edad Media debido al predominio de las actuaciones de autojusticia produciéndose
durante la Recepción del Derecho común el fortalecimiento de los medios públicos que permitió
imponer la comparecencia de las partes litigantes ante el órgano jurisdiccional específico.
b) Equiparación de los litigantes para ser oídos Þ tanto el Derecho romano como el Derecho
germánico contribuyeron por partes iguales a la fijación de este dogma procesal básico.
c) La publicidad de las actuaciones litigiosas Þ facilita esa equiparación, se registra tanto en un
ordenamiento jurídico como en otro. El Derecho canónico la rompió al introducir un tercer
elemento procesal, el favor fidei o defensa de un valor ajeno a los intereses de los litigantes: la
protección de la fe católica como primer objetivo a salvaguardar en el proceso.
d) La práctica de la prueba Þ ha estado en todo tiempo profundamente afectada por la
sacralidad y la limitación de la posibilidad de libre apreciación de la prueba por parte del órgano
jurisdiccional.
e) Los criterios de oralidad en la realización de las distintas fases del proceso fueron
progresivamente sustituidos durante la Recepción del Derecho común por la práctica de la
literalidad (puesta por escrito) de las actuaciones.
f) El Derecho procesal de este sistema jurídico quedó casi absolutamente dominado por la
práctica de los canonistas, al asumir la Iglesia la jurisdicción exclusiva y extensiva sobre las
causas matrimoniales y casi todo el Derecho de familia, así como lo concerniente a todo el
comportamiento que pudiese afectar a la práctica del catolicismo Þ a partir de aquí se utilizan
términos procedentes del vocabulario jurídico romano, especialmente procedente del período
formulario.
2. PROCEDIMIENTO JUDICIAL Y EXTRAJUDICIAL
— Inicialmente Þ el Derecho procesal, como conjunto de normas encaminadas a la actividad
judicial, inicialmente no estaba separado del Derecho privado Þ todo el Derecho romano tenía
un marcado carácter procesal, puesto que regulaba siempre los derechos privados con su
medio de defensa, la acción correspondiente.
- Este carácter se pierde en la Península durante la Edad Media Þ se van a ir creando unos
procedimientos especiales, fuera de la acción jurisdiccional Þ cualquier acto que conllevar un
daño (no había apenas diferenciación entre daño civil y penal) se consideraba de tipo privado Þ
sólo correspondía el resarcimiento al perjudicado y sus familiares Þ a este tipo de
procedimiento que se desarrolla al margen de cualquier tribunal de justicia es lo que
denominamos procedimiento extrajudicial Þ aplicación del principio de autoayuda, por el cual
tanto el perjudicado como sus familiares acudían a la ejecución privada de la justicia.
— El interés del rey siempre estuvo en limitar la ejecución privada de la justicia y atraer hacia sus
tribunales todo tipo de procedimiento, mediante la titularidad exclusiva del ius puniendi Þ
actuación reglada ante los tribunales reales Þ a este procedimiento llamamos judicial.
3. PROCEDIMIENTO CIVIL Y CRIMINAL


— Inicialmente no había una diferenciación entre procedimiento civil y criminal, como tampoco
había entre ilícito civil e ilícito penal Þ todo procedimiento procedía realmente de una demanda
civil, puesto que incluso los delitos generaban una obligación que debía demandarse a
instancia de parte (o mediante la ejecución privada de la justicia).
— Derecho altomedieval Þ primeros pasos del procedimiento criminal Þ cuando el rey introduce
el procedimiento de oficio para determinados casos que va atrayendo hacia sí Þ decretos del
Concilio de Coyanza (1020) y Cortes de Zamora de 1274.
— Recepción del Derecho común Þ se bifurca de forma más nítida el proceso civil del proceso
penal.
4. PROCEDIMIENTO ACUSATORIO E INQUISITIVO
— A partir de la diferenciación entre procedimiento civil y penal y la atracción de la justicia hacia
la jurisdicción real se puede hablar de diferentes tipos de procesos Þ La primera diferenciación
es la de procedimiento acusatorio y procedimiento inquisitivo.
— El procedimiento acusatorio Þ se rige por el principio de que no hay juicio sin denuncia Þ se
caracteriza:
- Iniciación a instancia de parte
- El juez es un mero árbitro de las actuaciones, que las llevan las partes
- Está regido por los principios de oralidad, publicidad, es contradictorio y continuo
- Las partes son las que aportan libremente las pruebas, que no están tasadas y son de libre
apreciación.
- El acusado, mientras se desarrolla el proceso suele estar en libertad, aunque deba establecer
medidas de cautela, especialmente fianzas.
— Procedimiento inquisitivo Þ es un segundo paso que va desde la iniciación del procedimiento
criminal exclusivamente a instancia de parte, mediante acusación (querella) a la iniciación de
oficio Þ Características:
- Iniciativa de oficio
- Forma específica de proceder que se desarrolla primero adoptando la forma de la pesquisa o
inquisitio Þ de un medio de prueba se elevó a procedimiento completo Þ en su evolución tuvo
un papel importante la Iglesia que lo utilizó en su jurisdicción y especialmente cuando se
estableció la Inquisición Þ desde entonces se denomina procedimiento inquisitivo.
