11. El Parlamento. El sistema parlamentario de gobierno (II)

Origen histórico del sistema parlamentario de gobierno, en Inglaterra

El gobierno parlamentario tiene un origen fundamentalmente empírico.

Inglaterra es el país europeo que primero abandona las estructuras feudales y conoce un proceso relativo de centralización política y de progresiva creación de amplios espacios de libertad individual. Allí no existió la forma política del absolutismo monárquico, sino que transitará de la Monarquía Feudal a la Limitada y de ahí a la Parlamentaria.

Bajo la Casa Tudor vivirá bajo una aparente Monarquía absoluta, pero sólo aparente. Esta Casa gozaba de un prestigio y fueron enormemente populares.

Una Monarquía absoluta exige un ejército propio de soldados que defiendan el poder del Rey, un cuerpo propio de funcionarios y una fuente permanente e independiente de financiación, y de ninguna de estas tres cosas dispusieron nunca los Reyes de Inglaterra.

La Casa Estuardo, con sus intentos absolutistas lo único que consiguieron fueron enfrentamientos civiles. Jacobo I intentó que el Parlamento le votase un impuesto permanente, pero los Comunes se negaron y el Rey disolvió las Cámaras... hasta que necesitó recursos económicos.

El resultado político de los conflictos fue que anunciaron la llegada de la soberanía del Parlamento inglés y el declive inexorable del principio monárquico.

En la deposición de Jacobo I, que abrió el paso a una nueva dinastía, y en la aprobación del Parlamento del Acta de Establecimiento, fue el Parlamento el que dispuso sobre el titular de la Corona y el orden sucesorio.

Por lo tanto, se hizo imposible la Monarquía absoluta, por lo que se consolidó una Monarquía limitada. Monarquía porque el principio monárquico resiste con notable solidez a los embates del principio representativo y limitada porque las revoluciones del s. XVII han dejado clara la potestad legislativa del Parlamento. Asimismo, se consolida el Rule of Law y la derrota de los Tribunales de prerrogativa.

Este dualismo sólo permite el funcionamiento de un Estado de la siguiente forma:

  • Temporalmente por el compromiso que permite la coexistencia de ambas legitimidades.

  • Permanentemente, mediante la disolución de ese dualismo en monismo.

A posteriori se produce una evolución desde el dualismo hasta el monismo.

El Rey sin el apoyo de la Cámara de los Comunes no puede obtener ni la asistencia legislativa ni la asistencia presupuestaria. Por lo que tratará de atraerse a los líderes de los Comunes, lo que va a generar la tendencia a nombrar a su Consejo Privado de personalidades capaces de garantizar la adhesión del Parlamento. Será el embrión del “ Banco azul” .

La evolución del sistema inglés iba, de forma imparable hacia el principio democrático.

Tras el “Acta de Establecimiento”es llamada a reinar la Casa de Hannover, y Jorge I de Hannover, como perfecto alemán, consiguió el alejamiento del Rey, por lo que nace una aproximación de hecho del Consejo hacia el Parlamento. Y, ante la ausencia del Rey, nace la necesidad de una persona que dirija y coordine las acciones y deliberaciones del Consejo, por lo que nace la figura del Primer Ministro por vía consuetudinaria. El Consejo estará más próximo a la Cámara de los Comunes que a la Corona. Se estaba generando la relación fiduciaria entre Gobierno y Parlamento y el surgimiento del Primer Ministro como Jefe del Gobierno.

La forma de gobierno parlamentaria nacerá cuando se establezca la relación fiduciaria entre Gobierno y Parlamento. O sea, el principio de responsabilidad política que comporta el que el Gobierno sólo puede existir y subsistir mientras tenga la confianza parlamentaria.

Esta primera forma de Gobierno parlamentaria es dualista, o sea, que el Gobierno está sometido a la doble confianza, del Rey y del Parlamento. Esta dualidad proviene del doble fundamento de la legitimidad de los Gobiernos: por un lado, la legitimidad del principio monárquico sigue fundamentando el poder del Rey. Por otro lado, la legitimidad racional proveniente de una Cámara representativa.

Esta dualidad de legitimidades se proyecta sobre la dualidad representativa, sobre la coexistencia de una Cámara aristocrática y la otra protodemocrática y, en la situación del Gobierno. Se proyecta también por la titularidad del Rey de competencias legislativas.

El Rey conserva la competencia efectiva de disolver las Cámaras y nombrar y cesar libremente a los miembros del Gobierno.

Su exportación al continente europeo

En la década de los 30 del s. XIX es cuando se produce su importación desde el continente europeo.

La Constitución española de 1837, entre otras, se inspiran claramente en la forma de gobierno del parlamento dualista.

Hubo una fase de compleja existencia del dualismo con el monismo, puesto que la evolución de esa Monarquía de doble confianza hacia la Monarquía parlamentaria va a suponer el triunfo del principio democrático y la posibilidad de permanencia de la institución. Se va a evolucionar hacia una concepción novedosa de la Monarquía en la que la soberanía sólo pertenece al pueblo, representado por un Parlamento elegido por sufragio universal. El Poder Ejecutivo es ejercido por el Gobierno, votad y mantenido por el Parlamento, cuya única confianza necesita y ante el que es responsable políticamente: los Ministros forman el Gobierno como personas de confianza del Parlamento.

El Rey se convierte en titular de un órgano, la Jefatura del Estado; caree de poderes y es una Magistratura de autoridad.

En algunos Estados de Europa se mantendrá la Monarquía si supo o pudo evolucionar hacia el modelo descrito. Pero en los que no, será sustituida por la República parlamentaria monista.

No se ha podido encontrar la URL de especificaciones de gadget.