03. La aplicación de la ley penal en el tiempo

Eficacia temporal de las leyes penales. Consideraciones generales: promulgación y derogación de la Ley Penal

La ley penal está vigente desde su entrada en vigor hasta su derogación.

Entra en vigor tras su aprobación por el Parlamento, su promulgación por el Jefe del Estado, su publicación en el BOE y el periodo de vacatio legis.

Para determinar la ley aplicable hay que conocer el momento de comisión del delito, y a este respecto el art 7 CP dispone:

"... los delitos y faltas se consideran cometidos en el momento  en que el sujeto ejecuta la acción u omite el acto que estaba obligado a realizar"

Es decir, el CP opta por el criterio de la acción -el delito se comete en el momento de la acción- en lugar del criterio del resultado -el delito se comente en el momento de consumación-.

Retroactividad e irretroactividad de las leyes penales. Las leyes penales intermedias y temporales

El principio de irretroactividad de la Ley Penal desfavorable

Es uno de los subprincipios incluidos en el principio de legalidad material. Va dirigido a garantizar la seguridad jurídica: los ciudadanos solo podrán guiar su comportamiento convorme a las leyes vigentes, y por lo tanto cognoscibles, en el momento de actuar.

Art 25 CE: "Nadie puede ser condenado por acciones u omisiones que en el momento de producirse no constituyan delito o falta ... según la legislación vigente del momento".

Art 2.1 CP: "No será castigado ningún delito ni falta con pena que no se halle prevista por Ley anterior a su perpetración. Carecerán, igualmente, de efecto retroactivo las Leyes que establezcan MS".

La irretroactividad de las leyes penales desfavorables plantea problemas en algunos supuestos, lo que sí está claro es que las reglas que regulan la responsabilidad civil derivada del delito no están sometidas a este principio, pues aunque se encuentren contenidas en el código penal no son DP sino Derecho Civil, por lo que rige para ellas el CC.

Tampoco está comprendida en el principio de legalidad penal la jurisprudencia, al no ser esta fuente de Derecho Español. A efectos de la posible retroactividad ello significa que un acusado no puede exigir que se le aplique una interpretación jurisprudencial más beneficiosa cuando la jurisprudencia ha cambiado después de cometer él su delito, alegando que la aplicación de la nueva es retroactividad prohibida. Así lo entiende le TS que afirma que la prohibición de retroactividad se refiere a la ley penal desfavorable y no a la jurisprudencia.

El principio de retroactividad de la ley penal más favorable

Una ley penal puede excepcionalmente aplicarse a un hecho cometido antes de su entrada en vigor cuando esa ley es más favorable para el reo al que se aplica que la que le correspondería por estar vigente en el momento de comisión del delito (art 2 CP).

Este principio se basa en razones de justicia y coherencia con el OJ. Si las valoraciones jurídicas han cambiado no tiene sentido seguir aplicando la ley antigua desfavorable que responde a unas valoraciones superadas.

Tal aplicación retroactiva no solo es posible cuando la ley cambia después de cometer el hecho y antes de que se dicte sentencia, sino incluso aunque al entrar en vigor la nueva ley hubiera recaído sentencia firme y el sujeto estuviese cumpliendo condena. En tal caso hay que revisar la condena.

Pero además, si una sentencia ya se ha cumplido, aún la nueva ley tiene cierto efecto retroactivo, pues en aquellos casos en que viene a despenalizar una conducta, los antecedentes por el delito ahora despenalizado no se tendrán en cuenta para la apreciación de la agravante de reincidencia.

Puede haber casos en que no quede claro cuál es la ley más favorable, por ejemplo cuando las penas previstas en uno y otro texto son de distinta naturaleza, por ejemplo pena privativa de libertad contra inhabilitación. En caso de duda, será oído el reo, aunque su opinión no es vinculante para el juez, que es quien decide en última instancia.

Una ley intermedia es aquella que no estaba vigente en el momento de comisión de los hechos, lo estuvo después, pero dejó de estarlo antes de la celebración del juicio. El TS ha considerado aplicable la ley intermedia si era más beneficiosa para el reo que las vigentes en el momento de comisión de los hechos y de celebración del juicio, argumentando que si la justicia funcionase con mayor celeridad el sujeto se habría podido beneficiar.

Una ley temporal es aquella que tiene limitada su vigencia a una determinada situación o a la concurrencia de ciertas circunstancias, por ejemplo las leyes promulgadas en situaciones de excepción o de alarma. El art 2 CP establece que las leyes temporales se aplicarán siempre a los hechos cometidos bajo su vigencia no pudiendo aplicarse a los mismos retroactivamente una ley posterior más favorable.