11. El empresario individual

El empresario individual (o comerciante) es la persona natural que ejercita en nombre propio, por sí o por medio de representante, una actividad constitutiva de empresa.

El empresario de hoy es el comerciante o mercader de ayer. Y, en realidad, cuando el Código declara comerciante a la persona «que teniendo capacidad legal para ejercer el comercio se dedica a él habitualmente», deja traslucir ya la figura del empresario: en el ejercicio habitual del comercio siempre estuvo en potencia el desarrollo profesional de una actividad económica organizada para servir necesidades del mercado; en otros términos, estaba en potencia el ejercicio de una actividad empresarial, que se va haciendo cada vez más visible a medida que las nuevas exigencias de orden técnico y económico fuerzan al antiguo comerciante a desarrollar y perfeccionar la organización para el desenvolvimiento de su actividad profesional.

Tras las reformas introducidas en los Títulos II y III del Libro I del CCom por la Ley 17/1973 algún precepto comenzó a referirse a los «comerciantes o empresarios [mercantiles] individuales» como sinónimos. La Ley 19/1989 significó la definitiva sustitución en ellos de la referencia al comerciante por la referencia exclusiva al empresario individual. Sucede así que actualmente para referirse al mismo sujeto coexiste en el Código la añeja terminología de «comerciante» con la más nueva y mejor adaptada a la realidad de «empresario».

Leer más