- Los principios fundamentales por los que se rige son:
- El juez deja de ser un mero árbitro para convertirse desde el primer momento en acusador Þ
dirige el proceso, acusa y decide el avance el procedimiento
- El acusado pierde en gran medida su condición de parte para convertirse en objeto de la
persecución
- La raíz de este tipo de procedimiento está en la confusión entre delito y pecado Þ el proceso
inquisitivo trata de conseguir por todos los medios la confesión del reo
- La acusación puede ser secreta y se puede iniciar igualmente de oficio
- Suele ser discontinuo y se hace sin intervención del acusado, que suele permanecer en la
cárcel durante todo el proceso.
— Este tipo de procedimiento se mantiene en toda Europa hasta avanzado el siglo XVIII y hasta
el XIX en España
— A partir de ese momento el procedimiento penal asume parte del procedimiento inquisitivo en
la iniciación del proceso, con el fin de que no desaparezcan las pruebas y de que el juez pueda
instruir sin obstrucción el proceso Þ es lo que se denomina fase de sumario o de instrucción.
5. PROCEDIMIENTOS ORDINARIOS Y EXTRAORDINARIOS
— Proceso ordinario Þ existencia de un proceso en el cual se resuelven los litigios sin atender a
una forma procesal singular, sino siguiendo los cauces generales.
— Procesos extraordinarios Þ existen unas fórmulas especiales.
6. LA COMPETENCIA
— Competencia es la facultad de un órgano jurisdiccional para conocer determinados asuntos
frente al resto de los órganos jurisdiccionales.
— Competencia objetiva Þ supuso la consolidación del principio de predeterminación del juez.


7. CONFLICTOS DE COMPETENCIA
— La existencia de una justicia ordinaria y gran número de jurisdicciones especializadas provocó
con frecuencia conflictos de competencias Þ se resolvieron de forma casuística Þ la
competencia para la resolución de conflictos en Castilla la tenía desde 1448 el Consejo Real.
— La principal fuente de conflictos Þ intento de que su competencia abarcara las causas no por
razón de la materia, sino por razón de las personas.
8. COMPARECENCIA, REPRESENTACIÓN Y ASISTENCIA EN JUICIO
— Sólo a los que están legitimados se les considera parte en el proceso Þ parte demandante y
parte demandada.
— Presentada la demanda o querella y citadas las partes, procede la comparecencia en juicio.
- La comparecencia de la parte demandada no es imprescindible Þ puede seguirse el proceso
en rebeldía Þ por incomparecencia del demandado.
- La incomparecencia del demandante Þ generalmente se procede a la finalización del juicio.
— Mayores dificultades se plantean respecto a la representación en nuestro Derecho histórico:
- Derecho romano Þ toda pretensión jurídica protegida estaba acompañada de una acción, que
podía ejercitarse personalmente o por medio de representante.
- El procurador no existió en el Derecho romano con el sentido actual de separación entre la
representación procesal y la defensa, sino que el procurator romano era inicialmente el
administrador de un patrimonio Þ en el Derecho romano justinianeo se confundió la procura con
el mandato.
- En el Derecho visigodo Þ limitó la representación de las personas poderosas que pudieran
influir en la derrota del adversario Þ la representación procesal estuvo restringida al ámbito
penal, sin apenas admisión en el civil.
- Derecho altomedieval Þ se plantea por una parte la representación de los menores que debía
hacerlo el padre y en el caso de los que están en relación de sumisión deben ser
representados por el señor.
- Recepción del Derecho común Þ la representación era voluntaria, para casos civiles y sólo
excepcionalmente en causas criminales (cuando el acusado estuviera ausente).
- Desde este momento aunque aún no hay una total separación entre las figuras de abogado y
procurador, la tendencia a la diferenciación entre representación y defensa en juicio es clara y
se mantendrá progresivamente hasta su total definición.
9. LOS GASTOS DEL PROCESO
— Derecho visigodo Þ una de las primeras referencias Þ la llamada Ley de costas procesales de
Teudis Þ un intento de cortar las prevaricaciones que se producían en torno a los cobros
excesivos por los diferentes conceptos, fijando las tasas máximas que pueden cobrarse a las
partes.
— Los gastos del proceso Þ han sido denominados de diferente manera: expensas, impensas,
dispendios, costas, misiones, etc. de ellos el término “costas” es el que se afianzó en el
Derecho castellano Þ durante la Recepción del Derecho común los juristas suelen emplear el
concepto de expensas.
— Lalinde Þ los define en sentido estricto como el gasto que se considera necesario para la
remuneración de los elementos personales que, con independencia de las partes, hacen
posible el desarrollo del proceso.
- Estos elementos son:
- Los referidos al órgano judicial, burocrático y ejecutor de la justicia Þ en ocasiones el órgano
judicial actuó gratuitamente.
- Los que integran la representación y la defensa procesal de las partes.
- En sentido amplio Þ todos los gastos producidos a las partes para la realización de un
proceso.
No se ha podido encontrar la URL de especificaciones de gadget.