07. La sociedad

Historia y fundamento

La sociedad surge por necesidad de mantener la comunidad económica familiar: a la muerte del paterfamilias sus hijos, hermanos entre sí, eran como socios del patrimonio heredado: formaban parte de esa especie de sociedad que era el "ercto non cito", el patrimonio familiar no dividido, el consorcio familiar.

Esta sociedad familiar que se constituye entre los hermanos que sobreviven al padre se rige por el principio de la solidaridad, en el sentido de que cualquiera de ellos puede gestionar el todo, esto es, vender las cosas comunes, dar libertad al esclavo común, etc.

A semejanza del consorcio familiar de la época antigua, surgirá después la sociedad universal de la época clásica (la "societas omnium bonorum"), aquella que voluntariamente constituyen un grupo de personas que, en una relación en cierto modo de fraternidad, consienten en poner en común todos sus bienes presentes y futuros.

A tal sociedad universal voluntariamente constituída se refiere el presente texto:

"Cuando otras personas querían estar en esta clase de sociedad, podían conseguirlo ante el Pretor mediante cierta acción de ley" (Gai. 3:154 b).

La societas publicanorum es también una forma de sociedad en la que los socios ponen en común deterninados bienes con el fin de desarrollar la tarea de recaudación de tributos y ejecución de contratas de servicios públicos.

La sociedad de explotación agraria por la que un propietario aportaba un fundo y un agricultor sus conocimientos en el cultivo para repartirse las ganancias es también un precedente del contrato de sociedad.

La societas argentarium tenía un objeto determinado cual era la realización de operaciones financieras.

El fundamento del contrato de sociedad radica en la necesidad de aunar bienes y esfuerzos, capital y trabajo, para poder alcanzar determinados objetivos, generalmente económicos, que sin esa unión sería imposible o más dificultoso conseguir.

Extinción

Son causas de extinción de la sociedad:

  1. La muerte de cualquiera de los socios. Es nulo el pacto por el que se acuerda que el heredero de un socio ocupa el lugar de éste en la sociedad. Esto no impide que el heredero esté obligado a continuar las gestiones sociales comenzadas por su causante para no perjudicar los intereses sociales.

  2. La capitidisminución máxima de cualquiera de los socios.

  3. El mutuo disenso o voluntad unánime de todos los socios.

  4. La renuncia de cualquiera de los socios produce:

    • La disolución de la sociedad, si la renuncia no obedece a la intención de obtener para él solo un beneficio determinado.

    • En caso contrario, produce la liberación del resto de los socios de cumplir con el renunciante, pero no libera a éste respecto de ellos.

  5. El ejercicio por parte de un socio de la actio pro socio para solicitar, respecto de él, la extinción del contrato. Produce los mismos efectos que la renuncia.

  6. La bonorum venditio o enajenación forzosa de los bienes de un socio. El socio quebrado carece de patrimonio con el que participar en eventuales pérdidas de la sociedad.

  7. El cumplimiento del fin para el que se constituyó la sociedad o la destrucción o perecimiento de toda la masa social.

Protección procesal

Clases

En atención a la naturaleza de las aportaciones:

  • Societas operarum: aquella en la que se pone en común sólo actividad o trabajo de los socios.

  • Societas rerum: aquella en la que se pone en común sólo bienes o derechos de los socios.

  • Societas mixta: aquella en la que se pone en común, al mismo tiempo, actividades y bienes.

En atención a la extensión de las aportaciones:

  • Societas omnium bonorum o universorum bonorum: aquella en que las aportaciones consisten en la totalidad del patrimonio individual de los socios. Esta sociedad se caracteriza por la exhaustividad de las aportaciones, de forma que se integran en el patrimonio de la sociedad tanto los bienes presentes del socio como los que pueda adquirir tras la constitución de la sociedad.

  • Societas quaestus o sociedad de ganancias. Esta sociedad se caracteriza por la separación entre el patrimonio social y los patrimonios individuales de los socios; cada socio pone a disposición de la sociedad únicamente aquellos bienes que acordó aportar en el momento de formalizar el contrato.

Como modalidades de la sociedad de ganancias, podemos distinguir:

  • Sociedad general: constituida para la consecución de una diversidad indeterminada de fines.

  • Societas alicuis negotiationis: constituida para la realización de actividades concretas.

  • Societas unius rei: constituida para la realización de un negocio concreto, de forma que se extingue una vez este negocio se realiza.

No se ha podido encontrar la URL de especificaciones de gadget.